Ganadora del Abierto de Australia, según el colombiano que la entrenó

Ganadora del Abierto de Australia, según el colombiano que la entrenó

Conozca cuál fue el proceso que tuvo Sofia Kenin desde que era apenas una niña.

Sofía Kenin

Sofía Kenin.

Foto:

AFP

Por: Felipe Villamizar M.
01 de febrero 2020 , 04:38 p.m.

Al mundo sorprendió la estadounidense Sofia Kenin, de 21 años, luego de que este sábado venciera en la final del Abierto de Australia a la consagrada española Garbiñe Muguruza y ganar así su primer título de grand slam. Pero, ¿quién es esta joven jugadora?

Kenin nació en Moscú - el 14 de noviembre de 1998. Allí estuvo solo unos meses, pues sus padres Alexander y Lena decidieron darle un cambio a su vida y se la llevaron para la Florida, Estados Unidos. Lo que no sabían es que allí era en donde se iban a encontrar el camino del triunfo, convirtiéndola en jugadora profesional.

Sofía Kenin

Sofía Kenin, ganadora del Abierto de Australia.

Foto:

AFP

Rick Macci, mentor, entre otros, de Andy Roddick, Jennifer Capriati, las hermanas Williams y María Sharapova

En charla con EL TIEMPO, Tobón destacó la disciplina que desde pequeña ha tenido la tenista que desde muy pequeña demostró sus grandes cualidades con la raqueta.

¿Cómo es que se dio esa posibilidad de entrenarla?
La historia fue fácil. Cuando me vine a vivir a La Florida, yo trabajaba en un club con Diego Valencia, fue como conocimos a Sofía Kenin. Ella comenzó de a poco a entrenar en nuestro programa desde los seis años, estaba muy pequeña, pero vio el amor por este deporte y vimos que tenía las condiciones que cada vez más venía a entrenar en nuestro programa. Su talento y el interés de convertirse en profesional fue tan importante que hasta íbamos a recogerla al colegio después de clases para llevarla a entrenar con nosotros.

¿Qué condiciones le vieron?
Había una relación muy estrecha con la familia, tenía plena relación con nosotros. Es una niña que desde muy pequeña tenía un talento y una disciplina increíble, eso fue algo que nos deslumbró. Tenía mucho enfoque y concentración. Además, la coordinación cada vez que ejecutaba los golpes o se le pedía hacer un movimiento era impresionante. Nosotros sentíamos que era una niña super dotada a nivel deportivo.

¿En qué era lo que más se destacaba?
Partiendo del hecho de que su jugadora a seguir Kim Clijsters, no me puedo detener a decir que solo tenía un golpe en el que se especializaba, porque en todo era buena. En la parte motriz era coordinada y era una niña que siempre estaba con la mejor disposició, realmente tenía mucho talento. No era solo un golpe, eran todos, uno le transmitía algo y lo adaptaba a su juego rapidísimo. Era desde ahí en donde comenzaba a marcar la diferencia sobre las otras jugadoras. Era una niña que uno la veía en sus ojos que siempre estaba enfocada en la pelota, que le gustaba estar corriendo. Era una niña muy completa.

¿Imaginaron que podía ganar un grand slam a los 21 años?
Parece increíble desde pequeña se le veía que podía lograrlo. El papá cumple un papel fundamental. Con él trabajaban para eso, para ganar. Estaban buscando aprender y de mejorar, siempre estaban enfocados y aún más. El soporte de los papás era muy alto, cuando comenzó a destacarse a nivel nacional llegaron los apoyos de otras entidades y ahí fue cuando nos hicimos a un lado.

¿Cómo persona fuera del tenis cómo era?
Parece repetitivo, pero creo que hay que hacer énfasis en que era una niña diferente, era disciplinada, inclusive para el tema de la comida, no era como otros niños. Recuerdo que mis hijas se criaron con ella y entrenaban en el mismo club. Un día las llevé a comerse una hamburguesa y el papá no la dejaba y eso fue cuando tenía siete u ocho años.

Entonces los papás eran muy exigentes…
La familia es rusa y ellos son muy estrictos desde su cultura, la forma en que fueron enseñados. Ese tema con los papás es bien especial, porque son muy disciplinados y eso a la larga terminó dando sus frutos. Para ser deportista de alto nivel y querer triunfar se necesita de esto.

Ver esta publicación en Instagram

I’m coming for you @citiopen 👋🏼😉 #citiopen

Una publicación compartida por Sofia Kenin (@sofia.kenin) el

¿Y el contacto perdura?
El papá siempre me la traía después que dejamos de trabajar con ella. Eran sesiones privadas una vez cada semana o cada tres semanas. Yo la entrenaba y seguía haciéndole un seguimiento, pero eso fue hasta los 17 años. Hoy en día hay saludos, siempre con muy buena comunicación.

Felipe Villamizar M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.