Más de 400.000 puestos nuevos aún no impactan el desempleo

Más de 400.000 puestos nuevos aún no impactan el desempleo

Se presenta aumento de puestos de empleados y obreros del sector privado.

Desempleo

El desempleo en noviembre fue de 9,3 por ciento frente al 8,8 por ciento de un año atrás.

Foto:

Istock

Por: Economía y Negocios
27 de diciembre 2019 , 11:05 p.m.

En noviembre, el país generó 413.000 empleos nuevos frente al mismo mes del año anterior, y aunque es la mayor creación de puestos en 29 meses, aún no frena el desempleo, que ese mes fue de 9,3 por ciento frente al 8,8 por ciento de un año atrás.

Frente a estos resultados, expertos del grupo de investigaciones del Banco de Bogotá comentaron que son de esperarse en el futuro mejoras en el mercado laboral y mayores niveles de contratación, por cuanto “la actividad económica ha consolidado una senda de recuperación que la ha llevado a crecimientos no observados en los últimos cuatro años”.

De acuerdo con las cifras presentadas el viernes por el Dane, esta importante generación de trabajos adicionales se está centrando, además, en empleo de mayor calidad, pero la cantidad de personas que están ingresando al mercado laboral son todavía más, lo que explica el aumento de la tasa de desocupación.

Así, en noviembre hubo 589.000 personas nuevas en el mercado laboral, con respecto al mismo mes del 2018, y como los trabajos nuevos fueron 413.000, hubo 176.000 nuevos desempleados.

En esa entrada de más personas al mercado es clara la presión de la inmigración venezolana. En el año terminado en noviembre ingresaron al mercado laboral más de 400.000 personas nuevas que un año atrás vivían en Venezuela, y de ellas, 327.000 tuvieron trabajo.

A ese respecto, Juan Carlos Guataquí, analista independiente y exsubdirector del Dane, comenta que desde el 2017, en un informe de la Universidad del Rosario en el que él participó, se pronosticaba cómo la migración incrementarían el desempleo y la informalidad.

Guataquí también comenta que el mismo desempleo creciente puede llevar a que más personas de los hogares salgan a buscar trabajo, ante el deterioro de los ingresos. Adicionalmente, dice, “varios analistas hemos expresado preocupación por las variaciones súbitas de la población económicamente activa, y el monto de esas variaciones”.

Varios analistas hemos expresado preocupación por las variaciones súbitas de la población económicamente activa, y el monto de esas variaciones

Sobre ese aumento de la población activa (quienes trabajan o buscan trabajo), el equipo de investigaciones de Bancolombia subraya que en las ciudades, el crecimiento de 2,74 por ciento es el más elevado desde febrero de 2016, hecho que considera “de destacar, debido a que venimos de un contexto de ‘desmotivación pura’, en donde los ingresos por remesas y otras transferencias han sido un desincentivo importante para la participación laboral”.

Entre tanto, los expertos del Banco de Bogotá advierten que si bien hay buenas perspectivas para el mercado laboral, “surgen dos interrogantes que podrían moderar dicho efecto. De un lado, el aumento del salario mínimo para 2020 de 6 por ciento (...), que podría afectar los niveles de contratación el próximo año. De otro lado, las demandas en contra de plataformas digitales de transporte público, que en caso de que se confirmen las sanciones podría reducir el volumen de ocupados del mencionado sector”.

Calidad del empleo

De otro lado, en el trimestre terminado en noviembre, el sector privado creó 344.000 nuevos puestos de empleados y obreros, que corresponden principalmente a empleo formal, pero en ese mismo periodo desaparecieron 439.000 puestos por cuenta propia, empleo principalmente informal y de rebusque, así como 140.000 posiciones de patronos, que en buena medida también son autoempleo.

Estos resultados de la Encuesta de Hogares del Dane ilustran cómo el fuerte incremento de puestos, especialmente formales, no alcanza a absorber la entrada de personas nuevas o aquellos que dejan su actividad por cuenta propia y comienzan a buscar un empleo como asalariados de empresas.

Otros resultados del reporte del Dane que muestran una mejora en la calidad del trabajo es la caída del trabajo informal a 46,2 por ciento en el trimestre terminado en noviembre, en comparación con el 46,9 por ciento registrado el año anterior en las 13 principales ciudades.

