Contrabando apaga el último productor local de cigarrillos

Contrabando apaga el último productor local de cigarrillos

Coltabaco-Philip Morris cerró plantas e importará 100 % de factorías extranjeras.

Cigarrillos

El contrabando y comercio ilegal controlan cerca 25 % del mercado de cigarrillos.

Foto:

Juan Pablo Rueda/Archivo EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios - Vida
06 de junio 2019 , 02:12 p.m.

Luego de 100 años de estar dedicada al negocio de producción y comercio de cigarrillos, las plantas del único sobreviviente de esa industria nacional se esfuman. El contrabando fue el causante de la estocada final.

Se trata de la compañía Colombiana de Tabaco (Coltabaco)-Philip Morris International, que este miércoles liquidó cientos de empleos y en adelante se concentrará en la importación, como ya lo hicieron las multinacionales Mazda, Michelin, BAT y Chiclets Adams, entre otras.

La compañía generaba 900 puestos de trabajo, de los cuales 250 serán cobijados por un plan de jubilación, con indemnizaciones por encima de lo establecido por ley. El resto de personal sigue vinculado a la línea de comercialización.

Aunque anunció el cese de la línea de fabricación en Medellín y Barranquilla, Coltabaco-Philips Morris International aseguró que sus compromisos de compra de tabaco en rama de la cosecha prevista para finales de 2019 se mantendrán.

Hay que recordar que además de Pielroja, Coltabaco maneja las marcas Marlboro, L&M y Chesterfield. La posible fabricación en el extranjero de Pielroja, que se creó en 1924, aún está por definirse.

El cese de actividades productivas en el país por Coltabaco- Philip Morris International se da tras 14 años de que la empresa controlada por estadounidenses pasó de importador a fabricante local y adquirió el 52 por ciento a Coltabaco, por 310 millones de dólares. Ahora, según fuentes de la compañía, esta operará bajo un nuevo modelo de integración con las afiliadas Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

El vicepresidente de la compañía, Carlos Guzmán, afirmó que “como industria, debemos ajustarnos también a las nuevas realidades del mercado: el comercio ilícito de cigarrillos se disparó a raíz del aumento abrupto del impuesto al consumo en el año 2016 y alcanzó máximos históricos en el 2018, al ubicarse en un 25 por ciento del mercado. En este sentido, esta difícil realidad obliga a la compañía a revaluar su esquema de operación”.

Impacto del contrabando

Los sondeos de la consultora Invamer indican que el mercado de cigarrillos ilegales en el país viene creciendo. Pasó del 13 por ciento en el 2016 al 25 por ciento el año pasado, siendo Norte de Santander la región en donde más creció el flagelo.

Los departamentos con más alta participación ilegal en el comercio de cigarrillos son La Guajira, con 86 por ciento, y Cesar, con 80 por ciento. “Desde 2017, fecha en que empezó a regir la reforma tributaria que incrementó el impuesto específico de 1.400 a 2.100 pesos por cajetilla de 20 cigarrillos, el contrabando pasó de 13 por ciento a 25 por ciento”, indica Invamer.

El porcentaje del 25 por ciento, de acuerdo con el documento, es el valor más alto en todas las mediciones realizadas desde el 2011. En 2018, el contrabando creció 7 puntos porcentuales con respecto al 2017, un aumento mayor al presentado entre 2016 y 2017. Según el 90 por ciento de los encuestados, el precio es la razón principal que los motiva a adquirir marcas ilícitas. Lo anterior obedece a que el precio promedio de compra de cajetillas legales es de 5.198 pesos, a diferencia de las ilegales, que se venden en un promedio de 2.740 pesos.

Coltabaco, por el nivel de las ventas, ocupa el puesto 207 entre las compañías del país, con ingresos el año pasado por 639. 380 millones de pesos. La pérdida fue de 3.124 millones.

La ida de una planta, así sea por razones de consolidación regional, es siempre muy triste. Seguiremos trabajando para que Colombia sea el sitio más atractivo para ubicar operaciones regionales

Otra fábrica que cerró

Dos años atrás se esfumó en Colombia la marca Mustang, que había sido creada en 1976 por Protabaco y participaba con el 20 por ciento del mercado nacional de cigarrillos.

