¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Empresas

Vuelos comerciales desde Colombia hacia Venezuela siguen en sala de espera

Foto:

Reproducir Video

Son cinco las aerolíneas que operan en Colombia y han manifestado interés en viajar al país vecino. 

economía y negocios
Tuvieron que pasar 32 meses para que se pudiera volver a volar desde Colombia a Venezuela y viceversa. Sin embargo, los vuelos que se hicieron esta semana, por parte de las aerolíneas Turpial y Satena, fueron chárter y aún se desconoce la fecha exacta en que se comenzarían a operar rutas comerciales, pues en estos momentos todo está en manos del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) del vecino país.
Son cinco las aerolíneas que han manifestado interés en hacer estas rutas: Wingo, Latam Airlines, Ultra Air, Avianca y Satena, pero todas están a la espera de que el Inac les otorgue el permiso para la comercialización de los vuelos, pues desde Colombia la Aerocivil ya dio su visto bueno.

 Las demoras en Venezuela están asociadas a trámites internos y aprobaciones que han excedido el tiempo normal.

"Desde Colombia, prácticamente era hacer una reacomodación de los itinerarios y la disponibilidad de las aeronaves, hacer una visita de inspección y retomar los proveedores que tenían en Venezuela para los servicios de atención en tierra. Las demoras en Venezuela están asociadas a trámites internos y aprobaciones que han excedido el tiempo normal, por eso el tema se termina manejando a un nivel más político que técnico", manifestó Claudia Velásquez, experta en temas aeronáuticos, sobre la situación actual que atraviesan las compañías.
Wingo fue la última aerolínea colombiana que aterrizó en Maiquetía, el aeropuerto que sirve a la ciudad de Caracas. Tenía cuatro vuelos a la semana desde Bogotá, pero se suspendieron en marzo de 2020 tras la llegada de la pandemia de la covid-19. Y aunque en septiembre pasado la empresa anunció que comenzaría a vender los tiquetes para reactivar su ruta con un vuelo programado para el cuatro de octubre, tuvo que salir a retractarse a petición del Gobierno de Venezuela porque aún había asuntos pendientes por resolver con Colombia.
La aerolínea aún sigue a la espera de que la autoridad aeronáutica venezolana les reactive el permiso de comercialización de la ruta Bogotá- Caracas-Bogotá, y una vez se surta este proceso, retomará la venta de itinerarios. También espera obtener los permisos necesarios para ofrecer dos rutas adicionales hacia el vecino país: Medellín-Caracas y Bogotá-Valencia.
La situación de las otras aerolíneas no es diferente. Latam Airlines también está a la espera del visto bueno por parte del Inac para la ruta Bogotá-Caracas-Bogotá, con siete frecuencias a la semana, mientras que Ultra Air pidió aprobación para volar desde Bogotá y Medellín hacia Valencia, Isla Margarita y Caracas, ciudad de donde también saldrían vuelos hacia Cali, Cartagena y Barranquilla.

Nuestra política conjunta de cielos abiertos permitirá aumentar la conectividad, la hermandad y las oportunidades de empleo.

Como parte de su plan de expansión, Ultra Air espera iniciar esta operación internacional en el segundo semestre del 2023, ya que ve la reactivación del transporte aéreo como una oportunidad para conectar a los viajeros venezolanos e incentivar el turismo en el país vecino.
Por su parte, Avianca busca reactivar su ruta Bogotá-Caracas-Bogotá, la cual suspendió en agosto de 2017 por las deficiencias que presentaba la infraestructura aeroportuaria venezolana y las fallas continúas en el suministro de energía eléctrica e internet, además de las falencias en el control de equipajes, lo que le restaba consistencia a la operación en este país.
Recientemente, la compañía recibió el aval de las autoridades venezolanas para que su equipo técnico pudiera visitar el aeropuerto de Maiquetía, y aunque EL TIEMPO le consultó sobre sí ya se habían superado estas condiciones adversas para la operación, Avianca prefirió no referirse al tema, pero espera que el vuelo hacia la ciudad de Caracas se pueda comenzar a realizar en los próximos meses.
Al respecto, Claudia Velásquez comentó que "las aerolíneas tienen unos protocolos rigurosos de seguridad operacional, y antes de iniciar la reactivación de una ruta, tienen que validar que los aeropuertos a los cuales se van a conectar cumplan unos requisitos mínimos de seguridad. Si se inician las actividades aéreas entre los dos países es porque no existe ninguna duda que la operación va a ser segura".
También resaltó que el hecho de que, posiblemente, los aeropuertos venezolanos no sean los más modernos del mundo, esto no significa que sean inseguros para las operaciones de las aerolíneas.
En cuanto a Satena, el vuelo que realizó ayer fue un chárter y, por el momento, se desconoce cuándo podría hacerse un vuelo comercial porque, como sucede con las demás compañías, también faltan unos permisos entre la Aerocivil y el Inac.
Aunque aún no se conozcan las fechas exactas en que comenzarán a operar los vuelos comerciales, la reactivación del transporte aéreo entre Colombia y Venezuela también fue celebrada por la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (ACDAC). "Esto es algo que estábamos esperando desde hace un tiempo y genera una reactivación economía fuerte en el sector hotelero y la industria aeronáutica, además de crear empleos", afirmó el capitán Juan Esteban Villa, presidente del gremio.
La generación de empleos no sólo será para los pilotos, sino que también habría nuevas oportunidades para los auxiliares de vuelo, técnicos de manteamiento, despachadores y controladores aéreos. Desde la asociación se calcula que se requerían unos diez tripulantes por aeronave.
"Nuestra política conjunta de cielos abiertos permitirá aumentar la conectividad, la hermandad y las oportunidades de empleo, inversión, turismo y comercio para ambos países", resaltó el ministro Guillermo Reyes.
economía y negocios
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO