¿Qué hacer con el pago de rutas escolares por la cuarentena?

¿Qué hacer con el pago de rutas escolares por la cuarentena?

Superindustria pidió concepto al Mineducación tras denuncias y consultas de padres de familia.

rutas escolares

Según la Secretaría de Movilidad, durante el año 2015 tuvo que imponer 1.398 comparendos y 511 inmovilizaciones por malos comportamientos de las rutas escolares.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
02 de abril 2020 , 01:34 p.m.

Mientras muchas familias vulnerables han comenzado a recibir ayudas del Gobierno por la emergencia sanitaria y la cuarentena, y al tiempo que más de 291.000 deudores ya se han acogido a esquemas de alivio en entidades del sector financiero, miles de padres de familia se están preguntando qué hacer con el pago de la ruta escolar, restaurantes y otras actividades escolares, servicios que dejaron de recibir desde que inició el aislamiento obligatorio.

En una carta enviada a la ministra de Educación, María Victoria Angulo, el Superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, indicó que a través de su Delegatura para la Protección del Consumidor, se ha recibido un número elevado de denuncias, peticiones, quejas y reclamos, tanto por los canales formales así como informales, en donde padres de familia, madres cabeza de familia y acudientes hacen preguntas al respecto.

Lea también: Seis pasos para retirar sus cesantías por la crisis del coronavirus

“Indagan con preocupación sobre la posibilidad de acceder a algún tipo de alivio económico o medida temporal de suspensión, plazo o condonación, por los pagos que estos vienen realizando por concepto delos servicios de transporte, cafetería, actividades extracurriculares y otros. Lo anterior bajo el entendido de que por la cuarentena obligatoria no están disfrutando de estos servicios y derechos como consumidores, ni sus hijos o dependientes como beneficiarios”, señala en la comunicación el funcionario.

Barreto agregó que la Superindustria carece de competencia para establecer qué cobros proceden por conceptos de pago de mensualidades y otros servicios asociados a la educación en colegios públicos y privados, pero es conscientes “del equilibrio que debe existir entre derechos y obligaciones, especialmente ante la declaratoria del estado de emergencia y la instrucción de cuarentena obligatoria”.

Por ello, le puso el tema en su consideración a la Ministra y le solicitó su orientación para darles una respuesta acertada a los consumidores que han manifestado esta inquietud, en especial frente a la necesidad definir el adecuado balance entre los servicios contratados, aquellos efectivamente disfrutados y aquellos que en el marco de esta situación no deben – o deberían – ser cobrados al no estarse causando ni prestando.

Empresas, la otra cara de la moneda

Pero en la otra orilla está la preocupación de las empresas de transporte especial que prestan estos servicios en el país.

Lupoani Sánchez, presidente de Acoltés (gremio que agrupa a las empresas del transporte especial), señala que 1.774 compañías (en su mayoría pequeñas), que al año logran contratos por más de 5 billones de pesos para prestar servicios escolares, empresariales, médicos, turísticos, entre otros, buscan hoy cómo afrontar una temporada en la que los ingresos solo muestran ceros.

“De 100.000 carros que tienen las empresas, apenas está funcionando el 5 por ciento. Nos hemos acercado al Gobierno para buscar soluciones financieras con entidades como Bancóldex y el Fondo Nacional de Garantías (FNG)”, asegura.

Sin embargo, afirma, los empresarios del transporte especial se han visto en aprietos ya que la banca no les ha prestado recursos que garanticen la supervivencia de las compañías y, por supuesto, la preservación de los puestos de trabajo de sus colaboradores.

“Tan solo en transporte escolar, están parados 76.000 carros en Colombia. Estamos hablando de dejar de recibir $228.000 millones al mes, pero lo más complejo es que los giros de marzo -que los padres de familia hicieron a los colegios- todavía no llegan a las empresas de transporte.

“El Gobierno dice, no saquen a sus empleados. En nuestro caso son 100.000 conductores y 70.000 monitores. Llevamos un mes sin recibir un peso”, apunta el presidente de Acoltés quien afirma que es urgente que el Estado tome medidas para favorecer a los empresarios del transporte especial como, por ejemplo, aplazar el pago de impuestos y, también, de los parafiscales.

“La Supertransporte nos sigue cobrando la tasa de vigilancia y, además, las empresas también tienen que cumplir con el pago de prediales y de arriendos”, añadió Sánchez.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS – EL TIEMPO CON INFORMACIÓN DE PORTAFOLIO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.