Vivienda, entre las apuestas de ChevyPlan, con su revolcón

Vivienda, entre las apuestas de ChevyPlan, con su revolcón

Su presidente, Leopoldo Romero, dice que el esquema de ahorro también sirve para otras necesidades.

Leopoldo Romero

Leopoldo Romero es el actual presidente de ChevyPlan, empresa que ha colocado más de 106.000 vehículos en el mercado colombiano bajo el esquema de ahorro-sorteo.

Foto:

EL TIEMPO / Cortesía

Por: CARLOS ARTURO GARCÍA M.
14 de junio 2019 , 04:57 a.m.

Con 106.000 vehículos entregados a igual número de ahorradores en dos décadas y media de operaciones, en ChevyPlan comienzan a enfocar su estrategia a atender otras necesidades de los colombianos como productos para complementar la pensión, vivienda, educación, salud y bienestar.

Aunque aplicar este modelo de ahorro para compra de vivienda es un objetivo de largo plazo, las nuevas directivas de la compañía trazaron desde ya una plan para que este esquema se utilice con otros propósitos, tal como sucede en Perú y Brasil, donde los recursos se destinan a compra de maquinaria, vivienda, viajes, cirugías, lo que ha hecho que este no solo sea efectivo sino que crezca a tasas del 10 por ciento.

Este mecanismo consiste en la conformación de grupos de ahorradores con un mismo propósito: comprar un vehículo de determinadas características.

Cada integrante aporta una suma de dinero específica y, con los recursos de todos se adquiere el vehículo, el cual se sortea entre los miembros de esa misma comunidad. El proceso se repite cada mes hasta que todos obtengan el auto.

Pero si uno o más integrantes del grupo no quieren pasar por el sorteo, pueden ofrecer mayor cantidad de dinero, en una especie de subasta para obtenerlo antes que los demás.

Leopoldo Romero, presidente de ChevyPlan, dice que ya se han reunido con las autoridades del mercado –Superintendencia de Sociedades– para poner en conocimiento su plan estratégico (Operación Atarraya) y analizar los impedimentos normativos que puedan existir, en especial, en el frente de vivienda.

“Nuestro plan estratégico busca consolidar a ChevyPlan como referente importante del ahorro en Colombia. En 24 años hemos movilizado más de 3,6 billones de pesos, unas 300.000 personas han pasado por el esquema y mantenemos 40.000 ahorradores activos, pero la idea es llegar a los 300.000 en el 2025 con más productos y servicios”, dice el directivo.

Otras apuestas

Dentro de los planes también está la posibilidad de incluir marcas de vehículos distintas a Chevrolet y extenderlo al mercado de camiones y flotes de vehículos para empresas; ahorro común para financiar viajes, estudios, inversión de los recursos en bienes inmuebles que generen rentabilidad y productividad, como complemento para la pensión.

“En viajes se analizan varias consideraciones, como una garantía; en vivienda, el tiempo, si la persona paga cuota o arriendo. Miramos cómo funcionaría, pero es un sistema virtuoso en plazos y garantías”, explica.

Por eso, considera que la reforma de la estructura de la compañía se hace pensando en que más gente pueda acceder a una comunidad que le genere beneficios en distintos frentes, no solo en el de movilidad.

“El tema de vivienda tiene una prohibición, pero no existe racional económico que impida pensar en esa opción”, advierte Romero, quien considera que dentro de esos nuevos planes, será necesario que la vigilancia de la compañía pase a manos de la Superintendencia Financiera.

En su opinión, Colombia tiene las condiciones sociodemográficas ideales para que estas figuras se consoliden, pero hay que darles la posibilidad de crecer, como sucede en Brasil y Perú, dos experiencias de las que se puede aprender bastante.

“Estamos haciendo algo que pocos han hecho y es acercarse a la gente a hablarles de ahorro como una real solución de planificar alrededor de este para adquirir un bien o servicio y el lenguaje ideal es el que usan las natilleras o las cadenas de ahorro, vistas desde una perspectiva de legalidad”, señala Romero.

Con esta estrategia, las directivas de la compañía esperan recuperar el 20 por ciento de la cuota de mercado que han perdido (tenían 40 por ciento) y que hoy está en manos de la competencia. La estrategia también incluye un cambio en la razón social para abarcar más mercados.

¿Qué pasa con el ahorro de los que no siguen?

Como en otros esquemas de ahorro no todos los que inician culminan con el plan. ChevyPlan no escapa a esta regla y hoy tiene $ 17.000 millones de personas que no siguieron, pero tampoco han reclamado su ahorro.

Ese dinero no se le devuelve de inmediato porque hace parte de un ahorro común destinado a comprar los vehículos del grupo y hay que esperar a que se cierre el ciclo y todos tengan su auto. Cuando se entrega a los que no continuaron, esos ahorros no obtienen ningún tipo de rendimiento, dado que esta no se invirtió sino que se destinó a la compra de vehículos, explica Leopoldo Romero.

REDACCIÓN CARLOS ARTURO GARCÍA M.
@CarlosGarciaM66
​artgar@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.