‘Hoy todos tenemos un corresponsal bancario a la mano en el celular’

‘Hoy todos tenemos un corresponsal bancario a la mano en el celular’

Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades, habla de 5 retos para una cobertura máxima.

Freddy Castro

Freddy Castro Badillo es el actual director del programa Banca de las Oportunidades.

Foto:

EL TIEMPO / Cortesía

Por: Carlos Arturo García M.
07 de enero 2020 , 09:00 p.m.

Hasta septiembre del año pasado el 83,3 por ciento de la población adulta colombiana (cerca de 29 millones de personas) contaba con al menos un producto financiero, mientras que el ciento por ciento de los municipios del país tenían de cobertura financiera, un avance que deja bien parado al país, por lo menos, frente a sus pares Latinoamericanos.

De hecho, en el más reciente reporte ‘Global Microscope 2019’, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Colombia lidera el escalafón de economías emergentes en esa materia, en el que obtuvo un puntaje de 82 sobre 100, superando, incluso, a México (74), Brasil (69) y Chile (65), otros grandes de la región.

Conseguir esto no hubiese sido posible sin el trabajo mancomunado de entidades como la Unidad de Regulación Financiera, el Departamento de la Prosperidad Social, la Superintendencia Financiera, Bancóldex, Finagro, las entidades privadas y el programa Banca de las Oportunidades, dice su director Freddy Castro Badillo.

El directivo, quien conversó con EL TIEMPO, es un convencido de que, si bien hay avances importantes, los retos son aún mayores, pues la meta de aquí al 2022 es que más de 31 millones de colombianos adultos (85 por ciento) estén bancarizados, pero, además, con productos activos tanto de ahorro como de crédito y seguros, entre otros.

(Le puede interesar: El BID habla de mayor cobertura en pensiones)

Con esos niveles de bancarización ¿qué sigue ahora para lograr máxima cobertura en este frente?

Hemos dado un paso importante en estos últimos años. En 2006, solo el 51 por ciento de los colombianos accedían a un producto de ahorro o de crédito, ese mismo año el 30 por ciento de los municipios no tenían ningún tipo de cobertura financiera. Para el tercer trimestre del 2019 el 83,3 por ciento de los colombianos adultos accedían a uno de esos productos, mientras el ciento por ciento de los municipios contaba con cobertura bancaria.

Pero hay temas en los que debemos seguir trabajando, como en el indicador de uso de esos productos, que podamos llegar con los productos y servicios a las zonas rurales, que se avance en la creación de un ecosistema de pagos, que más colombianos accedan a los seguros y que el crédito irrigue a un segmento más amplio de la población.

¿Cómo la transformación tecnológica ayudará en estos propósitos?

En la medida en que la segunda fase del proceso de inclusión financiera está enfocada tanto en el uso de esos productos como en la creación de ecosistemas de pago digital, esto sin duda, facilitará el acceso al crédito a aquellas personas que por años no han accedido a este.

En 10 años hablar de un corresponsal bancario será obsoleto porque, cuando estos se crearon, la gente iba a pagar allí sus facturas y a hacer todo tipo de operaciones. Hoy quienes tenemos un celular, tenemos un corresponsal bancario a la mano, pero se necesita desarrollar esos ecosistemas de pagos para solucionar algunas fallas, no todas, como el acceso al crédito y problemas relacionados con la informalidad que genera el excesivo uso del efectivo.

(Además: Abecé para aprovechar la nueva ley de servicios bancarios gratuitos)

Pero esos ecosistemas demandan el concurso, además, de todo el comercio y parte de este se niega a tener datáfonos, un canal clave para las transacciones electrónicas...

Ahora mismo tenemos un proyecto con RedCo (Red de Comerciantes Colombianos). Estamos haciendo un piloto con tenderos para revisar cuáles pueden ser las mejoras de esos procesos, pero lo que de verdad logra empezar a construir ese ecosistema son las redes de transporte porque es lo más masivo que tenemos.

