¿Cambiará línea editorial de ‘Semana’ con venta del 50% de la revista?

¿Cambiará línea editorial de ‘Semana’ con venta del 50% de la revista?

Alejandro Santos, director de 'Semana', habla de la sorpresiva compra por parte del Grupo Gilinski.

Alejandro Santos Rubino, director de ‘Semana’

Alejandro Santos Rubino, director de la revista ‘Semana’.

Foto:

Juan Carlos Sierra / Semana

Por: María Isabel Rueda
04 de febrero 2019 , 12:52 p.m.

¿Estaba la empresa Publicaciones Semana en problemas financieros como para que se precipitara la venta de la mitad a la familia Gilinski?

No, no tenemos problemas financieros. Es una empresa totalmente sana, sin deuda y que hace casi 20 años no pierde dinero.

¿Pero la deuda se pagó con la venta del 50 por ciento o llegaron sin deuda al negocio?

Antes de que llegaran los nuevos socios, la deuda era cero.

O sea, la compra es para una capitalización y no para cubrir un hueco…

Con los nuevos socios haremos importantes inversiones en tecnología que hoy son indispensables para mantener un liderazgo en la era digital.

¿Entonces ‘Semana’ no ha tenido ningún problema?

Lo que ha venido pasando es que las utilidades van cayendo debido a la recomposición de la publicidad en lo digital y la fuerte competencia de los gigantes de la tecnología.

¿Y cómo van las suscripciones?

Las suscripciones son el futuro del negocio de los medios. Lo hemos visto en la música con Spotify y en el entretenimiento con Netflix. En el pasado, los medios vivíamos de la publicidad; ahora, con el crecimiento de las audiencias digitales, el reto es pasar de millones de lectores gratuitos a cientos de miles de suscriptores pagos.

En el pasado los medios vivíamos de la publicidad; ahora, con el crecimiento de las audiencias digitales, el reto es pasar de millones de lectores gratuitos a cientos de miles de suscriptores pagos

Es lo que han venido haciendo el ‘New York Times’, el ‘Washington Post’ o ‘The Economist’. Mantener las suscripciones en papel y crecer en suscripciones digitales, en eso estamos.

Solo sobreviven en la web los medios considerados fundamentales para las necesidades de los lectores. ¿En qué sentido sería fundamental ‘Semana’?

‘Semana’ ha jugado un papel esencial en el periodismo colombiano. Por su independencia, por su espíritu crítico y por una capacidad de investigación que ha destapado muchos de los escándalos políticos y judiciales más importantes del país. Hoy, Semana no solo es una institución del periodismo, sino un pilar de la libertad de prensa en Colombia.

¿En cuánto se vendió el 50 por ciento? ¿Se puede saber?

Lo siento, pero esa información es confidencial y no puedo hablar de los términos ni condiciones del negocio.

Lástima… Cuénteme entonces cuál será en adelante el papel de Felipe López y el suyo.

Felipe López seguirá siendo el propietario del 50 por ciento de la compañía y un periodista nato que baja a la redacción el día del cierre a mirar todo y a escribir algún artículo. En cuanto a mí, seguiré al frente del contenido periodístico y de la línea editorial de ‘Semana’.

¿Pero contratado por quién, por Felipe López o por el consorcio?

Por el grupo Semana, como siempre, ahora de dos propietarios.

¿No es muy complicado manejar una empresa partida en dos dueños, 50/50? ¿Cómo dirimiría usted como director del contenido las diferencias que eventualmente vayan a surgir?

Pues el espíritu de la negociación es que ellos aportan músculo financiero y conocimiento tecnológico, y nosotros, la calidad de los contenidos, la línea periodística y la independencia editorial. Y ante las diferencias en esos puntos hay instancias especiales que están contempladas en los estatutos. Yo creo que habrá una gobernabilidad como la de cualquier otra empresa, donde dentro de los acuerdos que hemos tenido, el fin último es la protección de lo que consideramos sagrado: el manejo de los contenidos.

Una cosa es la junta directiva, que es el manejo empresarial, y otra, el consejo editorial, que es el manejo de los contenidos. ¿Qué va a primar ahí con un 50/50?

El hecho de que Felipe López sea propietario del 50 por ciento y yo director es suficiente garantía de que esa independencia y ese espíritu periodístico se mantendrán. Y los Gilinski entienden perfectamente que el mayor valor del negocio está en la independencia editorial.

¿Por qué no vendieron el grupo editorial en su totalidad? ¿Hay algún acuerdo para que eso suceda más adelante?

Felipe no ha pensando aún en retirarse, y cuando lo haga lo remplazará su hija María. En ese sentido, buscábamos un aliado que pudiera potenciar nuestros contenidos en el mundo digital.

¿Como director de ‘Semana’ no le preocupa que caiga en manos de un grupo económico, movida que ha suscitado tantas controversias cuando ha ocurrido en otros casos?

Esa llegada tiene dos caras. La buena, en la medida en que su visión empresarial y las inversiones estén al servicio de la calidad de los contenidos y del interés público. La mala, si el medio de comunicación se convierte en una plataforma para defender intereses particulares.

Se ha hablado de que los Gilinski han sido grandes contribuidores de las campañas de Gustavo Petro en el pasado. ¿Eso puede tener alguna implicación en la línea editorial de ‘Semana’?

