212 proyectos de ley en trámite atentan contra impulso empresarial

212 proyectos de ley en trámite atentan contra impulso empresarial

La alerta la hacen los comerciantes en el congreso de Fenalco que se realiza en Neiva.

Compras

Haga las compras que le falten con una lista en mano y un presupuesto para cada regalo.

Foto:

123rf

Por: Carlos Arturo García M.
19 de septiembre 2019 , 08:17 a.m.

Ni el desempleo que ronda en el país –que en julio llegó a 10,7 por ciento, según el Dane– ni las sombras de una posible desaceleración económica global en el 2020, que le podría pegar a Colombia, han evitado que los hogares colombianos contengan sus deseos de gastar casi que a manos llenas, según lo evidencian las más recientes cifras del comercio, el turismo y el sector automotor.

Pero si el Gobierno quiere que esto se mantenga, para bien de la economía, debe generar un mejor clima de negocios en el país, ponerles freno a la hiperregulación y al exceso de intervencionismo del Estado. Así se lo harán saber las directivas de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) al presidente Iván Duque, en su congreso anual, que dio inicio ayer en Neiva (Huila)
.
“Todos los gobiernos intentan reducir la tramitomanía y facilitarles la vida a los hacedores de empresa. Pero urge frenar la cascada normativa, porque no parece serio que en esta legislatura, que se inició el 20 de julio, se hayan radicado más de 424 proyectos de ley, de los cuales el 50 por ciento afectan la actividad empresarial”, señaló Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

Solo en agosto, el consumo de los hogares sumó más de 58 billones de pesos, 10,3 por ciento más que en igual periodo del 2018, según la consultora Raddar.

A su vez, las cifras del Dane indican que las ventas del comercio repuntaron 8,5 por ciento en el séptimo mes del año. Las de vehículos lo hicieron a un ritmo de 6,5 por ciento, indicó la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos).

A estos buenos resultados se suman los del turismo interno del segundo trimestre, que dejan ver cómo el gasto per cápita de las personas aumentó 9,4 por ciento.

(Le puede interesar: Las señales que envía el crecimiento de la industria y el comercio)

Comerciantes y expertos consultados atribuyen este buen momento a seis razones fundamentales: estabilidad en los precios, menor costo del crédito, fuerte competencia del comercio organizado, ofertas de temporada, mayores ingresos de los hogares y hasta la alta migración venezolana, pues “al haber más gente, la demanda de productos y servicios es mayor”, dicen.

Los comerciantes destacan no solo el hecho de que el consumo de los hogares venga en recuperación desde hace dos años, sino también el menor impacto del cierre de la vía al Llano –que luego de tres meses se habilitó de manera parcial desde el martes de esta semana– en los precios de los productos.

“Este es un hecho muy importante, como quiera que con el cierre de la vía al Llano algunos pensaban que la inflación de alimentos se dispararía, especialmente en Bogotá, ciudad de enorme peso relativo en los cálculos del IPC, pero no ha ocurrido así”, precisó.

Hasta el momento no se perciben efectos significativos por el alza del dólar

Ni desempleo ni dólar

Tampoco el creciente desempleo ha minado la capacidad de gasto de las familias. Camilo Herrera, presidente de la firma de consultoría Raddar, sostiene que “una tasa de desempleo creciente no siempre significa que haya menos hogares gastando”.

Explica que la coyuntura actual evidencia que el mercado ha logrado crear empleos para absorber la migración venezolana y a los colombianos que buscan trabajo, mientras que por el lado de ingresos de ocupación se crece al 4 por ciento.

Y si bien algunos sectores temían que la escalada del dólar de los últimos meses causara daño en el precio de los productos importados –la divisa se ha encarecido más de 131 pesos o 4,4 por ciento–, los mismos comerciantes advierten que el golpe ha sido mínimo.

(Lea también: Industria creció 3,5% en julio y comercio aceleró a un ritmo de 8,5%)

Explican que el componente importado de los bienes y servicios de la canasta familiar es mucho más bajo de lo que la gente piensa, y prueba de esto es que el 85 por ciento de las ventas de la cadena de almacenes más grande del país corresponden a artículos de producción nacional.

En el sector de vehículos, los empresarios han evitado a toda costa trasladar de forma inmediata ese mayor precio del dólar a sus clientes, lo que explicaría la dinámica de las ventas.

“Hasta el momento no se perciben efectos significativos por el alza del dólar, toda vez que la mayoría de comerciantes manejan inventarios entre uno y tres meses, lo que significa que fueron comprados con precios antiguos. No negamos que un aumento pronunciado del dólar afecta el bolsillo de los consumidores, pero me parece que no deben magnificar tales efectos”, sostuvo el vocero de los comerciantes del país.

Lo que se compra

Sin duda una de las razones por las que las ventas de vehículos nuevos siguen al alza. En agosto se matricularon 23.305 unidades, 8,7 por ciento más que en el mismo mes de 2018, lo que convierte a ese periodo en el mejor de 2019. A esa fecha se habían vendido 162.419 automotores en el país, según Andemos.

Pero no es lo único. Los colombianos también están demandando y comprando bienes de consumo durable como aparatos electrónicos y de telefonía celular; muebles, electrodomésticos y gasodomésticos.

Las ventas del comercio también han sido intensas en calzado, incluyendo el deportivo, artículos de cuero, ciertas categorías de ropa y de textiles, así como el de víveres en general. Incluso, los comerciantes señalan una buena dinámica en el sector de ferreterías y materiales de construcción, lo que para ellos es una muy buena señal de que ha comenzado la recuperación del sector de edificaciones, luego de un letargo de casi 18 meses.

¿Se mantendrá el ‘boom’?

Tanto el Gobierno como los comerciantes confían en que la dinámica del consumo en el país se mantenga, y mientras el primero dice que esto refleja la efectividad de los planes ejecutados para dinamizar la economía, los segundos advierten que se requiere de mayores ajustes para que esto sea sostenible.

“Las cifras de la producción de la industria y del comercio que vimos en julio reafirman que los planes del Gobierno para fomentar el crecimiento de estos sectores claves para la economía están dando resultado. Por ello, tenemos el compromiso de trabajar de la mano de los actores del sector productivo para fortalecer la confianza de industriales, consumidores y de otros renglones de la economía”, manifestó recientemente José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, Industria y Turismo, al resaltar las cifras de producción de la industria y los buenos resultados de las ventas del comercio y el turismo.

Las expectativas de los comerciantes son positivas. En general, piensan que en la última fracción del año se mantendrá el dinamismo observado de 8,5 por ciento año corrido y calculan que el crecimiento real de las ventas serán del orden del 7 por ciento.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
En Twitter: @CarlosGarciaM66
artgar@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.