Se recuerda que tras el cierre de la planta de Protabaco en Bogotá, en 2014, al caer la competitividad de la marca, cigarrillos President, Premier y Fly empezaron a ser fabricados en Chile por encargo de BAT Colombia, que era el dueño de Mustang desde el 2011, pero cuando compró a Protabaco por 452 millones de dólares, optó por comercializar Mustang con el sello de origen inglés Rothmans (Azul). Sin embargo, la empresa sigue comprando tabaco nacional y conserva una planta de desvenado de hoja de tabaco en San Gil, Santander.

La empresa dijo que mantendrá la compra de tabaco procedente de 1.100 hectáreas de cultivos nacionales, así como sus agencias comerciales en Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Montería, Manizales, Cartagena y Bucaramanga, al igual que sus oficinas de fomento en Neiva, Garzón y Capitanejo.

Cae número de fumadores

La prohibición de fumar en lugares públicos y cerrados, de la venta a menores de edad, del menudeo y la distribución de muestras de cigarrillos promocionales, así como mayores impuestos, la limitación de la publicidad sobre cigarrillos y la exigencia de campañas educativas, pictogramas explícitos y destacados en los paquetes, entre otras medidas, ha llevado a que cada vez más colombianos dejen de fumar o no se animen a hacerlo.

Estas medidas incluidas en la Ley 1335 de 2009, que ratificó el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud en el 2003, han hecho que el consumo de tabaco pase de un 12,9 por ciento en el 2010 al 7,0 por ciento en el 2017, según la encuesta de Calidad de Vida del Dane.

Si se miran con más detenimiento las cifras, se nota el impacto que han tenido en la prevalencia de tabaquismo en Colombia: en 1993 era del 21,4 por ciento y bajó al 18,9 por ciento en 1998, luego descendió al 12,8 por ciento en 2007 y de ahí, al 7,0 por ciento en toda la población en el 2017.

Esta reducción en el consumo también se traduce en menos vidas perdidas y en una reducción de la carga de enfermedad atribuible al tabaquismo, que anualmente le cuesta 4,7 billones de pesos al sistema de salud, de acuerdo con el ministerio del ramo.

No obstante, la mortalidad por consumo de tabaco cobra actualmente la vida de 88 personas al día (unas 32.120 al año). En promedio, cada 20 minutos muere un colombiano por enfermedades asociadas al tabaquismo.

Otra preocupación es la exposición temprana al consumo. Según la más reciente Encuesta Nacional de Tabaquismo en Jóvenes (ENTJ) –realizada en 2018–, el 40 por ciento de los encuestados fumaron por primera vez a los 12 o 13 años de edad, y uno de cada cuatro estudiantes (25 por ciento) entre los 13 y los 15 años tuvo contacto con el cigarrillo en el último mes.

Gobierno anuncia reunión

El Gobierno, gremios y sindicatos lamentaron el cierre de la producción local de cigarrillos por parte de Coltabaco.

El ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, dijo que el contrabando de cigarrillos es proporcional al incremento de la economía del narcotráfico en el país. Para el funcionario, el cese de las plantas “también es parte de la factura que pasa la reforma tributaria del 2016”, que le impuso gravámenes más altos al consumo de cigarrillos y tabaco elaborado (el impuesto pasó de 1.400 a 2.100 pesos).

Además, dijo que están dispuestos a establecer las formas a través de las cuales pueden ayudar a los cultivadores de tabaco afectados.

“Todos los días llegan nuevas empresas a Colombia; sector privado y Gobierno trabajamos mucho por atraer nueva inversión. La ida de una planta, así sea por razones de consolidación regional, es siempre muy triste. Seguiremos trabajando para que Colombia sea el sitio más atractivo para ubicar operaciones regionales”, dijo, por su parte, el presidente del gremio de industriales Andi.

Mientras que Javier Bermúdez, directivo de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), seccional Atlántico, afirmó que Colombia tiene una economía flotante en la comercialización. “Pese a que la multinacional aseguró que indemnizará a los empleados afectados con el cierre de plantas, el cese se da sin permiso alguno, afectando la productividad del tabaco”, afirmó Bérmúdez.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS Y VIDA DE HOY

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.