Petróleo, minería, energía y banca dominaron los negocios del año

Petróleo, minería, energía y banca dominaron los negocios del año

Grandes transacciones cerrarán en $ 33 billones. Fracking de Ecopetrol en EE. UU., el mayor negocio.

Firma acuerdo Ecopetrol y Occidental para fracking en Estados Unidos

El acuerdo de Ecopetrol con Occidental, para producir crudo con fracking, fue el negocio más grande de 2019. En la foto, Vicki Hollub, presidenta de Occidental y Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol.

Foto:

Cortesía Ecopetrol

Por: Ómar G. Ahumada Rojas
20 de diciembre 2019 , 07:44 a.m.

En forma paralela con el desempeño de la economía, que según el Banco de la República y varios analistas bursátiles terminará creciendo un 3,2 por ciento, el año que termina se caracterizó por importantes negocios empresariales que, a juicio de los expertos, evidencian que el país sigue siendo un importante polo de atracción para los inversionistas –tanto locales como foráneos– en busca de consolidar el crecimiento de sus empresas.

Así lo muestra un balance hecho por EL TIEMPO, sobre las operaciones empresariales más representativas realizadas este año por compañías de diversos sectores, con incidencia tanto en el ámbito local como internacional, las cuales cierran con un importante saldo de 32,9 billones de pesos, cifra en la que los amplios dominadores fueron las empresas del sector minero-energético.

De acuerdo con la información suministrada en su momento por las empresas, tanto a los mercados locales como foráneos, el 57,8 por ciento de esta multimillonaria suma –es decir, unos 18,1 billones de pesos– correspondió a operaciones e iniciativas empresariales de compañías petroleras, mineras y del sector de energía eléctrica.

Y el negocio más importante del año estuvo a cargo de la petrolera de mayoría estatal Ecopetrol, que concretó un importante acuerdo con la multinacional estadounidense Occidental Petroleum, para invertir hasta 1.500 millones de dólares (unos 4,9 billones de pesos), con el fin de producir petróleo no convencional, bajo la técnica de fracturamiento hidráulico multietapa de roca generadora ('fracking'), en la cuenca Permian, en el estado de Texas, la más prolífica de ese país. El cálculo de las cifras se hizo con base en un promedio del dólar de 3.280,99 pesos registrado al corte del pasado 17 de diciembre.

En este sector, otras de las operaciones destacadas fueron la venta de la petrolera Amerisur a Geopark y el acuerdo que firmó Hocol con la estadounidense Chevron para adquirir el 43 por ciento del contrato de asociación Guajira, bajo el cual se operan los campos de gas Chuchupa y Ballena, los más antiguos del país para este hidrocarburo, pero cuyo precio no fue revelado.

Entre tanto, sin contar el cambio en la composición accionaria del Grupo Éxito, que pasó de estar en cabeza de la francesa Casino y quedó en su filial brasileña Pão de Açúcar, que implicó el movimiento de 3,9 billones de pesos (1,1 billones con repercusión en Colombia), la segunda transacción pactada este año resultó ser la compra de Continental Gold, anunciada a comienzos de diciembre, por parte de la minera china Zijin Mining Group, que incluyó solamente el proyecto Buriticá, en el noroccidente.

Se trata de la próxima gran mina de oro que tendrá el país, negocio por el cual los inversionistas chinos acordaron pagar 1.400 millones de dólares canadienses, unos 1.063 millones de dólares, que convertidos a pesos suman un total de 3,49 billones de pesos, según las cifras reveladas por la minera canadiense.

Ecopetrol
Foto:

Ecopetrol

Repunte de la inversión

Y si bien en el más reciente reporte sobre la facilidad para hacer negocios en el mundo (informe Doing Business del Banco Mundial) Colombia pasó del puesto 65 al 67 entre un total de 190 países medidos, básicamente porque otras naciones hicieron cambios que les permitieron avanzar más, las cifras de inversión extranjera directa ratifican el apetito que todavía tienen los capitales foráneos por entrar a Colombia, a lo que también se suman las estrategias de los empresarios locales.

Entre enero y septiembre, según la balanza de pagos del Banco de la República, los flujos de capital externo que entraron al país como inversión directa sumaron 10.821 millones de dólares, para un incremento del 25,1 por ciento con respecto al mismo período del año pasado, cuando la cifra llegó a 8.652 millones de dólares.

