‘Avianca no se va a morir en mis manos’, dice su nuevo presidente

‘Avianca no se va a morir en mis manos’, dice su nuevo presidente

Anko van der Werff asegura que la empresa será reinventada y la deuda, refinanciada.

Anko van der Werff, presidente de Avianca

Anko van der Werff, nuevo presidente de Avianca, dijo que la compañía va a reducirse, pero no a desaparecer.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Por: Yamid Amat
01 de septiembre 2019 , 03:09 p.m.

Avianca reduce su tamaño. No se muere. Avianca refinanciará su deuda. No se quiebra. Avianca venderá parte de sus aviones. Conservará una flota de más de 100 aeronaves. Avianca cancela rutas no rentables. Creará otras con mejor futuro.

Avianca debe pagar 5000 millones de dólares de deuda.

Es seguro un acuerdo financiero para extender esa deuda con los bancos, 3 años más. Avianca ha reducido el servicio a sus clientes. Será mejorado. Avianca redujo la comida. “Volverá el pan al desayuno”. En los aviones de Avianca hace frío. Habrá mejores y más grandes cobijas. Habrá vino. Y se podrá dormir bien.

Todas estas precisiones de lo que será el futuro de Avianca las hace en la siguiente entrevista Anko van der Werff, nuevo presidente y CEO de la compañía. Es holandés y tiene una destacada carrera en la industria aérea. Su último cargo fue el de vicepresidente financiero de Aeroméxico. Fue vicepresidente sénior en Qatar Airways. Y lideró estrategias comerciales de Air France-KLM en Inglaterra e Irlanda. Tiene 45 años y títulos en Derecho y Negocios de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, y de Harvard.

¿Cuál es la situación de Avianca?

Está en marcha el plan de reinvención de Avianca. Atravesamos momentos complicados en la empresa; hemos crecido aceleradamente por varios años, tenemos una flota amplia y compleja y tenemos que transformarnos.

¿Por qué dice usted que el momento actual es complicado?

Estábamos creciendo a un nivel del 8 a 9 % por muchos años, haciendo fuertes inversiones en aviones, en nuevas rutas, en tecnología, y ese crecimiento acelerado impacta el resultado. El crecimiento ha disminuido y se ha convertido en negativo.

¿El último trimestre de este año también será negativo?

Este año será negativo. El próximo año tendremos una tendencia positiva. En el 2021 ya tendremos resultados absolutamente positivos.

¿Por qué se pasó de crecer a un balance negativo en tan corto tiempo?

Porque no pudimos aguantar el desbordado crecimiento. Y la situación financiera actual nos impone medidas restrictivas. Tenemos que ser muy claros en eso.

¿Hubo una especie de sobredimensionamiento de la compañía?

Sí. Yo creo que se actuó con demasiada ambición, fuera de lo normal.

¿Cuántos aviones tiene Avianca hoy?

En este momento, aviones de todo el holding, incluido carga, alrededor de 180. De esos, volando 168. El restante son aviones que están en venta.

¿Cuántos propios?

Doce. En leasing operativo, 53.

¿Y en leasing financiero?

Ciento tres.

¿Van a devolver aviones?

Sí. Veinticuatro. Al final del 2019 esperamos tener 156 aviones. No necesitamos más que eso para nuestra operación. Los aviones pequeños Airbus 318 y los Embraer 190 se van, ya los hemos vendido. Salieron 15 aviones Cessna 208 y ATR 42... Pero no es suficiente. Hay que vender más. Habrá decisiones complicadas para simplificar la flota, tenemos demasiados aviones de largo alcance, los aviones grandes.

¿Boeing 787, cuántos tiene Avianca?

Trece. Sobre la flota total de largo alcance, vamos a revisar cuántos se necesitan.

¿La reducción de la flota supone también reducción de frecuencias de vuelo?

Sí. Uno de los pilares de la transformación Avianca 2021 es el ajuste de nuestra red. Este año hemos cancelado 25 rutas no rentables. Por ejemplo, en Perú ya eliminamos rutas domésticas. Nunca son decisiones fáciles, pero no era rentable.

