Secciones
Síguenos en:
‘No sé qué hubiera pasado con la pandemia sin las EPS’
Compensar

Andrés Barragán, director de la Unidad de Salud de Compensar.

Foto:

El Tiempo / cortesía

‘No sé qué hubiera pasado con la pandemia sin las EPS’

Andrés Barragán, director de la Unidad de Salud de Compensar, hace balance de las EPS en la crisis.

“El covid-19 es el reto más grande que han enfrentado las EPS desde su creación, hace 25 años”. Así califica Andrés Barragán, director de la Unidad de Salud de Compensar, el impacto de la pandemia en entidades como esta, que apenas tuvieron tiempo para hacer ajustes antes de lanzarse a enfrentar esta contingencia.

(Le puede interesar: Gobierno expide cuatro decretos para promover la inversión y el empleo)

“Por fortuna –dice–, Compensar tiene una estructura robusta cuyos pilares son la atención del usuario y el trabajo con redes articuladas. Y eso hicimos: nos juntamos con la red de prestadores y nos preparamos para hacerle frente al covid”.

¿Qué balance hace Compensar tras cinco meses de cuarentena?

Dividimos nuestra estrategia para afrontar la pandemia en grandes objetivos: atención ambulatoria para establecer cómo íbamos a atender a los usuarios y llevarles medicamentos; atención de pacientes con males crónicos, gestantes y mayores de 70 años; manejo de nuestros pacientes hospitalizados y de las familias, que tenían restricciones para verlos, y cuidado y acompañamiento de todos nuestros profesionales. Nos preparamos y nos ha ido bien.

(Lea también: Reapertura de aeropuertos: 4 están en operación y 15 ‘esperan pista’)

¿Cómo manejaron a su población de alto riesgo?

Para hacer gestión del riesgo agrupamos a nuestra población en cohortes: cardiovascular, diabetes, hipertensión, males respiratorios, cáncer, neurociencias y VIH y esclerosis. Tener identificados a estos usuarios ha servido durante la pandemia, porque ha sido posible hacerles seguimiento.

¿Cómo han manejado la toma y procesamiento de muestras de covid?

Fue un reto muy grande. Hemos hecho unas 230.000 muestras de laboratorio, más del 10 por ciento de todo el país. En julio tuvimos represamiento en el procesamiento porque se desbordó nuestra capacidad. Logramos corregir pronto, y hoy las muestras hospitalarias, que son urgentes, las entregamos en 24 horas, y las ambulatorias, que tomamos por fuera, están listas en 48 horas.

¿Han dejado de atender pacientes?

En toda esta etapa hemos atendido a 800.000 pacientes, 300.500 de los cuales pertenecen a poblaciones priorizadas por riesgo de covid (males crónicos, gestantes o mayores de 70 años). Hemos atendido 1’580.000 citas presenciales y 860.000 consultas de medicina general con telemedicina y teleorientación. También entregamos 2’955.600 medicamentos.

De las EPS se ha dicho que han dejado de atender pacientes para ahorrarse esos recursos que reciben los hospitales...

Puedo hablar por Compensar, uno de cuyos pilares es trabajar con redes integradas de prestadores de servicios. Esa articulación ha evitado negar atenciones urgentes y necesarias a los usuarios; eso sí, siguiendo lineamientos de Minsalud hemos aplazado procedimientos que no son vitales, para no ocupar camas para enfermos de covid, o por petición de los mismos pacientes.

(Además lea: Grandes empresas que aguantan y mejoran sus resultados en plena crisis)

Esta pandemia trajo cambios que llegaron para quedarse. ¿Cuáles son, en Compensar?

Lo primero, la telemedicina y el manejo digital en salud; hay que seguir cultivando ese tema y el de la entrega de medicamentos a domicilio en ciudades como Bogotá, que tiene movilidad difícil. También queda instalado el trabajo colaborativo, en redes, con prestadores de servicios, entes territoriales y otras EPS. No sé qué hubiera pasado con esta pandemia sin las EPS. Quedó demostrado que en tiempos de crisis este país responde.

En medio de la pandemia se radicó el proyecto de ley de reforma de la salud en el Congreso. ¿Qué opinión le merece?

Tiene aspectos buenos, como el fortalecimiento de la salud pública, el mayor protagonismo de las EPS como aseguradoras, la unificación de regímenes y planes de salud y la mayor relevancia a los deberes de los usuarios. Pero nos preocupa que se proponga el giro directo a los hospitales, porque en nuestro caso ese modelo funciona bien. Somos cumplidos en los pagos a nuestra red de prestadores, y en nuestro caso acabar con ese modelo afectaría nuestra relación con ellos.

¿Qué viene para la EPS?

Somos fuertes en Bogotá y Cundinamarca. Hace dos años quisimos empezar a extendernos, y ya tenemos presencia en Boyacá y Meta, y vamos para Barranquilla. La Supersalud, además, nos asignó usuarios en Cúcuta y Popayán. Vamos creciendo, y nuestra estructura financiera nos permite estar tranquilos.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.