Cuando se construye ese hábito de pago digital, luego ese ejercicio se traslada a la tienda, al comercio y a otros renglones de la economía y la cotidianidad. Con el tiempo quienes no reciban pagos digitales se van a rezagar, eso es lo que le sucederá a los comercios que no entren en la onda digital, porque cada vez más los pagos migran a las billeteras electrónicas y otros mecanismos, Seguramente el datáfono en 10 años habrá pasado de moda, será la panela de Nokia de hace 20 años, estos ya no son la tecnología a la que se debe apuntar.

Existe una falencia grande en materia de seguros ¿cómo corregir ese atraso?

Creo que uno de los frentes en los que hay más cosas por hacer en Colombia es en la penetración de seguros, estamos rezagados frente a otros países de la región. En el Plan de desarrollo se establece la creación del piso mínimo de protección social, con lo que se abre un espacio de crecimiento para las aseguradoras y los fondos de pensiones, en la medida que promueve para que las personas contratadas por horas o días puedan acceder a los Beps, riesgos laborales y microseguros.

Pero creo que lo prioritario es concentrarnos en ecosistemas de pagos, porque con esto se empieza a pegarle al crédito, a bajarle al uso del efectivo y a sumar en seguros, que hoy desde el celular también se pueden adquirir.

Banco de Bogotá

Seguramente el datáfono en 10 años habrá pasado de moda.

Foto:

Mauricio Moreno / El Tiempo

¿Cuál es el plan para destrabar el crédito y que este llegue a más personas?

Acá también hay muchos temas pendientes. Uno fundamental es que hoy las mujeres en el país acceden menos al crédito que los hombres y nuestra hipótesis es que esto tiene que ver con la aversión al riesgo, la falta de garantías para respaldar eso préstamos y al menor tiempo disponible para el desarrollo de actividades productivas que les permitan tomar esos créditos y asumir los riesgos.

Nos hemos dado a la tarea de darle un nuevo impulso a las garantías mobiliarias, porque, la verdad, falta mucho para que los empresarios puedan acceder a crédito con este respaldo.

¿En qué se ha fallado?

La ley es del 2013, pero a hoy no existe un listado completo de cuáles son los activos que deben ser sujetos de garantías mobiliarias y no tenemos tan clara la valoración de dichas garantías, porque no hay peritos suficientes para ello. También hay problemas de información y de desarrollo de procesos, por eso se necesita un empujón adicional porque no funcionan como fue el propósito original.

Por eso, vamos a implementar las metodologías de valoración y tanto el listado como esas metodologías quedarán disponibles en las aulas virtuales de Bancóldex y de la Cámara de Comercio de Bogotá. Ahora trabajaremos en crear conocimiento sobre peritos evaluadores y sobre procesos que se deberían considerar a la hora de cobrar una garantía mobiliaria.

Con el tiempo quienes no reciban pagos digitales se van a rezagar, eso es lo que le sucederá a los comercios que no entren en la onda digital

El reto es bancarizar a las zonas rurales

Otro propósito del Gobierno para seguir avanzando en materia de bancarización es llevar más servicios financieros a las zonas rurales y rurales dispersas. Según Freddy Castro, hay que bancarizar a 580.000 personas que viven solo en zonas dispersas.

Para ello es clave la tecnología, dice, pero también, es clave lograr que haya mayor conectividad en esas zonas alejadas del país.

“Hay oportunidades de mejora en este frente, la mayoría de las soluciones ya están listas, pero hay que insistir en la facilidad para acceder a esos servicios y en cómo hacerlo. Debemos trabajar más en educación financiera, en apropiación de las herramientas por parte de las personas y allí también es clave el cambio que se está dando en la regulación”.

CARLOS ARTURO GARCÍA M. 
En Twitter: @CarlosGarciaM66
artgar@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.