Cerrar
Cerrar
El gran 'cabezazo' de Kickstarter
Kickstarter

El gran 'cabezazo' de Kickstarter

Kickstarter es una plataforma para financiar proyectos creativos, un modelo de negocio que rompe los estándares de lo estrictamente corporativo.

Kickstarter

Foto:

Tomada de kickstarter.com

21 de septiembre 2011 , 02:07 p. m.

Una de las verdaderas lecciones que ha dado la historia de Internet es que el éxito es efímero. Que una poderosa idea no basta y debido al vertiginoso ritmo de la red, cualquier modelo de negocio -llámese Facebook o YouTube- tiene que vivir en permanente transformación para consolidarse y perdurar.

Y en esta tierra de oportunidades que supone el mundo virtual, este año ha brillado con luz propia un proyecto llamado Kickstarter. Es una novedosa plataforma que apoya distintas formas de emprendimiento en áreas como música, tecnología, diseño, arte, gastronomía, editoriales y otros campos creativos. Su modo de operación representa algo nunca antes visto en un modelo de negocio virtual.

Kickstarter funciona así: Usted tiene un proyecto concreto (puede ser desde la creación de una aplicación para teléfonos móviles hasta un documental sobre la vida de alguien) pero no tiene o cuenta con la mitad de los fondos para hacerlo. Envía su propuesta de realización con el monto que necesita para llevarlo a cabo y el tiempo que dispone para ello. Su proyecto es analizado por un comité y si es aceptado será publicado en Kickstarter.com. A partir de ahí, y según la fecha límite designada por usted para recolectar el monto, recibirá sumas de dinero por personas interesadas en su proyecto.

A cambio, dichos usuarios que apoyan su idea obtendrán una recompensa dictaminada por usted, acorde a su proyecto. Por ejemplo, si usted si usted hace un disco sobre la influencia de la música negra en América Latina, una recompensa para esas personas sería una copia del disco o un descuento del 60% en la compra de este material. Este beneficio lo dictamina usted y el usuario lo ve y escoge antes de apoyar su propuesta.

Los fundadores de Kickstarter dicen que no se trata de una retribución de una inversión, porque el "pledge" (la cantidad que aporta) no supone un gasto que debe ser devuelto con alguna ganancia. Tampoco se trata de un préstamo o donación y los proyectos tampoco deben serlo. No obstante, hay un factor que resulta revolucionario en todo el esquema de esta plataforma y es que el creador del proyecto, es decir, usted o su equipo, conserva el 100% del control y la propiedad de la obra. Kickstarter se queda con el 5% de lo que recaude su plan.

¿Y qué pasa si no se recolecta el monto deseado? Las cantidades de dinero no serán cargadas a las tarjetas de crédito de los colaboradores y usted no tendrá que pagar nada. Con esta medida se protege a todas las personas involucradas y el emprendedor no arrancará un proyecto sin fondos.

¿Modelo a seguir?

El mayor ejemplo de éxito de un proyecto financiado aquí ha sido el que convirtió el iPod Nano en un reloj multitouch. Su meta era recolectar $15.000 dólares y recaudó $942.578 entre 13.512 colaboradores. Según un artículo de la revista Wired, a los fundadores de Kickstarter les tiene sin cuidado saber cuál proyecto superará la barrera del millón de dólares. Reveló también que esta plataforma tiene mucho potencial por fuera del campo "creativo", al igual que la ambición no desmedida de sus creadores.

Pretendiéndolo o no, Kickstarter comulga con la idea de "hazlo tu mismo", una noción que va en contra de lo estrictamente corporativo. Pero es mucho más que eso. En este momento se vislumbra como el paraíso del emprendedor, y se espera su expansión a otros países.

¿Es posible un modelo de negocio así en Colombia? Faltaría tal vez consolidar el uso de transacciones electrónicas y generar confianza para apoyar las iniciativas que se publiquen en un sitio como Kickstarter. Pero claro que sí. Imagine a alguien que quiera traer a Pedro Almodóvar a dar una conferencia sobre cine iberoamericano en el país. Y que para hacerlo necesite una cantidad x de dinero. ¿Cuánta gente estaría dispuesta a apoyarlo? Valdría la pena el intento. De momento, no queda más que entusiasmarse con la idea de que hay formas de llevar a cabo sus proyectos sin necesidad de endeudarse de por vida para lograrlo.

portada

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.