Secciones
Síguenos en:
En movida de más de $ 2 billones, Glencore toma control de Cerrejón
Cerrejón

El año pasado, las regalías atribuibles a las explotaciones carboníferas fueron de 2,2 billones de pesos, que, a su vez, representan el 89 por ciento de todo lo correspondiente a la minería.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

En movida de más de $ 2 billones, Glencore toma control de Cerrejón

Asumirá como dueño del segundo productor del país, detrás de Drummond.

En el que podría ser el negocio empresarial más grande del año, y a pesar de haber tenido serias diferencias con la Agencia Nacional de Minería (ANM), al punto de renunciar a sus títulos de minería de carbón de Prodeco en el Cesar, la multinacional suiza mantiene su interés por la extracción de este mineral en Colombia.

Este lunes, la compañía anunció que acordó la compra de las participaciones del australiano BHP y Anglo American en Cerrejón, el mayor yacimiento de carbón a cielo abierto de Latinoamérica y cuyas operaciones se vieron fuertemente afectadas por una parálisis de más de cuatro meses el año pasado que las llevaron, por primera vez en muchos años, a registrar pérdidas.

(Le puede interesar:  Dian actualizó de manera automática el RUT de 466.491 pensionados)

Para ello, el grupo suizo firmó un acuerdo para retomar las partes de las otras dos compañías (33,3 por ciento cada una) por un monto total de 588 millones de dólares, señalando que con base en la proyección de los ingresos que genera la mina, esta inversión podría cubrirse en dos años, en una transacción que concluirá en el primer semestre del 2022.

“Glencore ha estado involucrado con Cerrejón por más de 20 años. Conocemos bien el activo y creemos que somos el administrador más responsable de Cerrejón en esta etapa de su ciclo de vida”, manifestó Iván Glasenberg, director ejecutivo de Glencore.

Desde hace varios meses, BHP y Anglo American habían anunciado que ofrecían vender todas sus acciones en el complejo minero y Glencore llegó a un acuerdo con cada uno, sustancialmente en los mismos términos, para adquirir sus respectivas participaciones del 33,3 por ciento.

(También le recomendamos:  Producción petrolera, en apuros mientras crudo toca máximos en 3 años)

Para materializar la operación, que equivaldría a precios actuales, a 2,19 billones de pesos, Glencore consideró que asumir el control total de la mina es “la mejor decisión” y que estudió cuidadosamente todas las opciones para respetar sus compromisos incluidos dentro del Acuerdo de París sobre el clima.

“Vender nuestros activos en combustibles fósiles y pasar el problema a otro no es la solución y no reducirá las emisiones”, dijo Glasenberg. Se prevé que los volúmenes de producción de Cerrejón deben disminuir sustancialmente a partir de 2030, explicó el grupo suizo.

Por su parte, BHP confirmó la venta de sus participaciones a Glencore por 294 millones de dólares y también Anglo American subrayó que esta cesión de su parte marca la última etapa en su proceso de dejar de lado las actividades vinculadas con el carbón.

“Con base en el desempeño operativo esperado y los precios futuros actuales del carbón, asumiendo un cierre durante el primer semestre de 2022, anticipamos que el efectivo generado por la operación reducirá la contraprestación de efectivo a aproximadamente 230 millones de dólares, lo que hace que el período de recuperación de la inversión estimado sea inferior a 2 años”, precisó Glencore.

Dos jugadores grandes

Para Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), la multimillonaria transacción confirma la relevancia que sigue teniendo el carbón colombiano en la matriz energética global.

“Estas inversiones generan confianza en la generación de empleo, regalías e impuestos, fundamentales en la reactivación económica del país. No podemos olvidar que durante los últimos 12 años el carbón ha representado la mitad del PIB en La Guajira, contribuyendo con más de 8.500 empleos y más de 18,5 billones de pesos en regalías e impuestos”, dijo.

Y agregó que dichos recursos han contribuido a la reducción de brechas en necesidades básicas insatisfechas de la región, como por ejemplo en el municipio de Albania, principal área de influencia del Cerrejón, en donde este indicador ha mostrado una importante mejoría, pasando del 67 por ciento en 1993 al 38 por ciento en 2018.

A su turno, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, subrayó que se trata de una muestra de la confianza inversionista en el sector minero colombiano y garantiza recursos y empleos para los habitantes de La Guajira. Tras la compra del 66 por ciento de Cerrejón, la suiza Glencore será el segundo productor de carbón térmico del país después de la estadounidense Drummond, que en los últimos años ha aumentado su producción de forma consistente, con base en una estrategia de diversificación de mercados hacia el continente asiático.

