Fósforos El Rey no se ha apagado y sigue dando guerra a encendedores

Fósforos El Rey no se ha apagado y sigue dando guerra a encendedores

La octagenaria marca fue declarada extinta por algunos, pero no ha desaparecido del mercado.

Movidas empresariales

La marca sobrevive a liquidación de su anterior dueño.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de diciembre 2018 , 11:52 a.m.

“No se puede pretender que una compañía que tiene más de 80 años fabricando fósforos siga subsistiendo. Se trata de un producto que ha venido en decadencia”, explicó en marzo de del 2017 el agente liquidador de la Compañía Fosforera Colombiana, hasta entonces dueña de la famosa marca Fósforos El Rey, al referirse a la liquidación de la sociedad.

La empresa dueña de Fósforos El Rey, con fecha de registro en notaría de 1933, se estaba liquidando de manera privada y, según el agente, la prioridad era pagar las pensiones de alrededor de 68 personas.

El sello se sigue consiguiendo en las tiendas de barrio la distribución de la sociedad Outsourcing y Distribución

Además, aclaró que la empresa dejó de funcionar hace 5 años y que los predios en Mosquera donde se ubicaba la fábrica son ahora edificios residenciales. Sin embargo, cesó la fabricación y comenzó a importar los Fósforos desde Guatemala y Ecuador, que almacenaba en una bodega ubicada en el municipio de Sopó, Cundinamarca.

“Por más que la marca se haya posicionado en el mercado, no se estaban vendiendo más de 150 millones de pesos mensuales. Eso sería bueno para una empresa comercializadora con más productos, pero no una fosforera”, indicó el agente liquidador.

En otras palabras, los encendedores eléctricos, los de gas y las estufas de autoencendido vencieron le ganaron la guerra a los fósforos. Y a esta competencia se le suma el costo de producción que dependía de insumos como maderas y papel.

La empresa El Rey fue fundada en 1933 en la ciudad de Manizales, la cual se convirtió en un epicentro del negocio para fabricar fósforos. Sin embargo, con el inicio de la apertura económica a comienzo de la década de 1990 ingresó al negocio un fuerte competidor.

Se trató del Grupo Fierro proveniente de España, el cual compró en 1991 a la Compañía Fosforera Colombiana, la cual le pertenecía a la Swedish Match Company, según un artículo publicado en EL TIEMPO.

Para ese momento, El Rey había sido durante décadas una de las fábricas más importantes de esta industria junto a marcas como Fósforos El Viejo, Póker y Vulcano.

Sin embargo, la emblemática marca se sigue consiguiendo en las tiendas de barrio y la distribución está a cargo de laa sociedad Outsourcing y Distribución, que es de Jairo Ernesto Romero Sánchez. ¿Larga vida al fósforo?.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.