Si se amplía la mirada a las 23 principales ciudades, la informalidad también se reduce, en este caso, de 48,1 por ciento a 47,2 por ciento.

Pese al aumento del desempleo, “el reporte se dio en un contexto de noticias positivas para el mercado laboral”, dice el equipo de Bancolombia. Se refieren, por ejemplo, al crecimiento de la población ocupada en las ciudades, de 2,14 por ciento, dando continuidad “al registro positivo de octubre”, luego de que en el resto del año había crecimiento cero.

Sectores

Mientras el sector agropecuario es el que más pierde puestos de trabajo, el que más crea es servicios comunales, sociales y personales. En el trimestre de septiembre a noviembre, se perdieron 208.000 empleos del sector agropecuario, en tanto que en los servicios hubo una creación de 116.000 trabajos.

Otros sectores que suman puestos nuevos son comercio y construcción, mientras que se destruyen posiciones en industria y actividades inmobiliarias.

La desocupación sigue siendo especialmente sensible entre la población joven y entre las mujeres, y el flagelo sigue afectando más a Quibdó y menos a Cartagena (ver recuadros).

Tras la cifra global de desempleo se esconden contrastes entre las ciudades capitales, jóvenes y mayores, y mujeres y hombres. Sin olvidar la particular situación de la ola migratoria venezolana.

Ciudades

De acuerdo con el Dane, Cartagena es la ciudad con la menor tasa de desempleo del país, y es de solo 6,2 por ciento. En el otro extremo está Quibdó, capital del departamento del Chocó, en donde el 20,5 por ciento de la población económicamente activa se encuentra sin trabajo.

En todo el país, en noviembre se registraron 22,8 millones de personas ocupadas, lo que representó un aumento significativo del 1,8 por ciento con respecto al mismo mes del 2018. Es decir, 413.000 personas nuevas ingresaron al mercado laboral. La mayor contribución a este segmento se registró en trece ciudades, entre las que se encuentran Bogotá y las áreas metropolitanas de Medellín, Cali y Bucaramanga, por mencionar algunas, las cuales contribuyeron con 1 punto.

Jóvenes

El 16,7 por ciento de la población económicamente activa de la juventud (entre 14 y 28 años de edad) se encuentra desempleada.

Así, el desempleo juvenil sube con respecto al trimestre septiembre-noviembre de 2018, cuando la tasa de desempleo entre los jóvenes fue de 16,1 por ciento.

En coherencia con el balance por ciudades, el mayor número de jóvenes sin trabajo se registra en la ciudad de Quibdó, con un 27,9 por ciento. Al contrario de esto, la medición de las 23 ciudades y áreas metropolitanas reflejó que Pereira es donde más se encuentran empleadas las personas pertenecientes a este segmento. El desempleo juvenil en la capital de Risaralda tuvo la tasa más baja registrada en el país (14,1 por ciento).

Migrantes venezolanos

La tasa de desempleo de la población de migrantes venezolanos que llevan menos de 12 meses en Colombia fue de 20,6 por ciento en el año completo que va de diciembre del 2018 a noviembre del 2019. Durante ese lapso, 327.000 de estas personas tenían empleo. Entre esta población hubo un incremento de la desocupación frente al año pasado, cuando la tasa fue de 17,8 por ciento.

Sin embargo, según el reporte del Dane, aunque la población venezolana con más de un año de permanencia en Colombia también ha aumentado su nivel de desempleo, para estos casos la tasa es mucho menor: de 10,3 por ciento. Para estas personas, el aumento de la desocupación es de 0,8 puntos, pues en el periodo anterior la tasa fue de 9,5 por ciento.

Mujeres y hombres

El aumento del desempleo en noviembre afectó tanto a hombres como a mujeres. En el primer caso, la tasa de desempleo tuvo un aumento de 0,5 puntos porcentuales pasando de 6,5 por ciento en noviembre de 2018 a 7,0 por ciento en el mismo mes de este año.

Con respecto a las mujeres, aunque la variación en puntos porcentuales fue la misma que la de los hombres, la tasa fue más alta, alcanzando, en el mes de noviembre de 2019, el 12,2 por ciento. En el mismo periodo de 2018 la tasa había sido de 11,7 por ciento. En Cartagena, ciudad con menor desempleo en el país, el 4,7 por ciento de los hombres se encuentra desempleado, mientras que las mujeres sin empleo representan el 8,2 por ciento.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.