Números que evidencian la guerra que desató Tostao en cadenas de café

Números que evidencian la guerra que desató Tostao en cadenas de café

En el 2017, la facturación de cafeterías grandes sumó 558.421 millones de pesos.

Expansión de Tostao

En total, Tostao abrió el año pasado 234 tiendas con un promedio de inversión de 70 millones de pesos por local.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

Por: Rolando Lozano Garzón
25 de marzo 2018 , 11:29 a.m.

El crecimiento en el número de tiendas y el buen consumo interno tienen a las grandes cadenas de café facturando a muy buen ritmo.

Cuatro cadenas grandes vendieron 558.421 millones de pesos el año pasado, que representan un incremento de 31 por ciento frente al 2016, cuando sumaron 426.415 millones de pesos.

El 2017 estuvo marcado por el frenesí de apertura de locales de BBI (Tostao), que con apenas dos años en el mercado supera en puntos de venta a Procafecol (Juan Valdez), que debutó en el 2003.

El año pasado, los ingresos operacionales de Procafecol sumaron 279.584 millones de pesos, con un aumento del 13,7 por ciento frente al 2016, cuando totalizaron 245.691 millones, lo que le permite conservar el primer puesto nacional en este rubro.

La segunda red de mayores ventas fue Restacafé (Oma), que registró 160.000 millones de pesos, con un crecimiento de 3,4 por ciento frente al 2016, cuando llegó a 154.599 millones. El dinamismo de esta marca –aunque su crecimiento fue inferior al de la inflación, que fue de 4,09 por ciento en el 2017– se debe a un proceso de reestructuración para ajustar la red en 260 locales y optimizar las barras de café, que le generan el 80 por ciento de sus ingresos. El resto proviene de sus 22 cafés restaurantes.

Tostao, más locales

BBI Colombia (Tostao) sorprendió al completar 312 locales, superando a Juan Valdez, que reportó 272 a 31 de diciembre y presencia en 32 ciudades. Tostao reportó 1.651 empleos; Juan Valdez, 1.790; y Starbucks, 258.

En total, según www.losdatos.com, Tostao abrió el año pasado 234 tiendas con un promedio de inversión de 70 millones de pesos por local. Sus ventas sumaron 87.433 millones de pesos frente a 7.930 millones de pesos en el 2016. Sin embargo, el negocio le dejó pérdidas netas el año pasado por 34.472 millones de pesos, una tendencia normal durante los primeros años de cualquier negocio.

Por el contrario, Procafecol registró ganancias netas por 3.070 millones de pesos, y remitirá los beneficios a absorber las pérdidas de ejercicios anteriores.


La cifra de 68 millones de tazas de preparaciones de café servidas en los últimos cinco años (13,6 millones anuales) es otro indicador esgrimido por la llamada tienda de los caficultores colombianos, que sigue liderando el segmento pese a la agresividad de Tostao.

Estrella Andina (franquicia de la estadounidense Starbucks en Colombia) tuvo ingresos operacionales por 31.404 millones de pesos, con un aumento de 72,5 por ciento frente al 2016, cuando totalizaron 18.196 millones de pesos.Las ganancias de la compañía sumaron 3.500 millones de pesos en el 2017, un saldo positivo tras sus primeros tres años en el país.

Problemas de principiante

El gerente de www.losdatos.com, Luis Naranjo Ojeda, afirma que aunque las cifras del 2017 ubicaron a Tostao como la cadena más exitosa, su camino no ha estado exento de los tropiezos propios de los negocios más jóvenes y de ese tamaño. “Solo empezarán a dar utilidades en unos tres años. En cuanto a los problemas, tienen líos con las tapas para los vasos de 12 onzas, porque cambiaron de proveedor, y la rotación de producto es tan rápida que en ocasiones los mostradores no tienen toda la oferta”, agrega.

De acuerdo con Naranjo, la falta de personal hace que las colas en horas pico se extiendan más de lo normal. En promedio, 360 personas llegan a diario a cada establecimiento.

“Calibrar la logística de un negocio con más de 200 locales y alrededor de 60 productos perecederos en mostrador es complejo y toma tiempo; muchas veces no se encuentran productos de panadería suficientes”, agrega.

La cadena Oma triplicó sus ventas en 7 años

No obstante las buenas cifras en ingresos operacionales durante el 2017, Reynaldo Ariel González Pantaleón, gerente general de MesoFoods, firma costarricense dueña de la marca Oma, dijo en días pasados que el año pasado fue difícil para todo el sector.

El directivo dominicano reemplazó al colombiano Ricardo Ospina Sorzano, quien pasó a la primera suplencia. Según el directivo, la meta este año es volver a niveles de rentabilidad que traían un par de años atrás. Los socios extranjeros compraron la compañía en el 2011, cuando tenía 162 puntos de venta, y en estos siete años las ventas se han triplicado.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
rolloz@eltiempo.com
En Twitter: @rolandolozano3

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.