Cada vez son más los que pagan por escuchar música

Cada vez son más los que pagan por escuchar música

Las ventas de grabaciones artísticas en Colombia crecen 10,5 por ciento anual.

Música

Los soportes digitales representan 54 % de las ventas de las industria de la música a nivel mundial.

Foto:

AFP-Archivo EL TIEMPO

28 de julio 2018 , 09:00 p.m.

Con la decisión de la cadena estadounidense de productos electrónicos Best Buy de cerrar el pasado 1.° de julio su unidad de comercialización de discos compactos, habrá un hito en este negocio.

María Lázaro, analista de la revista Computer Hoy, afirma que la decisión tendrá una enorme repercusión tanto para los distribuidores de música como para los clientes. Una consecuencia que atribuye a la llegada de Spotify, Apple Music y otras plataformas tecnológicas.

Y es que la caída de las ventas de CD en el país norteamericano, registradas en la cadena de comercio, alcanzó 18,5 por ciento en el 2017, al sumar 40 millones de dólares. “Para una compañía como Best Buy, que factura 40.000 millones de dólares anuales, eso ya no es rentable”, agregó la experta.

Y, si se trata de mirar en Colombia, la facturación de las cadenas de venta de discos también caen, y estas tratan de paliar con ingresos como libros y artículos el rápido cambio tecnológico.

Tango Discos (sociedad Cifuentes Roa S.A.S.) arrojó el año pasado una facturación por 3.011 millones de pesos, con una baja de 32,3 por ciento, frente al 2016, cuando sumó 4.453 millones de pesos.


Mientras que las ventas de la cadena La Música (Comercial Cardona Hermanos Ltda.) bajaron 38 por ciento, de 7.531 millones de pesos en el 2016 a 4.666 millones el año pasado.

Por su lado, la consultora Deloitte indica que de los 580 millones de suscripciones digitales que se proyectan al finalizar el 2018, 525 millones de afiliaciones, es decir el 90 por ciento, será a plataformas de videos por demanda y música.

La actividad más realizada hoy con el teléfono inteligente es mirar videos cortos, con un 59 por ciento, seguida por la revisión de redes sociales, con 54. Y si bien ha aumentado el consumo de contenidos como películas, música (33 por ciento) y noticias, estos no superan los videos y las redes sociales.

No obstante, aunque las afiliaciones aumentarán a un promedio anual del 20 por ciento, la piratería y la reproducción libre serán más grandes, según analistas.

Spotify, de origen sueco y uno de los principales servicios de streaming (transmisión en línea), junto con Deezer y Apple Music fueron los impulsores para que el año pasado, las ventas de música en el mundo crecieran 8,1 por ciento, a 17.300 millones de dólares, según dice la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (Ifpi).

La recuperación de las ventas del sector también se originó gracias al desempeño del streaming, pues 176 millones de personas en todo el mundo pagaron suscripciones al servicio, de las cuales 64 millones lo hicieron por primera vez.

Agrega la Ifpi que las ventas de música digital, que hasta 2016 prácticamente eran equivalentes a las de los soportes físicos, representaron por primera vez en el 2017 más de la mitad del monto vendido, con el 54 por ciento (9.342 millones de dólares). Sin embargo, las ventas de música, aun sumando los soportes digitales, no han vuelto a los niveles de antes del surgimiento de internet y de la piratería musical, dijo Frances Moore, presidenta de la Ifpi.

Entre tanto, Stu Bergen, director de servicios comerciales de Warner Music, consideró que la industria no debería dar el brazo a torcer y llamó a las discográficas a seguir invirtiendo en nuevos talentos (artistas).

A dos dígitos

De todas las regiones del mundo, agrega la federación Ifpi, Latinoamérica fue la que creció más rápido en cuanto a las ventas de grabaciones musicales el año pasado, con 17,7 por ciento.

Y esto se logró igualmente con el apoyo del streaming y gracias al impulso de los crecimientos obtenidos en Brasil (17,9 por ciento), Colombia (10,5 por ciento), Chile (14,3 por ciento), Perú (21,7 por ciento) y México (7,9 por ciento). El informe agrega que, sin embargo, muchos consumidores de la región aún no tienen acceso a tarjetas de crédito, indispensables para suscribirse a servicios de streaming, lo que dificulta el crecimiento de la música digital.

Poca remuneración por reproducciones digitales

La cantante colombiana Victoria Sur dice que medios streaming como YouTube o Spotify están tomando fuerza, y para los más famosos llegan a representar de 150 a 300 millones de reproducciones por plataforma.

“Sin embargo, cuando el artista es independiente, pierde porque nunca va llegar a esa cantidad si no tiene la infraestructura de la industria musical detrás”, dice.

Sin embargo, agrega que los soportes digitales son a la vez una ventaja para los independientes porque les permiten promocionar libremente sus creaciones.

Pero ellos también pierden porque los grandes artistas van acompañados de casas disqueras que invierten fuertes sumas de dinero en promoción y así la música llega a más gente”, asevera.

Sostiene que su producción Belleza Silvestre se reprodujo en la serie de televisión La Promesa y a través de esta llegó a las plataformas digitales.
“Obtuve 250 dólares por reproducciones , que es un montón si se tiene en cuenta que no estaba ya con la promoción”, afirma Victoria Sur. También le permitió que se conociera en la red que los derechos le pertenecen.

Entonces, los conciertos y ventas de discos son, de lejos, las mayores fuentes de ingresos.

La revolución en bloques


Blockchain es una estructura de datos, similar a un libro de contabilidad, en la que se anotan transacciones de bitcoines. Además de monedas virtuales, certifica bienes, servicios, contratos e identidades de personas que se asocian a un bloque de código que se encadena con otros (de allí que se llame cadena de bloques).

Según el canal Deutsche Welle, se considera que revolucionará los consumos culturales y masificará los pagos de productos como la música. Por ejemplo, un grupo con pocos seguidores podrá evitar abogados, discográficas y vender directamente 2.000 o 3.000 copias ‘inhackeables’ de una canción.

Los artistas en cierta manera ya son empresas independientes porque asumen grandes riesgos, viven en condiciones precarias y asumen grandes retos. Esto los hace más fuertes y será importante para su futuro”, dijo a ese canal de
televisión Johannes Gees, experto suizo en crowdfunding (financiación a través de internet para proyectos).

Con Agencia AFP

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.