Sindicatos instan al Congreso a legislar sin destruir empleo

Sindicatos instan al Congreso a legislar sin destruir empleo

En el panel laboral del Congreso de la Andi, este fue uno de los temas, también la flexibilización.

Riesgos laborales

Hay consenso, entre Gobierno, empresarios y trabajadores, en la necesidad de flexibilizar el mercado laboral, para luchar contra la alta informalidad.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Ómar G. Ahumada Rojas - Enviado Especial a Medellín
17 de agosto 2019 , 01:47 p.m.

Justo cuando se está construyendo un proyecto de reforma pensional y laboral (esta última será radicada el próximo año), el sector sindical del país, en su participación en el 4.° Congreso Empresarial Colombiano, que organiza la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), instó al Congreso de la República a proteger el empleo a la hora de estudiar y aprobar iniciativas legislativas.

Aunque normalmente son los empresarios quienes llaman la atención para que no se implanten normas de corte populista (se han opuesto a la prima extra que propuso el senador Álvaro Uribe Vélez), en el encuentro fue Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), quien señaló que en este sentido hay que acogerse a las directrices de Naciones Unidas y de la Organización Internacional del Trabajo, que están empeñadas en la agenda 2030.

Allí, según el dirigente sindical, con los objetivos de desarrollo sostenible, se habla de eliminar la pobreza, pero en el punto ocho es claro sobre el trabajo decente y la productividad, que tiene que ver con el desarrollo de las empresas.

“Si hay empresas, hay empleo, y la salvación del empleo es importante y muy valiosa. Resulta que a veces desde el Congreso legislan destruyendo empleo, y eso es grave”, señaló.

Por ello, llamó la atención al Legislativo para que mida las consecuencias, porque, inclusive, hay proyectos que salen de allí, causan problemas y luego la Corte Constitucional tiene que declararlos inexequibles.

“Es mejor que eso vaya a la Comisión de Concertación y Políticas Salariales, donde están los empresarios, el Gobierno y los trabajadores para analizar el asunto antes de que se presente el desastre”, agregó.

Durante el encuentro, el presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Julio Roberto Gómez, y Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), recalcaron la importancia de fortalecer la mesa tripartita para que los cambios que se planteen tengan un consenso previo.

Si bien Gómez admite que la migración de venezolanos ha tenido un impacto, les dijo a los técnicos del Gobierno que no hay que echarles la culpa del desempleo a los venezolanos. “Antes de la migración ya éramos uno de los países con las mayores tasas de desempleo y uno de los de mayor tasa de informalidad”, agregó.

Si hay empresas, hay empleo, y la salvación del empleo es importante y muy valiosa. Resulta que a veces desde el Congreso legislan destruyendo empleo, y eso es grave

Flexibilizar, urgente

En lo que sí están de acuerdo Gobierno, empresarios y trabajadores, aunque todavía hay diferencias sobre cómo hacerlo, es en la necesidad de flexibilizar el mercado laboral, para luchar contra la alta informalidad.

Al respecto, la ministra del Trabajo, Alicia Arango, sostuvo que este cambio es inevitable porque Colombia debe tomar conciencia de lo que está pasando en el mundo laboral, para lo cual hay que formar a los jóvenes con pertinencia para que estén actualizados, de tal manera que independientemente del tipo de trabajo puedan realizarlo sin ningún problema. Pero recalcó que esa flexibilidad, que implica que se pueda trabajar y cotizar por horas, debe llegar con pleno respeto de los derechos laborales.

“Mientras que no llegue y sigamos con esta rigidez de contratación, se baja la productividad y baja el empleo, y si baja la competitividad, también baja el empleo y, además, cuando una persona quiere trabajar por horas, ¿quién dijo que no tiene derecho a cotizar por horas?, y en Colombia no se puede”, aseguró.

Arango recalcó –ahora que se acerca el inicio de las reuniones para el aumento del salario mínimo del 2020– que en Colombia el salario mínimo es muy bajo y su aumento, al contrario de lo que han dicho los técnicos del Emisor, no genera desempleo. “No estoy de acuerdo, porque digan lo que quieran decir los técnicos, el salario mínimo de Colombia es bajito”, añadió al señalar que los incrementos generan más consumo y crecimiento de la economía.

Ómar G. Ahumada Rojas 
Enviado Especial a Medellín
Twitter: @omarahu

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.