¿En Ecuador, donde también hay servicio interno, también se acaba?

No. Ecuador sigue normal, es una operación buena, saludable. Como Bogotá. Vamos a fortalecer el centro de operaciones aquí en Bogotá. Pero necesitamos al Gobierno, a los concesionarios, a la Aerocivil. El fortalecimiento de Bogotá como ‘hub’ de las Américas es una decisión tomada.

¿Esta afirmación supone que no habrá disminución de frecuencias nacionales?

La red de rutas toda se está rediseñando.

¿No alterarán las frecuencias nacionales?

Muy levemente. Por ejemplo, estamos viendo si en vez de tener 31 frecuencias diarias a Medellín podríamos reducir un par. Y utilizar ese avión para darles a los colombianos conectividad a Canadá, por decir algo, con un vuelo a Toronto.

¿Abrirán frecuencia a Toronto?

Es posible. Y a otras ciudades bellas de Estados Unidos: San Francisco, por ejemplo. Se mantiene Washington, se mantiene Nueva York; obviamente, Miami. Fort Lauderdale. Estamos viendo si podemos incrementar capacidad a la Florida.

¿Entonces la situación no es tan caótica?

Bueno, mente fría. Los latinoamericanos son excepcionalmente amables, cálidos, una maravilla, pero a veces muy emocionales. Por ahora, mente fría. Me reuní con el presidente Duque, con el presidente Alvarado, de Costa Rica. Los dos, personas muy cálidas, que reconocen la importancia de tener buena conectividad aérea.

¿A usted quién lo nombró presidente de Avianca?

Germán Efromovich inició el proceso. Tuve conversaciones con él; unos días después de los eventos del 25 de mayo, cuando salió Germán, hablamos sobre la nueva situación. Yo le pregunté si ahora la postura era distinta, y me respondió: ‘Yo sí creo que tú eres la persona correcta y justa para el reto; creo que vas a encontrar una familia en Avianca muy abierta para ti; y si puedes terminar tus negociaciones con el nuevo equipo, adelante’.

¿Y con quién continuó hablando?

Con la junta directiva, con Kingsland.

¿Cómo se entiende entonces que el señor Kriete, presidente de la junta directiva de Avianca, diga públicamente que Avianca está quebrada?

Fue un término muy desafortunado; desafortunado y complicado. Pero yo creo también que él se refería a la difícil situación de la compañía y a los esfuerzos que estamos haciendo para seguir adelante.

¿Qué pretendía Kriete diciendo lo que dijo?

Su intención era la de transmitir el sentido de urgencia.

La deuda total es de cerca de 5.000 millones de dólares, incluyendo el valor capitalizado de los arriendos de aviones

Las primeras grandes obligaciones financieras de Avianca se vencen en mayo. ¿Es posible que se refinancien, se prorroguen?

Completamente posible. Buscamos cambiar deuda de corto a largo plazo.

¿Están dispuestos los acreedores a ampliar los plazos?

Las conversaciones han sido muy productivas.

¿Con tasas de interés más altas?

No, es casi una continuación, pero en un plazo más largo.

Una deuda alta vence en el 2020, ¿a qué año piden extenderla?

A 2023: una prórroga de tres años, lo que es un paso muy importante.

Si se amplía el plazo, ¿quedaría Avianca totalmente a salvo?

Yo lo veo así: mi papá va a cumplir 80 años; fue al doctor, y el médico le dijo: ‘Mire, señor: tiene que comer menos carne, menos grasa, más verduras, de pronto cuidar el peso; tiene que caminar más, hacer más deporte, y prepárese para vivir cien años’. Avianca va a cumplir 100 años en cuatro meses. Y con las ‘medicinas’ listas, vivirá muchos más.

Pero cumplirá cien años en el peor momento...

No, no. Este es un muy buen momento; buen momento para tomar el pulso de la organización, simplificar la flota, oír a los clientes; está cambiando el mundo, y tenemos que reinventarnos; el futuro es ahora, y eso es lo que estamos haciendo; tenemos un nuevo CFO, Adrián Neuhauser, que ya es uno de mis mejores amigos.

