Veto a la alianza Siemens-Alstom desata polémica

Veto a la alianza Siemens-Alstom desata polémica

Francia y Alemania están a favor de que cada país tenga última palabra en integraciones.

Fusiones y adquisiciones

El negocio de Alstom preveía reducir costos a través del negocio con Siemens.

Foto:

Vincent Kessler / Reuters - Archivo EL TIEMPO

Por: Bernardo de Miguel y Lluis Pellicer - Ediciones EL PAÍS
10 de febrero 2019 , 08:35 p.m.

La alemana Siemens y la francesa Alstom deberán dar marcha atrás en su proyecto de crear un gigante europeo que pueda plantar cara a la pujanza de la industria ferroviaria china y competir de forma global.

El ambicioso plan de alumbrar una compañía con 60.000 empleados se estrelló la última semana con el veto de la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, quien considera que esta tendría una posición demasiado dominante en la UE. París y Berlín, indignadas con la decisión, se disponen a lanzar una ofensiva para cambiar la política de competencia de la UE.

La sacudida podría llegar hasta el extremo de arrebatar a la Comisión la última palabra sobre las fusiones más sensibles políticamente, como la de Alstom y Siemens. El poder de veto del que dispone Bruselas desde hace casi 30 años podría tener los días contados.

Hay que introducir mayor flexibilidad en la política europea de competencia, igual que se ha hecho en macroeconomía con el Pacto de Estabilidad

“Hay que introducir mayor flexibilidad en la política europea de competencia, igual que se ha hecho en macroeconomía con el Pacto de Estabilidad”, defienden fuentes francesas. Aunque aún no hay propuesta oficial, la reforma aspiraría a traspasar la última palabra sobre ciertas fusiones al Consejo de Ministros de la UE, un foro en el que Alemania y Francia tienen un peso proporcionalmente mucho mayor que en la Comisión.

Esa fórmula equiparía el modelo europeo con el vigente en varios países, incluidos Francia y Alemania, donde el Gobierno puede revocar o ignorar algunas decisiones de las autoridades nacionales de competencia. De hecho, el actual ministro francés, Bruno Le Maire, revocó el año pasado una decisión de la autoridad francesa de competencia, en una medida sin precedentes desde que ese organismo fue declarado independiente hace una década.

El máximo aspirante a presidir la Comisión Europea, el conservador alemán Manfred Weber, abogó por “mirar la competencia no solo desde un punto de vista europeo, sino global”. Un proyecto que fue secundado por la propia Kramp-Karrenbauer.

Fuentes de la Comisión dan por supuesto de que el próximo presidente acometerá la reforma que, según Berlín y París, no permite el nacimiento de “campeones europeos” que puedan competir con las empresas de EE. UU. y China. La propia Comisión reflexiona desde hace meses sobre una posible reforma de los umbrales de facturación que obligan a notificar las fusiones a Bruselas. Pero se trata de un cambio relativamente menor en comparación con lo planteado ahora por Alemania y Francia. Y, además, el objetivo es dar más poder a Bruselas, no menos.

BERNARDO DE MIGUEL Y LLUIS PELLICER
Ediciones EL PAÍS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.