La guerra por la supremacía tecnológica en el planeta / Análisis

La guerra por la supremacía tecnológica en el planeta / Análisis

Veto a Huawei es un duro golpe para la firma china, pero podría pasar factura a economía de EE. UU.

Tecnología 5G de Huawei

Algunos expertos ven imparable el liderazgo de Huawei en tecnología 5G y en inteligencia artificial.

Foto:

Reuters

Por: Ricardo Ávila
25 de mayo 2019 , 10:26 p.m.

El respiro que tuvo este viernes la bolsa de Nueva York, cuando los índices accionarios mostraron un leve repunte, no impidió que por tercera semana consecutiva el mercado de valores más importante del mundo cerrara con cifras en rojo. Las caídas habían comenzado a inicios de mayo, después de que Donald Trump anunció un fuerte aumento en los aranceles que deberán pagar una gran cantidad de artículos hechos en China al entrar a Estados Unidos.

La intensificación de las hostilidades en la guerra comercial que sostienen desde hace meses las dos economías más grandes del mundo puso nerviosos a los inversionistas. Nadie contaba, sin embargo, con que las sanciones dirigidas en contra de una empresa complicaran todavía más el panorama.

Con nombre propio

Eso ocurrió cuando Washington señaló que las empresas norteamericanas deben pedir un permiso especial para hacer negocios con Huawei, la multinacional china que produce equipos de telecomunicaciones, lo cual equivale a un veto. Con más de 100 mil millones de dólares en ventas anuales –una suma similar a la de Microsoft– y unos 188.000 empleados, el conglomerado es ampliamente conocido entre el público por sus teléfonos celulares, de los cuales vendió cerca de 200 millones de unidades el año pasado.

Semejante cantidad la ubica en el segundo lugar en el mundo, únicamente superada por la coreana Samsung. Sus otras líneas de negocio son menos conocidas, pero los expertos saben que es la firma dominante en el suministro de redes para comunicaciones móviles, que son las que hacen posible la transmisión de voz y datos en forma inalámbrica.

La empresa ha estado en la mira de las autoridades estadounidenses desde tiempos de Barack Obama, pues se le acusa de copiar los avances tecnológicos de sus competidores y de implantar en sus equipos sistemas que permitirían el espionaje por parte de Pekín, una sindicación que sus ejecutivos califican de ‘absurda’. Aun así, está proscrita en la tierra del Tío Sam y algunos operadores en Europa prefieren otras opciones.

No obstante, una cosa es no comprarle a Huawei y otra es cortarle sus suministros. La fabricación de un celular, por ejemplo, involucra una gran cantidad de proveedores que no son fáciles de remplazar, dada la especialización técnica que exigen múltiples componentes. “La empresa cuenta con cerca de 90 compañías importantes que la abastecen, de las cuales una tercera parte es estadounidense, como Intel con sus chips o el desarrollo de las patentes de Qalcomm”, explica el exministro de las TIC y consultor internacional, Diego Molano.

Como si eso fuera poco, Google anunció que no prestaría el servicio de actualizaciones para los móviles de la firma que usan el sistema Android. Aplicaciones tan usadas como Gmail o mapas dejarían de funcionar en cuestión de meses, lo que supondría afectaciones para quienes ya cuentan con estos equipos.

Aunque en algunos casos puede haber soluciones parciales, el problema que enfrenta el conglomerado chino es mayúsculo, pues los expertos creen que su inventario de piezas le durará apenas tres meses. Además, cualquier persona que esté pensando en comprar un equipo de la marca asiática lo pensará dos veces, antes de arriesgarse a no poder utilizar los servicios que ofrece la competencia. “En el corto plazo el golpe va a ser muy fuerte”, añade Molano.

Ante lo ocurrido, cualquier observador desprevenido podría pensar que las únicas realmente comprometidas son las finanzas de Huawei. ¿Qué explica, entonces, el descenso de los principales mercados de valores del planeta?

El coletazo

Para comenzar, los ingresos de un sinnúmero de empresas en los cinco continentes se verán afectados. No obstante, la principal preocupación es que este sea el primer cañonazo de una confrontación que podría extenderse a otros nombres conocidos del sector. Apple, para citar un caso, no solo fabrica sus iPhones en China, sino que deriva una quinta parte de sus utilidades en la nación asiática.

