Nueva cultura en empresas, un reto complejo de asumir

Nueva cultura en empresas, un reto complejo de asumir

Tradición familiar y el éxito de una compañía con los mismos procesos pueden ser posibles enemigos.

Nueva cultura en empresas, un reto complejo de asumir

El país ha tenido una evolución muy importante en la generación de la cultura de innovación.

Foto:

iStock Photo

Por: Alejandro Ramírez Peña
27 de octubre 2019 , 02:52 a.m.

Implementar la cultura de la innovación en las empresas del país es un desafío que, antes que tener que superar factores económicos y otros aspectos propios que conlleva la transformación de procesos, servicios y productos, debe afrontar obstáculos que pueden resultar aún más difíciles: La tradición exitosa, la costumbre y el ‘cambio de chip’ que deben experimentar las organizaciones.

Johann F. Osma, Doctor en Ingeniería y profesor asociado de la Universidad de los Andes, piensa que el primer paso hacia la innovación siempre es el continuo cuestionamiento de las cosas, los procesos, los productos etcétera.

“No podemos desacostumbramos a cuestionar, cuestionar no es algo negativo y no tiene por qué tener una connotación negativa. Por el contrario, sirve para descubrir rápidamente oportunidades de mejora u otras formas de hacer las cosas. Es de esta manera como se puede implementar la cultura de la innovación en las empresas colombianas”, asegura.

Para él, vivimos en un mundo ante todo conservador en el ámbito industrial, en donde la mayoría de las grandes compañías son de tradición familiar y, por ende, los procesos se realizan como se han hecho a través del tiempo, sin muchos cambios, lo que significa que hay una cultura en donde la gente se queja pero no cuestiona mucho y, de nuevo, al no saber cuestionar de forma positiva -no simplemente como una queja-, si no de forma constructiva, difícilmente se innova.

Sin embargo indica que esta es una tendencia que ha ido cambiando a través de los años y que poco a poco Colombia ha empezado a generar cada vez más profesionales con un deseo más amplio sobre cómo hacer las cosas de manera diferente.

En este sentido, el director ejecutivo de la Corporación Interactuar, Fabio Andrés Montoya, considera que el país ha tenido una evolución muy importante en la generación de la cultura e innovación y que uno de los principales logros que han tenido las diferentes plataformas es que han hecho que las empresas empiecen a tener más conciencia acerca de esa cultura para ser más competitivas.

Loreta Calero, socia asesora en Crowe España y docente de la cátedra sobre Innovación Abierta en la Universidad Sergio Arboleda con sede en ese país, cree que esa implementación se logra favoreciendo la creación de ecosistemas emprendedores que pongan en común a todos los agentes que participan en el proceso, ya sean compañías privadas, universidades o el sector público. Para ella, estos se convierten en círculos virtuosos, además de que la generación de valor en esos entornos es exponencial.

“El facilitar foros de encuentro, así como la habilitación de líneas de financiamiento sirve como base sobre la cual construir una estrategia de innovación. Los procesos de incubación y aceleración de empresas dirigidos y enfocados sirven como catalizador para que el proceso fluya”, agrega la experta.

En Carvajal Tecnología y Servicios sostienen que la cultura de innovación se vive y se implementa de diferentes formas en cada empresa y que la innovación es una actividad que depende exclusivamente de las personas y de la manera en la que estas enfrentan los retos.

No podemos desacostum-
bramos a cuestionar. Cuestionar
no es algo negativo y no tiene por qué tener una connotación negativa

La organización explica que existen varias modalidades para implementar la
innovación: Algunas la toman como una tarea académica, de generación de conocimiento relacionado con un negocio específico y son expertas en agrupar las áreas de innovación en comunidades de expertos. Estas agremiaciones, dice, se convierten en líderes de pensamiento frente a determinados temas.

