Con el servicio más crítico, Electricaribe recibe primeros arreglos

Con el servicio más crítico, Electricaribe recibe primeros arreglos

Obra se inicia en octubre e implicarán solo el 2 % de lo que necesita la Costa en materia eléctrica.

trabajos de mantenimiento de Electricaribe

14 horas fue la duración promedio de los cortes del servicio eléctrico registrados durante el mes de mayo del presente año.

Foto:

Prensa Electricaribe

Por: Ómar G. Ahúmada Rojas
28 de septiembre 2019 , 08:39 p.m.

Justo semanas antes de que se completen tres años de la intervención de la distribuidora de energía Electricaribe, a mediados de octubre comenzarán las primeras obras encaminadas a reducir los graves indicadores de calidad de servicio que tiene la empresa, los cuales son la base para el reconocimiento de las inversiones para todas las compañías distribuidoras de energía del país, pero también para comenzar a blindar redes contra el fraude.

(Le puede interesar: Fallas en Electricaribe hacen que parezca que ya hay racionamientos)

La agente especial de la compañía, Ángela Patricia Rojas, indicó que, tras hacer los respectivos procesos de contratación, los recursos, que suman 125.000 millones de pesos y corresponden al documento Conpes 3910, del 27 de noviembre del 2017, son para obras planteadas a fin de mejorar la calidad de servicio.

De este total, según el plan de la empresa, el 74 por ciento, equivalente a cerca de 93.000 millones de pesos, irá a estos frentes: control de energía (para reducir pérdidas y luchar contra el fraude) y el desarrollo de líneas de alta y media tensión.

Los materiales ya empezaron a llegar, y otros están en fabricación, como son los transformadores de alta tensión para las subestaciones, y, una vez estén listos, se iniciarán las obras

“Los materiales ya empezaron a llegar, y otros están en fabricación, como son los transformadores de alta tensión para las subestaciones, y, una vez estén listos, se iniciarán las obras para su instalación”, agregó.

Y explicó que con recursos propios se vienen realizando inversiones y mantenimientos con el objetivo de mitigar los efectos de la calidad del servicio. La suma para el 2019 sumará 100.000 millones de pesos.

No obstante, las obras de inversión en redes que comienza este año la empresa corresponden apenas al 2 por ciento de lo que necesita para tener niveles de servicio parecidos a los de otros mercados del país.

Y señaló que las inversiones apuntan a bajar en 1,17 puntos porcentuales el indicador móvil de pérdidas de energía, y las mejoras las verán unos 122.237 clientes.

Sin embargo, Rojas reconoce que estas inversiones iniciales, que buscan también frenar el deterioro de la red, solo se verán en mejoras del servicio desde el último trimestre de 2020 y en 2021.

Niveles críticos

Mientras que el Consejo Nacional de Operación del mercado eléctrico (CNO) recomendó hace unas semanas iniciar un racionamiento programado en la región ante la debilidad de las redes de energía en casi todas las subáreas, idea que el Gobierno desechó de tajo, pero en cuyo riesgo insiste XM, operador del mercado eléctrico, los indicadores de pérdidas de energía y calidad de servicio (número de cortes de energía y duración promedio de estos) están en el nivel más alto de los últimos años.

Los reportes de gestión de la agente interventora muestran que a junio del 2019, el indicador Saifi, que mide el número de veces que se registran cortes del servicio no programados en toda la región Caribe, llegó a un acumulado de 55,23, para un aumento del 15,3 por ciento anual en el primer semestre.

Traducido a términos más prácticos, en promedio cada mes la región ha registrado nueve cortes de energía no programados, siendo mayo el período más alto, con 12,24 veces.

Pero más complejo aún es el indicador de duración de los cortes de luz, que entre enero y junio tuvo aumento anual del 35 por ciento, ya que mientras en el primer semestre del 2018 la duración acumulada de los cortes fue de 40,04 horas, para los primeros seis meses del 2019, la duración acumulada se incrementó hasta las 54,35 horas.

(También puede leer: Energia para el Caribe, en un laberinto)

En otras palabras, este año, en el mercado que atiende Electricaribe, la duración promedio mensual de cada corte de energía llegó a las 9 horas, siendo mayo el mes más crítico, con una duración promedio de 14 horas.

Y la debilidad de las redes se evidencia al comparar las estadísticas con las de períodos anteriores. En efecto, según los reportes históricos de la oficina del agente especial, en el primer semestre del 2018, el promedio mensual de cada corte de energía fue de 6,67 horas; en el 2017, el número se ubicó en 7,18 horas y en el 2016, el indicador fue de 6,27 horas en promedio.

Rojas insiste en que la red de distribución tiene dificultades precisamente porque durante más de 10 años no se hicieron inversiones para su mejora.

Por lo pronto, se prevé que los 125.000 millones de inversión comiencen a aliviar la situación de 631.398 clientes, para lo cual se construirán 2 nuevas subestaciones, se reemplazarán 6 transformadores de potencia, se instalarán 4 nuevos elementos de este tipo, se construirán 8 nuevos circuitos, se instalarán 169 reconectadores y switches, al igual que 786 transformadores de distribución.

Entre tanto, con los recursos de crédito por 735.000 millones de pesos que la intervenida Electricaribe gestionará con la banca gracias al aval dado al Fondo Empresarial de la Superintendencia de Servicios Públicos, mediante el documento Conpes 3966 (corrección del Conpes 3933), el próximo año se prevé la primera gran inversión en la empresa, que será posterior a la escogencia de un nuevo operador, si finalmente este proceso tiene éxito.

La suma tendrá una distribución parecida a la de las inversiones del primer tramo de 125.000 millones, y los departamentos con las mayores asignaciones serán Atlántico, con 302.374 millones de pesos, Bolívar, con 193.691 millones, y Magdalena, a cuyas redes locales le invertirán 113.592 millones de pesos.

Se pierden $ 26 de cada $ 100

Además de los deficientes niveles de servicio, los indicadores de pérdidas de energía de Electricaribe se ubicaron en 26,85 por ciento, lo que significa que por cada 100 pesos de electricidad que les compra a los generadores, por factores como la deficiencia en la infraestructura y el fraude, principalmente, la compañía pierde 26,8 pesos, siendo el nivel más alto desde que comenzó la intervención de la empresa, e incluso más elevado que cuando estaba administrada por Gas Natural Fenosa (hoy Naturgy). En junio del 2016, cinco meses antes de ser intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos, las pérdidas estructurales de energía de la empresa eran de 19,81 por ciento.

Según expertos, el reciente marco tarifario de transición para Electricaribe, puesto para comentarios por la Comisión de Regulación de Energía y Gas, no es un salvavidas, pues lo que hace es permitir a la empresa iniciar su senda de reducción de pérdidas y de mejoramiento de indicadores con las cifras del 2019, en lugar de las del 2017, que aplican para todo el mercado.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.