De hecho, hace unas semanas, Drummond anunció la puesta en marcha de una nueva mina a gran escala a partir de la integración de dos contratos de mediana minería en uno solo llamado El Corozo, y que tendrá una producción anual máxima estimada de alrededor de 3,5 millones de toneladas al año.

Tras la compra de Cerrejón, la suiza Glencore asume el segundo lugar en producción, cuyo volumen en 2020 fue de 12,4 millones de toneladas, pero que antes de la pandemia estaba en 25,8 millones de toneladas, en 2019, mientras que, según datos de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Drummond sumó el año pasado 29,26 millones de toneladas, un 10,2 por ciento menos que los 32,6 millones de toneladas de 2019.

Para el 2021, Drummond prevé una producción aproximada de 32 millones de toneladas, según le confirmó a EL TIEMPO el presidente de la compañía, José Miguel Linares.

Así, a la espera de que la ANM resuelva el proceso de renuncia de los títulos de Glencore en Prodeco (Cesar) y consiga un nuevo operador para estos activos mineros, al tiempo que las actividades de Colombian Natural Resources (CNR) en el mismo departamento siguen paralizadas desde el año pasado, la producción del mineral estará liderada por dos firmas.

En el primer lugar se ubica la estadounidense Drummond, en el Cesar, y en segundo término Cerrejón, en La Guajira, cuya propiedad accionaria ahora pasará totalmente al inversionista suizo, la multinacional Glencore.

Dificultades recientes

Cerrejón produce carbón térmico, producto cada vez más menos popular, pero que las empresas que lo usan están realizando procesos de captura de carbono para reducir las emisiones de la quema del mineral para generar energía eléctrica.

El yacimiento colombiano se vio afectado en los últimos meses por huelgas y protestas. Primero, por un plan de retiro con el objetivo de mitigar la baja demanda asociada a la pandemia y al desplome de precios del carbón.

Luego, en mayo, manifestantes bloquearon la llegada de combustible para exigir mejores condiciones laborales y también denunciaron problemas de salud.

Alza en el precio del carbón no estaba en las cuentas de nadie

Fuentes del sector minero señalaron que una de las razones para que Glencore haya decidido consolidar la totalidad de las acciones de Cerrejón tiene que ver con la proyección de precios de los próximos años y que, en el mundo, la transición energética va más despacio de lo esperado, por la fuerte demanda de países asiáticos como India, China, Japón, Corea del Sur e incluso Turquía (Europa y Asia).

El año pasado, una de las razones por las que Glencore decidió pedir la suspensión de los títulos mineros que explotaba a través de Prodeco en el Cesar (y a los que luego renunció) fue el bajo precio del carbón por la menor demanda producto del covid y la crisis mundial, que llevó el precio a niveles de 30 dólares.

Pero de unos tres meses para acá, el mercado carbonífero ha mostrado una vigorosa reacción de precios “que no la veía nadie”, según indicó una persona consultada conocedora del mercado del carbón, quien estima que a la fecha el mineral térmico colombiano se está vendiendo entre 75 y 80 dólares la tonelada, toda vez que el crecimiento de la demanda se está dando incluso en países de Suramérica.

Por ello, según conoció EL TIEMPO, debido a que actualmente entre el 63 y el 66 por ciento del carbón colombiano tiene como destino los mercados de Asia, pero se sigue liquidando bajo la referencia API2, que es la de Rotterdam (Países Bajos), el Gobierno está ultimando los detalles para que las regalías se liquiden con base en un indicador del mercado asiático, para reflejar la realidad actual del mercado.

El 2 de junio de 2021, el precio del carbón de la referencia Puerto Bolívar, que refleja el carbón colombiano en Europa, cerró en 81,5 dólares la tonelada, para un aumento del 35 por ciento frente al 31 de diciembre del 2020, según datos de la agencia Argus Media.

En 2020, Colombia produjo 48,4 millones de toneladas de carbón contra 82,4 millones de toneladas el año anterior, según la Agencia Nacional de Minería (ANM).

Encuentre también en Economía:

Las mejores empresas para trabajar en Colombia, según encuesta

Ingreso solidario: ¿cuándo comienza el pago del giro 15?

Así puede conocer el número de semanas cotizadas para pensionarse

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.