¿Qué debe saber para no caer en ‘pirámides’?

¿Qué debe saber para no caer en ‘pirámides’?

Lo principal es no creer en milagrosas cantidades de dinero y no inducir a otros a la trampa.

Billetes de 100.000

Este año, la Superintendencia de Sociedades ha hecho 39 intervenciones a asociaciones y personas por captación ilícita.

Foto:

Leonardo Muñoz / EFE

14 de julio 2018 , 05:39 p.m.

El recaudo ilegal de dinero en el país por parte de las famosas ‘pirámides’ no para. Este año (hasta junio), la Superintendencia de Sociedades ha hecho 39 intervenciones a asociaciones y personas (naturales y jurídicas) por captación ilícita de recursos del público.

Y es que cada vez son más las personas que caen en estas trampas por querer enriquecerse de un día para otro, con una cuota que oscila entre los 20.000 a 100.000 pesos, o simplemente por querer ver frutos de su dinero sin trabajo alguno y a costa del dinero de otros referidos.

¿Qué se debe hacer?

Lo cierto es que los delincuentes siempre tienen una nueva estrategia, con promesas de multiplicar el dinero en poco tiempo.

Recurren a nombres sugestivos como ‘emprendedores’, ‘clubes de inversión’, ‘telares’ o ‘mandalas’, entre otros.

Algunos captadores ilegales han diseñado estructuras piramidales bajo la denominación de ‘juegos’, ‘telares’ o ‘flores de la abundancia’, en las que incluso adoptan mensajes nueva era o de superación personal.

Los esquemas suelen tener las siguientes características:

Ofrecen rendimientos exorbitantes en periodos cortos, siempre y cuando se entreguen los recursos y vincule a más personas para hacer lo mismo.

Testigos que dan fe de los pagos recibidos.

– Evitan el término ‘pirámide’, y se presentan como esquemas de ‘ayuda mutua’ o ‘colaboración’.

– Sus rasgos indican que solo depende de la vinculación de nuevos aportantes.

Se promueven principalmente por páginas en internet, servicios de mensajería instantánea, publicidad voz a voz, reuniones en sitios públicos o por medio de redes sociales.

– En grupos de conversación y redes sociales como WhatsApp o Facebook logran mantener el anonimato para reclutar aportantes y son más difíciles de rastrear.

Es frecuente que no exista una sede física y que no se conozca la verdadera identidad del captador o administrador.

La ley estipula que solo las entidades autorizadas por el Estado y bajo vigilancia de las Superintendencias Financiera, Sociedades y Economía Solidaria, como los bancos; compañías de financiamiento y administradoras de fondos de pensiones, entre otros, pueden captar recursos del público de manera legítima. Por ello, muchas ‘pirámides’, se hacen pasar por entidades vigiladas y supervisadas, diciéndolo en su publicidad.

Pero existen otros modos, como falsos negocios multinivel; falsos prestamistas, tarjetas prepago y la venta de servicios y semejantes, a cambio de supuestos bienes o altos rendimientos sin justificación, entre otros.

En una guía de la Superfinanciera y la Supersociedades se dan pautas para no caer.

¿Cómo diferenciar una multinivel legal de una ‘pirámide’?

Las actividades multinivel están permitidas en Colombia. Incorporan personas naturales mediante un contrato comercial para vender bienes o servicios, hay pago de comisiones exclusivamente por las ventas y la coordinación de las personas incorporadas. Si no cumple estos elementos no se considera multinivel.

Alertas que debe tener en cuenta sobre una oferta de multinivel

Revise la procedencia de estos ofrecimientos. Desconfíe cuando:

– No hay un contrato escrito que proporcione los términos claros para la vinculación.

– Prometan comisiones o beneficios económicos exagerados.

Ofrezcan ingresos únicamente por referir o afiliar a personas a la red.

– No presente en forma clara cuál es el producto o servicio que se está comercializando, tales como activos virtuales (criptomonedas), intangibles (clics, likes) o metales y piedras preciosas.

– Los productos o servicios ofrecidos no tengan los permisos legales pertinentes.

– No exista una sociedad legalmente constituida en el país.

No haya una oficina abierta al público permanentemente.

– Los productos o servicios se promocionen únicamente a través de internet.

– Prometen rentabilidades basadas en el monto de un aporte, sin importar si hay ventas.

– Si tiene dudas, diríjase a la sociedad (que debe disponer de una oficina).

Consulte el sitio web de la Supersociedades para determinar si la sociedad se encuentra vigilada por la entidad.

Si una persona termina haciendo parte de estos esquemas ilegales, en primera instancia, corre un alto riesgo de perder su dinero. Adicionalmente, si vincula a otras personas, puede conllevar responsabilidades ante las autoridades, incluyendo prisión.

LAURA NATHALIA BALLESTAS S.
Economía y Negocios
natbal@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.