La información que yo tengo es que han contribuido a las campañas de varios candidatos. Y, en lo que a mí respecta, ningún candidato tendrá ninguna ventaja ni desventaja mientras yo sea director. Y le agrego una cosa: cuando se fundó la revista se dijo que iba a estar al servicio de López Michelsen, quien era el político más importante del momento. Felipe nunca lo hizo y, tal vez, por eso ‘Semana’ es lo que es hoy. Creo que con eso contesto su pregunta.

Dice que el nuevo inversionista, más que a influir en el tono editorial y estilo periodístico de ‘Semana’, viene a apoyar el desarrollo tecnológico. ¿Qué quiere decir eso?

Que hoy en día los medios están compitiendo con las redes sociales y con gigantes tecnológicos como Google, Facebook y Twitter, y se requieren fuertes inversiones en tecnología. Los medios líderes en el mundo son hoy empresas con tecnología de punta.

En el ‘New York Times’ o el ‘Washington Post’ se ve hoy una combinación de periodismo de altísima calidad con ‘big data’, algoritmos e inteligencia
artificial

En el ‘New York Times’ o el ‘Washington Post’ se ve hoy una combinación de periodismo de altísima calidad con ‘big data’, algoritmos e inteligencia artificial. Periodistas e ingenieros sentados hombro a hombro.

¿Para usted, el periodismo de hoy en el mundo tiene inevitablemente que estar ligado a una gran empresa capitalista?

La tendencia a nivel mundial ha sido que muchos medios independientes y de mucha influencia han terminado en manos de grandes empresarios. Lo importante, como lo ha demostrado Jeff Bezos, dueño de Amazon y del ‘Washington Post’, o Carlos Slim en el ‘New York Times’, es que el dinamismo empresarial y la lógica económica valoren la relevancia de tener una sociedad bien informada y una prensa crítica en una democracia.

¿Va a haber cambios en el estilo editorial a raíz de la venta del 50 por ciento?

No. La línea editorial de ‘Semana’ ha sido filosóficamente liberal, librepensadora, con un periodismo editorializante, unos columnistas y caricaturistas líderes en el país y un equipo de redacción extraordinario, todo lo cual se mantendrá. Esa es la verdadera esencia de lo que es hoy en día ‘Semana’.

Los compradores reúnen tres generaciones: Isaac, el padre y creador de la fortuna; Jaime, el hijo, quien la incrementó, y están los nietos. ¿Quién será el verdadero socio ejecutor de esa alianza?

El hombre que estará encima será Gabriel, el hijo de Jaime, que está muy interesado en aprovechar todas las virtudes de la tecnología para potenciar el negocio.

¿Está cerrado el negocio o falta alguna cosita?

No, la noticia se filtró y el negocio no se ha cerrado. Falta afinar detalles.

¿Qué va a pasar con las otras revistas de Publicaciones Semana?

Se mantienen todos los títulos: ‘Semana’, ‘Dinero’, ‘JetSet’, ‘Soho’, ‘Fucsia’ y ‘Arcadia’. Por ahora todo sigue igual.

Una parte importante de toda esa organización es la Fundación Semana. Hasta hoy, María López ha sido la promotora de importantes campañas filantrópicas de la organización. ¿Qué va a pasar con ellas?

María ha tenido un gran liderazgo en proyectos de impacto social, pero ahora está metida de lleno en los temas de gerencia y concentrada en la transición a la era digital. Ella y nuestra gerente, Sandra Súarez, trabajan hombro a hombro.

Ustedes también se han definido en ‘Semana’ como una empresa intelectual. ¿Qué quiere decir con eso?

Que ‘Semana’ es una empresa que gira en torno a las ideas. Ideas que impactan los grandes temas del país. Por eso hemos creados Semana Regionales, Foros Semana, ‘Semana Educación’, ‘Semana Sostenible’, ‘Semana Rural’, ‘Semana Historia’, entre otras unidades. Todas con el fin de contribuir a los grandes temas del país a través de buen periodismo, debates, cumbres, observatorios, alianzas, etc. Creemos que los medios de comunicación jugamos un papel importante como agentes de transformación social.

En este nuevo tablero de jugadores, ¿qué futuro le ve al periodismo en Colombia y a su papel en la balanza de las ‘fake news’ o noticias falsas?

En Colombia, la prensa ha jugado un papel determinante en defender las libertades y la ética pública. Desde las épocas del narcoterrorismo de Pablo Escobar pasando por el terror de las guerrillas y los paramilitares. Y la prensa regional ha jugado un papel heroico. Hoy en día sigue la amenaza de la violencia, pero combinada con las noticias falsas, la polarización y las pasiones políticas.

Lo importante es que los nuevos jugadores, con sus inyecciones de capital y músculo financiero, estén siempre en función de la excelencia periodística

Lo importante es que los nuevos jugadores, con sus inyecciones de capital y músculo financiero, estén siempre en función de la excelencia periodística. En que las salas de redacción se fortalezcan, se invierta en periodismo de investigación, reportajes y corresponsales de nivel. Es la única manera de lograr que la sociedad esté mejor informada y tome mejores decisiones. De lo contrario, nos quedaremos con la democracia de los 140 caracteres que destila odio por todos los poros. Y ahí sí, apague y vámonos.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Ponte al día

Tendencias

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.