“Otras usan la innovación como una herramienta contra el statu quo, y se dedican a desafiar tendencias y costumbres en ellas mismas. Estos cambios se enfocan en innovaciones del interior al exterior de las empresas, haciendo sus procesos más eficientes, lo cual se traduce en reducción de costos que en ocasiones se transfieren a los clientes”, añade Carvajal.

Y la otra modalidad que describe la compañía es donde están las que se dedican a crear nuevas tecnologías y experimentos que eventualmente se llevan a la práctica, basados en necesidades de mercado, es decir, que innovan de afuera hacia adentro.

Estos experimentos se conocen como pilotos y suelen crearse en alianza con más de un jugador y al ser exitosos se llevan a la práctica y se monetizan como productos para consumidores finales.

La empresa asegura que tiene un proceso de innovación que se basa en la adopción de nuevas tecnologías para la creación de modelos de negocio innovadores y que este proceso se fundamenta en la observación de las tendencias mundiales, el análisis de su aplicabilidad a la problemática latinoamericana y las necesidades del mercado, la realización de experimentos y su posterior puesta en producción.

Mayor conciencia

Con respecto a si hay una mayor conciencia sobre la importancia de la innovación en las compañías para su perdurabilidad o si solo se trata de algo momentáneo, Montoya señala que no cree que sea un ‘boom de momento’ pues, por ejemplo, anota que desde 2009 se está hablando de innovación en Ruta N, con procesos muy interesantes.

“Digo que la innovación llegó a Colombia para quedarse con un gran reto: Que llegue a muchas más empresas para que puedan ser más sostenibles y competitivas. La idea es aprender a ser más sostenibles desde lo social y ambiental”, recalca el director ejecutivo de la Corporación Interactuar.

Mientras que Carvajal expresa que el país quizás está en su mejor momento en términos de innovación, ya que se ha convertido en un nuevo epicentro de lo digital. De acuerdo con la organización, las razones para esto son diversas: la variedad cultural, la buena calidad de software y la inmensa cantidad de ‘dolores’ o brechas en el mercado han permitido que Colombia sea una buena incubadora para la innovación.

Y por eso resalta que el país está evolucionando rápidamente para recibir esta bonanza digital que enfrenta. No obstante, según la empresa, el desafío fundamental se deriva de comprender que lo importante no es enfocarse en la tecnología sino en el problema a resolver.

“Esto y la gran carga burocrática de las empresas tradicionales son los retos más importantes para aprovechar al ciento por ciento las oportunidades que nos presenta el ‘boom de lo digital’. Estos retos se vuelven oportunidades para resolver con herramientas tecnológicas que les den solución a las dificultades”, enfatiza Carvajal.

Entre tanto, Calero ve que Colombia se ha convertido en una referencia en materia de innovación y emprendimiento, promovido en gran medida por programas como iNNpulsa. Muchos países, dice, se están inspirando en el modelo colombiano cuando se plantean promover la innovación y las start ups como palanca para el desarrollo.

A su vez la población, para ella, está demostrando su interés por el emprendimiento y es muy habitual la presencia de estudiantes colombianos en programas y másteres de emprendimiento ya sea locales o internacionales.

“Todo eso asegura un desarrollo del ecosistema emprendedor local, ya que estos estudiantes son emprendedores y tras recibir formación la probabilidad de éxito en los proyectos que inicien será mucho más elevada. Todo ello genera una considerable riqueza en el país que está asegurando la autonomía laboral de sus jóvenes”, concluye la socia asesora en Crowe.

Los expertos, a la vez que coinciden en que aún hay mucho por mejorar y sobre todo en la mediana y pequeña industria, también comparten el hecho de que la conciencia sobre la relevancia de la innovación ha crecido de manera exponencial, pese a que en algunos casos se ha convertido en un mecanismo de supervivencia empresarial, debido a la desaparición de grandes compañías dominantes por no innovar y evolucionar.

ALEJANDRO RAMÍREZ PEÑA
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.