Avanza proyecto de 'borrón y cuenta' nueva en centrales de riesgo

Avanza proyecto de 'borrón y cuenta' nueva en centrales de riesgo

Habría efecto negativo sobre el 90 % de personas que tienen como garantía de crédito su reputación.

Deudores

Más del 90 por ciento de la información que reposa en las Centrales de Riesgo en Colombia es positiva, es decir, de personas que están al día y pagan a tiempo sus obligaciones financieras.

Foto:

EL TIEMPO / Cortesía

Por: Por: redacción Economía y Negocios
04 de diciembre 2019 , 03:30 p.m.

El proyecto de ley con el que se busca un 'borrón y cuenta nueva' para algunos deudores del sistema financiero colombianos avanzó ayer en el Congreso y pasa ahora a tercer debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, lo cual prendió otra vez las alertas por los efectos negativos que esto podría tener sobre las personas que solo tienen como garantía crediticia su reputación, entre otros.

Y es que como se sabe, dicho proyecto, cuyos autores son los senadores David Barguil, del Partido Conservador, y Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal, busca una amnistía, por una sola vez, para quienes cancelen sus deudas dentro de los seis primeros meses de vigencia de la ley.

Y mientras los autores del proyecto señalan que una medida de esta naturaleza le permitiría volver a ser sujetos de crédito a miles de colombianos que por alguna circunstancia entraron en mora con sus préstamos, algunos analistas advierten que, si se llega a aprobar esta medida, su efecto podría ser contrario y terminaría afectando a quienes no tienen garantías crediticias.

""Más de 90 por ciento de los colombianos sólo tiene la garantía reputacional como carta de presentación para acceder al crédito. De aprobarse el proyecto, se afectaría la garantía reputacional de los jóvenes de bajos ingresos y de la gran mayoría de personas que están empezando su vida crediticia. También, se afectaría la garantía reputacional de al menos 64 por ciento de las mujeres bajos ingresos, quienes acuden al crédito para proyectos productivos", advierten.

La iniciativa indica que si la deuda es menor al 20 por ciento del salario mínimo (menos de 156.000 pesos), la entidad deberá notificarle al deudor dos veces antes de reportarlo a una central de riesgo.

Pero además, una vez se ponga al día, el tiempo de reporte será el mismo de la mora y no el doble como ocurre actualmente. Por ejemplo,.si se demora 6 meses en pagar, este será el tiempo de reporte y no 12 meses.

Tiempo de 'castigo'

El proyecto en trámite también contempla que "si la personas "se pone al día, el máximo tiempo de reporte serán 2 años y no 4 como sucede en la actualidad".

Y, además, ordena que la calificación crediticia de una persona debe normalizarse de inmediato cuando se elimine el reporte negativo. Hoy en día, si una persona está en mora, su calificación disminuye y aunque pague, esta calificación no sube", precisa el proyecto.

Pero quienes advierten sobre los efectos negativos de esta iniciativa sostienen que si este se convierte en ley de la República, "la disminución del término de permanencia se produce a expensas de quienes pagan de manera oportuna, ya que los deudores que cumplen (sin atrasos) se asimilan rápidamente a quienes presentaron morosidad anticipada".

Subrayan que en la actualidad el 50 por ciento de las obligaciones en mora, presentan atraso superior a 2 años. "La disminución de la caducidad eliminaría la mitad de las obligaciones en mora relevante para el análisis de riesgo crediticio", lo cual es muy negativo para el sistema crediticio del país.

Consultas gratis

Otros de los aspectos que incluye el proyecto de 'borrón y cuenta nueva', tienen que ver con  la posibilidad de que si después de 5 años de haber entrado en mora no se han iniciado acciones de cobro judicial, el reporte negativo caducará.

Hoy en días lo que establece la Ley de Habeas Data es que cuando la mora es de 2 años o superior, el término de permanencia es de 4 años, contados a partir del momento en el que la obligación se extinga.

Cuando la mora es inferior a 2 años, el término de permanencia es del doble de la mora, contados a partir del momento en el que la obligación se extinga.

Y cuando las obligaciones se encuentran insolutas, el término de permanencia debe contarse una vez se cumpla el término de prescripción ordinaria, es decir 10 años, sin la necesidad de la declaratoria de un juez. En este caso, la Fuente debe cerrar la obligación con la justificación “Insoluta”. Una vez se reporte este estado, el Operador contará los cuatro años de permanencia de la información negativa.

Uno de los propósitos también es brindarles la oportunidad a los ciudadanos de consultar de forma gratuita su información financiera y crediticia en cualquier momento, sin que esto afecte su calificación.

Por: Redacción Economía y Negocios

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.