Stadia: el fin de las consolas

Stadia: el fin de las consolas

En el futuro de los videojuegos no existen las consolas. Todo gracias a una tecnología muy familiar que tardó en llegar a esta industria: el streaming.

notitle
25 de abril 2019 , 04:18 p. m.

¿Se imagina no tener que comprar una consola de última generación para jugar su videojuego favorito y no tener que invertir millones de pesos para poder jugar los últimos títulos? Para lograr esta utopía ‘gamer’ habría que romper el paradigma de la “guerra de consolas”, un negocio que genera dividendos de 48.000 millones de dólares anuales y que, hasta ahora, ha dividido a los humanos en tres bandos: quienes juegan Zelda en la última consola de Nintendo, los fanáticos de Uncharted que permanecen fieles al PlayStation de Sony y quienes buscan los XBOX de Microsoft para estar al día con la evolución de Halo. Esa es exactamente la apuesta de Google con Stadia, el proyecto que quiere llevarse un pedazo de ese pastel con una sencilla estrategia: convertirse en el “Netflix de los videojuegos”.

¿Cómo funciona Stadia? Imagine que, en alguna parte del mundo, hay una supercomputadora adaptada para reproducir cualquier videojuego: puede procesar cualquier juego en su mejor calidad, puede almacenar grandes cantidades de información para guardar el proceso de juego de millones de usuarios y puede conectarse con facilidad y rapidez a internet. Cuando cualquier gamer utiliza el servicio de Stadia –según Google se necesita una conexión mínima de 25 mbps– esa supercomputadora central sería la que procesaría todos los comandos, mientras que el navegador Google Chrome de su computador –o de su televisor de alta definición– únicamente recibiría la imagen del juego en streaming yenviaría a la supercomputadora los inputs de los controles en tiempo real. Es una especie de ilusión: el jugador controla una partida que ocurre al otro lado del mundo.

El demo de Stadia que Google presentó el mes pasado demuestra que la plataforma está lista para conectarse con cualquier dispositivo. La imagen de Assassin’s Creed Odyssey y el remake de Doom –producto de su alianza con los desarrolladores de Ubisoft y Id Software– se veían con una buena calidad de imagen en un televisor 4K y en un computador mediocre. Solo falta mejorar la latencia –el retardo temporal entre presionar ‘X’ y hacer que el personaje salte, por decirlo de alguna manera–, pero los resultados son prometedores: “Tenemos probablemente cien innovaciones en el proyecto, y cada una significa que podemos entregar una experiencia de calidad”, dijo Phil Harrison, vicepresidente de Stadia, en una entrevista a GameSpot.

Stadia es el proyecto más avanzado, pero no es el único caballo en la carrera: compañías como Sony y Microsoft también quieren convertirse en el “Netflix de los videojuegos”, por lo que Google quizá no llegue a gozar de un periodo de dominación sin disputa, como lo tuvo Netflix en su tiempo. De todas formas ya falta poco tiempo para que los fanáticos de PlayStation puedan jugar un título exclusivo para Xbox, o al contrario: no necesitarán otra consola, basta con un computador medianamente decente. 

  • Cualquiera podrá acceder a Stadia con cualquier equipo que tenga Google Chrome, desde televisores inteligentes hasta celulares. Los juegos de Ubisoft y Id Software –como Doom y Assassin’s Creed– serán los primeros disponibles en la plataforma.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.