Con el resultado, al término del tercer trimestre la inversión foránea quedó a 714 millones de dólares del total reportado en todo el año pasado, que sumó 11.535 millones de dólares.

Entre tanto, el tercer negocio que completa el podio de las mayores movidas empresariales del 2019, estuvo en el sector de tecnología, y correspondió a los 1.000 millones de dólares (equivalentes a unos 3,28 billones de pesos) de recursos de inversión que logró la compañía Rappi por parte del grupo japonés Softbank.

Para Camilo Zea, presidente Ejecutivo de Pronus –una firma de banca de inversión–, el entorno para los grandes negocios en el año que termina ha sido muy bueno, “aunque con algunos nubarrones derivados del clima político y, más recientemente, por las protestas sociales”.

Y agrega que observa un ambiente inversionista internacional muy jugado con Colombia, por lo cual se debe aprovechar este momento y ese interés, único a nivel latinoamericano.

Al mirar otros sectores de la economía, el segundo con mayor volumen de negocios este año fue el financiero, con movidas por más de 5,3 billones de pesos, entre las que se destacan la compra de la firma MFG, holding del banco Multibank Panamá, por parte del Grupo Aval, operación proyectada por 728 millones de dólares (unos 2,3 billones de pesos), pero cuyo valor definitivo solo se sabrá en el momento del cierre de la transacción. También se destaca la compra de BBVA Paraguay por el Grupo Gilinski, operación por unos 918.000 millones de pesos.

‘Colombia se destaca como el niño juicioso del barrio’
Camilo Zea, presidente de Pronus, banca de inversión

Según Camilo Zea, presidente de la banca de inversión Pronus, el 2020 podría ser más prolífico en grandes negocios en el país.

Foto:

Cortesía Pronus

3 preguntas a Camilo Zea, presidente de Pronus, banca de inversión

¿Qué factores están viendo hoy en día los grandes inversionistas para contemplar importantes negocios en el país?

Los inversionistas están comparando las oportunidades y el contexto local con lo que está pasando en la región. Desde México con López Obrador espantando inversionistas a punta de populismo (como subir 20 % el salario mínimo para que la inflación de años siguientes se coma el valor real de ese ingreso extra) hasta Argentina con la reelección del izquierdismo corrupto Kirchnerista, pasando por Perú con casi todos sus expresidentes en la cárcel o sub judice, Colombia se destaca como el ‘niño juicioso del barrio’.

Acá la política económica se ha mantenido estable, las demandas sociales (las razonables) se están atendiendo dentro de un contexto de disciplina fiscal, y eso se refleja en los indicadores económicos. Eso quiere decir que sigue habiendo confianza inversionista en el país.

¿Han pesado las circunstancias de tipo político y social en esta toma de decisiones o pueden comenzar a tener incidencia?

Sin duda alguna, las circunstancias políticas y sociales tienen incidencia; y desde esa lógica, el país tiene que poner en una balanza qué debemos cambiar y qué no, y cómo lo vamos a financiar. Las peticiones irracionales de algunos sectores que supuestamente se declaran voceros de la protesta social, como por ejemplo, nacionalizar el 10 por ciento que hoy tiene Ecopetrol en bolsa (en vez de invertir esa cantidad gigante de plata en mayor presupuesto de educación) o abandonar la Ocde, deben ser rechazadas por el país y desarmadas con argumentos técnicos por el Gobierno.

Por otro lado, temas de impacto social como el aumento del presupuesto de educación o la devolución del IVA a población vulnerable deben estar en la agenda de reformas, siempre y cuando encontremos el espacio fiscal para hacerlo. De lo contrario, los inversionistas dudarán de nuestra capacidad de sostener el crecimiento con mayor igualdad y se irán.

¿Qué perspectivas tienen sobre los grandes negocios del 2020, teniendo en cuenta el importante movimiento de este año?

La perspectiva en el 2020 es mucho mejor que en el 2019.

Con una reforma tributaria (ley de crecimiento) reconfirmada en el Congreso, con perspectivas de progreso que, si bien no son espectaculares, serán de nuevo mucho mayores que en el resto de la región, Colombia podría tener un monto de inversión muy superior al que vimos este año.

Hay sectores que se están moviendo muy bien, en voz baja para no generar ruido, y son intensivos en capital y esperan inversiones billonarias este año que comienza. En el sector en el que se mueve nuestra firma, el 'fintech', la inversión en capital estará disparada en 2020.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios – EL TIEMPO
En Twitter: @omarahu

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.