Seis firmas han mirado el proceso de Electricaribe

Seis firmas han mirado el proceso de Electricaribe

Entre ellas están Promigás, Celsia y la Empresa de Energía de Boyacá.

Inversionista para Electricaribe

También se amplió el plazo para lograr el acuerdo de acreedores no financieros.

Foto:

Vanexa Romero. Archivo EL TIEMPO

Por: Ómar G. Ahumada Rojas
02 de noviembre 2018 , 10:48 a.m.

A unos cuantos días de conocerse las firmas o consorcios que finalmente alzarán la mano para indicar que están dispuestas a presentar una oferta formal para postularse a la operación de la distribuidora Electricaribe, el proceso ha despertado el interés de un número representativo de empresas.

Según conoció EL TIEMPO, a la fecha son cinco las empresas que fueron al cuarto de datos por información detallada para analizar si entran de lleno al proceso. Estas firmas son Celsia, que opera en el mercado de distribución a través de la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa), la transportadora de gas Promigás, la distribuidora Enertolima, la Empresa de Energía de Boyacá, controlada por el fondo canadiense Brookfield, dueño también de Isagén y el empresario William Vélez.

A estas se suma el interés que en diferentes escenarios ha expresado el Grupo Enel, de Italia, que controla la operación de Codensa, aunque según pudo establecer EL TIEMPO, hasta este martes no había entrado al cuarto de datos a recopilar la información.

Según el cronograma del proceso, este viernes se conocen los nombres de quienes realmente harán una oferta, pues vence el plazo para recibir los sobres de precalificación.

Según trascendió, al interior del Ministerio de Minas y Energía hay un fuerte debate jurídico, puesto que para que el Grupo Enel o una firma con una participación similar en el mercado de distribución de energía eléctrica pueda entrar al proceso es preciso eliminar el tope del 25 por ciento a la comercialización de energía, y la posición de esta cartera sería hacerlo a través de la expedición de un decreto.

Pero, según fuentes enteradas del tema, esta tesis no es compartida por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), entidad que por mandato constitucional, emanado de una ley, es la única facultada para definir un cambio de esta magnitud en el mercado de distribución de energía.

Asimismo, en el documento del proceso se incorporó un cambio consistente en que un oferente que se presente como único en la precalificación podrá entrar a formar parte de un consorcio al momento de la oferta definitiva y de forma inversa, es decir que un inversor precalificado dentro de un consorcio decide participar como inversor individual.

El ajuste también permite que un grupo que se precalificó como consorcio, decide, después de precalificar, ampliar el consorcio, con nuevos miembros.


ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.