Secciones
Síguenos en:
Preocupación por aumento de conflictos de convivencia
Conjunto Vistas del Río, en Usme

Este es el conjunto residencial donde ocurrió el homicidio.

Foto:

Abel Cárdenas

Preocupación por aumento de conflictos de convivencia

Preocupación por aumento de conflictos de convivencia

La situación y realidad actual, a la que todos hemos tenido que acostumbrarnos y que ha propiciado la expedición de normas y medidas de aislamiento y sanitarias, que obligan o recomiendan realizar varias actividades en los hogares, nos lleva a recordar y aplicar los propósitos del régimen de propiedad horizontal como la seguridad y la convivencia pacífica en los inmuebles.

Según la Ley 675 de 2001, los reglamentos deben propender por el establecimiento de relaciones pacíficas de cooperación y solidaridad social entre los copropietarios o tenedores. Las disposiciones legales citadas se suman a la regulación y protección que la Constitución Política otorga a los derechos fundamentales de las personas.

A pesar de que existen claras previsiones de las normas y un ánimo constante de las autoridades para obligar a su cumplimiento, no todas las personas entienden sus limitaciones al residir en los inmuebles, lo cual reviste mayor importancia en el caso de que este sea de propiedad horizontal o cualquier régimen de copropiedad.

Son muchas las consultas que estamos recibiendo en esta sección, sobre problemas relacionados con la convivencia y que vulneran los derechos a la vida, a la salud, a la tranquilidad, a la intimidad y a un ambiente sano, entre otros.

Por otra parte, los órganos de administración de un gran número de edificios, conjuntos y condominios, está en la tarea de elaborar y/o revisar sus manuales de convivencia para dotar a los administradores de herramientas más eficientes que les permitan controlar esta vida en comunidad, en la cual algunas personas olvidan la previsión constitucional de que es obligación de las personas "respetar los derechos ajenos y no abusar de los propios".

Aunque el Código Nacional de Policía y Convivencia, es tan completo en regular todos estos comportamientos y en la imposición de medidas correctivas, no siempre las autoridades de policía cuentan con los recursos necesarios y ágiles para hacer frente a tantas situaciones.

Por ello los administradores y Consejos deben tratar de solucionar los conflictos al interior de las copropiedades, conocer y aplicar las normas, así como exigir su cumplimiento, partiendo de la Constitución, la Ley 675 de 2001, los manuales de convivencia, el Código Nacional de Policía y observar todas las medidas y protocolos de bioseguridad adoptados por el Ministerio de Salud y Protección Social y los adoptados por cada inmueble.

Entre las consultas recibidas y que se relacionan con problemas de ruidos y vulneración al derecho de la intimidad y la tranquilidad se enuncia:

Manifiesta un propietario: "Vivimos hace 12 años en un condominio de 120 casas y durante todo ese tiempo, un propietario no ha vivido un solo día en este, pero sí ha realizado varias remodelaciones, con las consiguientes incomodidades a los vecinos, por la entrada de materiales y salidas de volquetas con escombros. Ante los reclamos de los propietarios, nos pidió que le diéramos 9 semanas para terminar. (…) En el mismo condominio residen 4 propietarios que usan aparte de los dos garajes, zonas interiores y laterales, para convertirlas en garajes." Solicita orientación al respecto.

Respuesta

En cuanto a las remodelaciones, si bien todo propietario tiene el derecho de realizarlas y de acuerdo con las normas vigentes están permitidas, estas solo se pueden ejecutar bajo ciertas limitaciones y condiciones:

Es necesario verificar qué clase de obras se están adelantando porque podrían requerir licencia urbanística; no es así, cuando estas se refieran a reparaciones locativas. También se debe consultar el reglamento de propiedad horizontal y cumplir con las exigencias en cada caso.

Antes de ello se debe tener en cuenta que los demás residentes tienen derecho a su tranquilidad y seguridad. El Código Nacional de Policía y Convivencia consagra varias disposiciones al respecto. De igual manera deben aplicar las normas que limitan los niveles de ruidos.

Otra de las condiciones es observar estrictamente los protocolos de bioseguridad principalmente los previstos en las Resoluciones 666 de 2020, 223 de 2021 que la modifica, así como las Resoluciones 890 y 898 de 2020. todas del Ministerio de Salud y Protección Social. Las decisiones que tomen los órganos de administración deben acatar estas disposiciones.

En las actuales circunstancias, se recomienda que especialmente en los edificios, tanto en áreas privadas como comunes, solo se adelanten las obras estrictamente necesarias, para no afectar los derechos de las personas que residen laboren o estudien desde sus apartamentos. Así mismo hay personas enfermas que requieren tranquilidad.

Ante esta situación, así como en el uso de las zonas comunes para estacionar carros adicionales de los propietarios, el administrador debe consultar el reglamento respectivo y activar los mecanismos de solución de conflictos.

En caso de que persista el incumplimiento de las normas por los residentes, se deberán imponer las sanciones previstas en el reglamento y si es el caso acudir ante las autoridades policivas para que se impongan las medidas correctivas pertinentes, sin perjuicio de que en el primer caso, se inicie el proceso sancionatorio en la alcaldía respectiva por violación de las medidas y normas sanitarias.

NORA PABÓN GÓMEZ
Abogada - Asesora externa

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.