Lógica en la FedCup: no había pa’ más... (Opinión)

Lógica en la FedCup: no había pa’ más... (Opinión)

Quedarse en mentalidad de ser buenas jugadoras  y no avanzar debe acabarse en el tenis colombiano.

09 de febrero 2020 , 08:48 p.m.

El inicio de una nueva era siempre trae consigo la ilusión de borrar lo malo del pasado, ajustar los errores visibles, potenciar lo que se tiene y traer nuevas formas para trabajar por el éxito.

Cuando se nombró a Fabiola Zuluaga, la mejor raqueta de Colombia de 1995 al 2003 y quien integró el equipo que ascendió al Grupo Mundial (2003), como capitana del equipo nacional de la FedCup, la misma Copa Davis, pero para las mujeres, la ambición era grande. Se quería darle una mayor jerarquía y una voz de experiencia a un grupo de mujeres que necesitan cambiar el chip para pensar en cosas grandes.

Sin embargo, una vez más no se consiguió el ascenso al play-off en el Grupo Mundial y se queda en el Grupo I de la Zona Americana, la zona de confort del país en los últimos años. No se le puede meter corazón a la razón. El resultado era obvio y previsible.

Nuestras mejores raquetas son muy jóvenes. María Camila Osorio, 202 del escalafón de la WTA, tiene 18 años, y Emiliana Arango, 543 del listado, tiene 19 años. Son las de mayor proyección. A María Fernanda Herazo, de 22 años, y a Yuliana Lizarazo, de 26 años, que jugaron los dobles, ya las dejó el bus, se les hizo tarde y su juego no está para competir a un alto nivel.

Fedcup

Equipo colombiano de FedCup, que es capitaneado por Fabiola Zuluaga.

Foto:

Fedecoltenis

Osorio, campeona el año pasado del US Open Junior, y quien este año debutó como profesional en el circuito, le ganó a la venezolana Andrea Gamiz, 190 del mundo, pero que a sus 26 años ya exhibió todo su tenis. Además, perdió contra la paraguaya Verónica Cepede (151) y contra la argentina Paula Ormaecha (260). Ambas la doblan en experiencia.

Por su parte, Arango sorprendió al ganar dos juegos (a la venezolana Mary Victoria Cancini y a la paraguaya Escauriza), tras un 2019 negro. Se lesionó, lo que golpeó su mentalidad y su juego.

Este resultado no es culpa de Zuluaga. Ella intentó, desde la silla técnica, acertar en los consejos a las jugadoras colombianas, pero sus jugadoras no pudieron.

El tema queda muy claro. Para mejorar en la FedCup hay que tener mayor ambición de las jugadoras con sus entrenadores. El español Ricardo Sánchez, en el caso de Osorio; y Alejandro Falla, con Arango.

La ambición comienza en una buena planificación de un calendario que les permita competir a un alto nivel con jugadoras de un escalafón igual en primeras rondas y superior en las siguientes instancias.

Jugar, jugar y jugar si la salud se los permite. Pero no se pueden quedar en entrenar. Ese roce con las diferentes rivales hará que su nivel suba en la WTA, tomarse confianza y creer.

Quedarse en la mentalidad de ser buenas jugadoras, promesas y no avanzar debe acabarse en el tenis colombiano. Ese conformismo las dejará en zona de confort.

Grand Slam...

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Empodera tu conocimiento

Más de Andrés Felipe Villamizar

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.