Hasta en la Ocde buscó Colombia salvarse de la guerra del acero

Hasta en la Ocde buscó Colombia salvarse de la guerra del acero

Mientras Trump alistaba aranceles a UE, Canadá y México, Colombia mantenía contactos en París.

Los aranceles de EE. UU.

La decisión generó alta venta de acciones en la Bolsa de Nueva York.

Foto:

AFP

31 de mayo 2018 , 08:15 p.m.

Mientras avanzaban esta semana las reuniones ministeriales de la Ocde, en París, en las que se firmó la entrada de Colombia a esa organización, la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, le insistía al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, con la propuesta para que Colombia salga de los países que pagan aranceles de acero y aluminio.

Y precisamente en la última jornada de reuniones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), Ross les comunicó a la Unión Europea (UE), Canadá y México (miembros de la organización) que desde este viernes, primero de junio, les cobrará los gravámenes de 25 por ciento al acero y de 10 por ciento al aluminio.

Esos países habían sido excluidos temporalmente del cobro, pero ahora se les aplicará porque hasta el momento no se ha logrado un acuerdo para fijar cuotas.
Colombia, por su parte, ha sido sometido a los impuestos desde el comienzo, es decir, desde el 8 de marzo, al no lograr ser exceptuado, y está a la espera de que posiblemente este viernes haya una nueva decisión estadounidense sobre exclusiones de países.

En abril, la ministra Gutiérrez se reunió, durante la Cumbre de las Américas en Lima, con el secretario Ross, quien le mencionó la posibilidad de que se devuelvan los aranceles pagados desde la aplicación de la medida. De otro lado, la funcionaria planteó a los productores locales hacer gestiones para que sus importadores en EE. UU. pidan sacar a Colombia de la lista.

Gutiérrez también se encargó de remitir ante el gobierno estadounidense un sistema de cuotas propuesto por los empresarios nacionales.

Además, la funcionaria dijo este jueves haberse reunido, desde cuando se conocieron las medidas arancelarias, con el representante de Comercio, Robert Lighthizer, y el propio Ross, en Buenos Aires durante una minicumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y dos veces más en Washington.

Lo propio hizo en París, donde asistió esta semana al acto de ingreso de Colombia a la Ocde. “Por otra parte, el embajador en Estados Unidos, Camilo Reyes, y la oficina comercial de Colombia en ese país han mantenido diálogo y contacto permanente con distintos niveles de la administración Trump”, añadió.

Continuamos monitoreando las importaciones de acero y aluminio al país y aplicando medidas para evitar el contrabando

Por ello, la ministra considera que el diálogo con la administración Trump no está cerrado. Y siguen gestionando la exclusión de nuestros productos de las medidas arancelarias. “También continuamos monitoreando las importaciones de acero y aluminio al país y aplicando medidas para evitar el contrabando técnico de estos productos. Estamos preparados para minimizar los impactos de fenómenos como la desviación de comercio de grandes exportadores de otros países afectados por esta decisión”.

Y agregó que si bien el Ministerio de Comercio, junto con el sector privado, sigue explorando medidas para minimizar el impacto de los aranceles en la industria nacional, el nuevo anuncio de EE. UU. genera zozobra e incertidumbre para el comercio internacional, pues es previsible que los países afectados tomen medidas recíprocas, desatando así una ola de retaliaciones que podrían afectar la economía global.

“El gobierno de Colombia insiste en la necesidad de ahondar en la integración económica y el respeto por las reglas del libre mercado”, añadió.

“Las decisiones en esta materia son tomadas directamente en el Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca, por lo que no dependen de Colombia”, dijo por su parte la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), María Claudia Lacouture.

La directiva reiteró que el país debe ser eximido, teniendo en cuenta que sus exportaciones son de 59 millones de dólares anuales, lo que representa 0,5 por ciento del total importado por EE.UU. “Es un monto que no representa peligro para la seguridad nacional de EE. UU. ni contra la generación de empleo. Además, Colombia es su principal aliado en América Latina”, sostuvo. Sin embargo, pidió seguir haciendo uso del diálogo y la diplomacia comercial, con el apoyo de gremios y otros representantes del sector empresarial, con el fin de encontrar fórmulas alternativas y llegar a un acuerdo que satisfaga las necesidades de las dos naciones.

En pleno rigor

La medida de EE. UU. de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio de la UE, Canadá y México entró en vigor este viernes. Ross, el secretario de Comercio de EE. UU., dijo que “ya no hay fecha precisa para el fin de las negociaciones con Canadá y México sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se han prolongado más de lo previsto, por lo que también quedarán sujetos a los aranceles”.

Los gobiernos europeos no tardaron en reaccionar; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, consideraron ilegal la decisión estadounidense.

Por su lado, Canadá anunció que impondrá aranceles compensatorios sobre 12.800 millones de dólares a exportaciones de EE. UU. y desafiará los gravámenes sobre el acero y el aluminio dentro del TLCAN y la OMC. “Tenemos que creer que en algún momento prevalecerá el sentido común; desafortunadamente, las medidas tomadas por el gobierno estadounidense no parecen avanzar en esa dirección”, afirmó el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Entre tanto, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, tuvo una conversación con él y coincidió en el rechazo a los aranceles y en la imposición de medidas compensatorias. El país azteca envía unos 2.000 millones de dólares en productos de acero al mercado estadounidense. Según Nieto y Trudeau, se impusieron criterios de seguridad nacional.

El gobierno de México agregó que responderá con “medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco”.

Sin temores

El secretario de Comercio de EE. UU., Wilbur Ross, restó importancia a las amenazas de represalias de sus socios comerciales y, además, dijo este jueves que las conversaciones pueden continuar en medio de la disputa.

El presidente Trump tiene la autoridad para modificar los aranceles o imponer cuotas, o hacer lo que quiera en cualquier momento, lo que permite una potencial flexibilidad”, apuntó. Recordó que Corea del Sur negoció una cuota para el acero, mientras que Argentina, Australia y Brasil acordaron limitaciones en el volumen que pueden enviar a EE. UU. en lugar de someterse a aranceles.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS
*Con información de EFE, AFP y Reuters

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.