Secciones
Síguenos en:
Así puede llevar unas finanzas del hogar saludables en pareja
Finanzas personales

Superar las brechas de género en formación financiera es un deber de todos para lograr bienestar.

Foto:

123rf

Así puede llevar unas finanzas del hogar saludables en pareja

Superar las brechas de género en formación financiera es un deber de todos para lograr bienestar.

FOTO:

123rf

Los hábitos de ahorro, inversión y endeudamiento de uno terminan por impactar a la otra persona.

El entendimiento entre una pareja que ha decidido conformar un hogar también deben empezar por fijar unas reglas claras en cuanto al manejo de su economía para evitar que, con el paso del tiempo, surjan problemas que pongan en riesgo su estabilidad familiar y, por supuesto, su salud financiera.

(Lea también: Fenalco planteó fechas para días sin IVA; falta confirmación del Gobierno)

Según Irina del Mar Nieto, Líder del programa de Educación Financiera de Financiera Progressa – Progressa Financieramente – estar preparados para responder preguntas como ¿cuentas conjuntas o separadas? ¿cómo debieran gestionarse los recursos cuando los ingresos no son similares? ¿qué hacer para que mi pareja se alinee a mis objetivos y mi estilo financiero? deben ser prioridad individual y colectiva de la relación con el objetivo de garantizar la estabilidad financiera de las partes, mientras construyen experiencias.

(Le puede interesar, además: Superfinanciera a la banca: se debe prestar más para que reactivación siga)

Y es que cuando se vive en pareja, es normal que en el día a día surjan discusiones sobre la priorización de los recursos, presupuestos incompatibles y estrategias de gastos que no se ajustan, lo que puede dar lugar a desacuerdos y disgustos innecesarios si no se tiene desde un comienzo de la relación claridad sobre el manejo y la organización de las finanzas del hogar, lo cual incluye aspectos fundamentales como  el dinero para viajar, el pago de arriendos o la hipoteca, asumir responsabilidades compartidas y establecer prioridades individuales.

La experta señala que: “Hoy más personas están comprendiendo que los ingresos, los hábitos de administración, su idea de ahorro e inversión y, por supuesto, el endeudamiento de cada uno, impactan su bienestar como individuos y como pareja” destacó la Candidata a Master en Behavioral Economics.

Sin embargo, agrega que aunque no existen fórmulas universales para determinar la administración de los recursos en pareja, sí se pueden generar hábitos financieros y conductuales que les permitirán llegar a acuerdos efectivos y sin malentendidos. En ese sentido, la experta recomienda:

Cinco ideas prácticas

1. Historia personal de la pareja con el dinero: Identificar mecanismos utilizados para alcanzar las metas en cada caso. Mientras unos recibieron el ejemplo del ahorro, otros crecieron con el modelo del endeudamiento, lo que tiene una relación directa sobre los hábitos financieros de los adultos, aspecto que les dará un punto de partida para abordar las diferencias.

2. Identificar sus “deben ser” y mis “deben ser”: Dialogar sobre los valores y creencias personales, lo que no es negociable y lo que sí y acordar límites en ambos casos. Esto reducirá los riesgos de actos abusivos o acciones directas que atenten contra los intereses financieros y personales de su pareja.

3. Presupuesto compartido: Identificar la tendencia individual al gasto conversando con madurez y respeto para reconocer cuál de las partes tiene más tendencia al gasto innecesario. Estos son elementos que se deben llevar a una conversación franca que dé como resultado un plan financiero en equilibrio.

4. Visión del futuro: Conversar sobre los planes a corto, mediano y largo plazo de uno y otro, sobre el tiempo que dedican a trabajar vs. disfrutar, vida profesional, sueños que quieran realizar y patrimonio que quieran construir. Estas charlas permitirán alinear expectativas, comprender en cuáles van juntos y otros en los que, tal vez, deban ir individualmente y el otro estará ahí como soporte emocional.

5. Percepción del éxito: Pareciese sencillo, pero tiene muchos elementos de fondo basado en la personalidad, la crianza, profesión, el entorno en el que cada persona se desarrolla. Mientras para unas personas, el éxito es la armonía en las relaciones de pareja, familia, amigos y su forma de obtener y administrar el dinero, otros lo percibirán como escalar, ascender, lo que pueden comprobarse a través de, más dinero, más felicidad.

Seis pasos complementarios

La coach y líder del programa Progressa Financieramente, explica que poner en práctica las sugerencias compartidas alejará a las personas de las frustraciones individuales y como pareja. Así que para mantener el corazón y el bolsillo en equilibrio se pueden aplicar estas estrategias:

1. Comunicación clara y constante: Hablar acerca de su historia con el dinero, pero también de sus sueños, expectativas, de sus emociones cuando reciben dinero, cuando gastan, cuando hay deudas, cuando no hay dinero, cuando ahorran.

2. Definir objetivos y acuerdos: Construir el plan de los objetivos de vida en las diferentes áreas física, personal, familiar, profesional, diversión, sueños a corto plazo, sueños a largo plazo y, por supuesto, como estos se alinean con el área financiera.

3. Juego de roles: Cuando en la administración del dinero tienen personalidades muy opuestas, pueden convertir en un juego cambiar el rol por una semana: el ahorrador gastar un poco y el que tiene mayor tendencia al gasto, hacer el papel del ahorrador, esto ayudará a crear empatía, comprensión y a observar los potenciales como equipo.

4. Conciencia: La administración del dinero en una relación es de todas las partes involucradas, así que independiente de quien paga qué, deben tener conocimientos de cómo se gestiona el dinero y cuál es el estado económico del otro y así evitar sorpresas futuras que puedan afectar sus bolsillos.

5. Lo que cuenta no es lo que ganan, es cómo lo administran, ahorran e invierten: Siempre es una buena alternativa vivir un estilo de vida un escalón inferior de lo que sus ingresos lo permiten. La sensación de abundancia se percibe cuando al final del mes te sobra dinero y no sientes que “necesitas comprar más”.

6. Complicidad y apoyo: Ser pareja puede significar muchas cosas, apoyarse en el cumplimiento de los sueños, ser el monitor amoroso en momentos de debilidad ante un gasto incensario, ser el motivador para que su patrimonio crezca, animarse a participar de espacios de crecimiento personal que les permita gestionar mejor sus emociones y satisfacción personal. A más amor propio y equilibrio emocional, más bienestar financiero habrá.

Todo lo anterior, debe suceder en espacios de conversación donde prime la empatía, alegría, buena música, una buena comida, un espacio diseñado para el disfrute, precisa la experta.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.