Y la conflagración podría ir más lejos. Los especialistas tomaron nota de la información según la cual las autoridades chinas vendieron hace poco el equivalente de 20 mil millones de dólares en bonos del tesoro estadounidense, sin motivo aparente. Dado que Pekín es el principal inversionista global en este tipo de papeles –pues posee títulos por 1,2 billones de dólares– es fácil imaginar qué pasaría si decide desprenderse de todo su inventario y se produce un terremoto en el sistema financiero internacional.

Pero de vuelta a Huawei, es incuestionable que lo que está en juego realmente es la supremacía tecnológica mundial. “Es evidente la intención de reducir la capacidad de producción de la firma, tanto de celulares como de equipos de red de telecomunicaciones”, sostiene el experto José Carlos García. Ante la próxima masificación de la 5G que permitirá descargar a velocidades mucho mayores que las actuales, hay una intensa competencia a ambos lados del Pacífico entre los países que dominarán los avances que permitirán el auge del internet de las cosas.

Y aunque hay muchos jugadores, el liderazgo que se disputa es el de Estados Unidos y China. Al cerrarle la puerta parcialmente a esta última, es posible que los norteamericanos consoliden su delantera por un tiempo.

Es evidente la intención de reducir la capacidad de producción de la firma, tanto de celulares como de equipos de red de telecomunicaciones

Un asunto de honor

No obstante, los chinos no se quedarán cruzados de brazos. Así en cuestión de días Donald Trump y Xi Jinping limen sus diferencias y todo vuelva a la normalidad en el plano comercial, la crisis dejó claro que la nación más populosa del planeta no es autosuficiente en ciertos componentes clave, como los microprocesadores.

Esa realidad conducirá a que superar el cuello de botella se convierta en una prioridad, lo cual no es en absoluto imposible para un país que cuenta con la inteligencia, los recursos monetarios, los profesionales y la voluntad para conseguir lo que se propone. Puesto de otra manera, no depender de nadie más en este campo se convierte en un asunto de seguridad nacional. “Esto va a despertar un espíritu combativo entre los chinos, cuyo objetivo va a ser superar la crisis a como dé lugar”, dice Molano.

Frente a esa perspectiva, es probable que la apuesta de Donald Trump le acabe costando a la economía estadounidense en el largo plazo. No es descabellado pensar en un escenario en el cual China se ponga a la vanguardia o lance un estándar diferente y más barato con el cual intentaría conquistar otras economías emergentes. Una alianza con Rusia o India es totalmente posible, demostrando que también el eje del poder tecnológico se desplazaría hacia Asia.

“Al final de cuentas, el mundo va a depender menos de las firmas americanas, incluyendo la capacidad de innovación. Hoy por hoy, los campeones de la nueva economía están al otro lado del océano Pacífico y eso se va a profundizar. En lugar de impedir el triunfo de China, a lo mejor Washington lo está acelerando”, afirma el exministro.

En lo que atañe a Huawei, su suerte no está echada. “Veo imparable el liderazgo de la compañía en 5G o inteligencia artificial”, agrega García. Y concluye: “el mundo se dividirá por cuenta de una guerra fría tecnológica en donde los países que no atiendan el veto de hoy contarán con las herramientas para innovar más rápidamente en la carrera por liderar la cuarta revolución industrial”.

El nerviosismo dispara el dólar

El público en Colombia no deja de preguntarse hasta dónde llegará el dólar. La tasa representativa del mercado que rige este domingo es de 3.358 pesos por cada billete verde, un nivel que pocos expertos pronosticaban semanas atrás. Aunque las causas son variadas e incluyen un creciente desequilibrio en las cuentas externas de la economía colombiana, el principal elemento en lo sucedido es la turbulencia en los mercados internacionales por cuenta de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. La mezcla de nerviosismo e incertidumbre lleva a los inversionistas a salirse de los lugares que consideran más riesgosos y a buscar refugios seguros.

Un reporte de la firma EpfrGlobal es elocuente. Tan solo la semana pasada, salieron 3.800 millones de dólares que habían sido adquiridos en acciones de países emergentes. En un mes largo, la suma asciende a 7.800 millones.

Debido a ello y a otros movimientos, la mayoría de las monedas han perdido terreno frente al dólar. En lo que atañe a América Latina, desde el peso mexicano hasta el argentino, pasando por el real brasileño o el sol peruano, todos retrocedieron frente al billete verde. Aunque sirve de consuelo de tontos, el peso colombiano es uno de muchos golpeados. Hay un fenómeno general, que solo se superaría si eventualmente retorna la calma.

RICARDO ÁVILA
Director de Portafolio

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.