Banco de la República recorta su tasa de intervención a 3,75 %

Banco de la República recorta su tasa de intervención a 3,75 %

La decisión de la junta del Emisor está en línea con la de otros bancos centrales del mundo.

eMISOR

Banco de la República recorta su tasa de intervención a 3,75 %.

Foto:

EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
27 de marzo 2020 , 08:58 p.m.

En línea con las decisiones de otros bancos centrales del mundo, con lo previsto por los analistas del mercado y dada la coyuntura de emergencia económica y social provocada por la rápida expansión del covid-19 en el país, la junta directiva del Banco de la República redujo su tasa de intervención del mercado en 50 puntos básicos hasta el 3,75 por ciento.

Esta decisión, que contó con  el voto unánime de los codirectores de la autoridad monetaria del país, se suma a las demás medidas de liquidez que en las últimas dos semanas ha venido adoptado el Banco de la República para enfrentar la difícil situación por la que comienza a atravesar la economái por cuenta de la decretada pandemia.

(Le puede interesar: Coviandina suspende cobro de peajes en la vía Bogotá-Villavicencio)
 
"Es importante mencionar que los tipos de interés del banco central permanecieron inalterados durante casi dos años. El mercado esperaba una reducción en las tasas dada la coyuntura de crisis económica actual, las necesidades de liquidez del mercado y el sector financiero y la necesidad de darle un impulso a la actividad productiva, que se verá bastante golpeada por la para que están teniendo varias empresas, como resultado de las medidas que ha adoptado el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus", indicó Julián Cárdenas, economista de la AFP Protección, tras conocerse la decisión.

La junta consideró que la reducción de la tasa de interés igualmente contribuirá a aliviar la carga financiera de los hogares y de las empresas durante la actual coyuntura.

Esta baja de la tasa del Banco de la República se traducirá en un menor costo del crédito para las personas y empresas, aunque este impacto no será inmediato, sino que tardará varios meses.

No obstante, una vez los efectos de esta decisión se trasladen al mercado, las personas y las empresas tendrán acceso a crédito bancario en condiciones de costo mucho mejores que las actuales para seguir desarrollando sus actividades productivas.

Hasta el pasado 20 de marzo las tasas promedio que cobraban los bancos por un crédito de consumo estaba en 15,83 por ciento efectiva anual; en tarjetas de crédito, 25,36 por ciento; en microcrédito, 37,39 y para créditos ordinarios 9,46 por ciento, según datos de la Superintendencia financiera.

La decisión contó con el voto unánime de los codirectores de la autoridad monetaria y se suma a las demás medidas de liquidez que en las últimas dos semanas ha venido adoptando el Emisor, y que volvió a reforzar.

“Los tipos de interés del banco central permanecieron inalterados durante casi dos años. El mercado esperaba una reducción dada la coyuntura de crisis económica actual, las necesidades de liquidez del mercado y el sector financiero y la necesidad de darle un impulso a la actividad productiva, que se verá bastante golpeada por las medidas para frenar la expansión del coronavirus”, indicó Julián Cárdenas, economista de la AFP Protección.

Y es que según Alejandro Ryes, economista de BBVA Research, aunque los codirectores del Emisor no dejan entrever el escenario macro que analizan para la toma de esta decisión, los comentarios dejan ver que sus estimaciones, por el momento privadas, apuntan a una desaceleración considerable de la actividad por un periodo que podría ser mayor que el anticipado inicialmente.

Más medidas de liquidez

Y como por el frenazo de la actividad productiva muchas empresas y personas necesitarán recursos monetarios significativos, en la junta de ayer el Banco de la República también autorizó el acceso a los fondos de cesantías, a través de sus administradores, a las subastas de compras de títulos privados y a las subastas de repos (compra de títulos con el compromiso de recompra) con títulos públicos y privados.

Igualmente, y en vista del comportamiento volátil del dólar, la junta también dio luz verde a la convocatoria a una nueva subastas de venta de dólares a futuro por 1.000 millones de dólares, que es un mecanismo de cobertura, y de swaps (acuerdos de intercambio) por 400 millones de dólares.

Esta subasta se llevará a cabo el próximo 30 de marzo, y a través de estos swaps el Banco de la República vende dólares de contado y los compra a futuro (en 60 días).
Con la medida se brinda liquidez transitoria en dólares a un grupo amplio de entidades financieras, buscando aliviar posibles restricciones de financiamiento externo y las presiones en el mercado cambiario.

La nueva subasta de operaciones de cumplimiento financiero, por 1.000 millones, será a 30 días y se hará el 30 de marzo. Así, el saldo de swaps llegaría hasta 800 millones de dólares y el de forwards de cumplimiento financiero llegaría hasta 2.000 millones de dólares.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.