¿Cuánto debe Avianca?

La deuda total es de cerca de 5.000 millones de dólares, incluyendo el valor capitalizado de los arriendos de aviones. Perfectamente abordable bajo el plan que hemos planteado de reperfilamiento y ampliación de márgenes.

¿Cuál es la fórmula de salvación?

Refinanciar la deuda, simplificar la flota; salir de rutas no rentables, de negocios que no son estratégicos, y enfocarnos en el servicio, en el cliente, en subir el nivel.

¿Todo esto supone un empobrecimiento de la compañía?

Es tener una Avianca proporcionada, con la flota que necesita para operar, con las rutas que los clientes demandan y son rentables...

¿Habrá reducción de personal?

La compañía se está reinventando, estamos trabajando cada vez más por procesos, eliminando silos, islas de trabajo. Soy un convencido de que la jerarquía no es importante, lo importante es quien lo hace bien, con pasión y compromiso. Siempre revisamos las estructuras que se necesitan para operar. Ejercicio normal.

¿Rutas no rentables cuáles son?

Hemos suspendido 25 rutas no rentables, la mayoría en mercados como Perú y en Centroamérica. Varias rutas internacionales desde Lima han sido suspendidas. Y suspendida toda la operación nacional.

¿Y las rutas colombianas que hoy cubren los antiguos territorios o lugares como Tumaco, Tame, Florencia, Ibagué, Leticia, Quibdó?

Tenemos una aerolínea regional que conecta ciudades sin tener que pasar por Bogotá; es Regional Express Américas, que es parte de Avianca Holdings, con aviones pequeños ATR. Vamos a continuar haciéndolo.

¿Pero usted no está pesimista sobre la renegociación de la deuda?

No, por eso nos contrataron a Adrián y a mí; lo digo sin soberbia; este es nuestro trabajo, vamos a salir adelante; lo que todo el resto de la empresa tiene que hacer es enfocarse en los clientes, por eso tomamos la decisión de pensar en servicio. Vamos a incrementar comida, cobijas, todos los servicios.

Usted tiene que haber renegociado la deuda antes de mayo...

No, no, esperamos que antes de mayo, este año debe terminar el ejercicio. El 11 de septiembre tendremos el cierre definitivo, a las 12 p. m., y hay buena perspectiva. Créame: el tema de la deuda lo vamos a resolver.

United y Kingsland informaron que la participación hasta la fecha de la oferta de intercambio de bonos no es suficiente para que puedan financiar la propuesta de inversión nueva en Avianca, hasta por 250 millones de dólares...

El desembolso no depende solo del bono: son la combinación de la oferta de intercambio, más las conversaciones con aliados estratégicos.

¿Entonces sí existe el tiempo límite?

Para el cierre de la oferta de intercambio de bonos, sí, y es el 11 de septiembre.

Para poder refinanciar la deuda...

Para decirnos que sí o no participan. Para que los tenedores de bonos decidan si participan o no. El proceso de negociaciones con aliados sigue en curso.

¿Y la solicitud de consentimiento?

Los tenedores de los bonos tienen, obviamente, sus derechos y sus bonos actuales; ellos tienen que darnos su consentimiento para prorrogar o intercambiar, para permitir que esa deuda sea de largo plazo.

¿Avianca tiene hoy acreedores y proveedores?

Sí.

¿La situación con ambos es buena?

Tanto que nos da la razón para pensar que vamos a salir bien de la situación.

¿Avianca no va a morir en sus manos?

No.

¿Qué lo conduce a tener tanta confianza?

Porque veo el mercado, veo a la familia Avianca, veo a los colaboradores; yo veo el compromiso, veo este país que ama a esta compañía. Avianca va a reducir su tamaño, pero no va a desaparecer. Avianca nunca va a desaparecer, vamos a vivir 100 años más y, repensar, reinventarse, para los próximos 100 años.

Si usted tuviera necesidad de una ayuda especial para salir adelante, antes de las 12 de la noche del 11 de septiembre, ¿cuál sería?

Yo personalmente quisiera más horas en el día, para poder llamar a mi familia.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.