Meluk le cuenta... (Apenas, el primero)

Meluk le cuenta... (Apenas, el primero)

El sábado, Cabal y Farah paralizaron al país. Supieron reinventarse y son campeones.

Cabal y Farah

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah quedaron campeones en dobles de Wimbledon 2019.

Foto:

EFE

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de julio 2019 , 01:36 a.m.

El sábado por la tarde, 9 de las primeras 10 tendencias de Twitter en Colombia eran del triunfo de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah en la final de dobles masculino de Wimbledon, la gran catedral del tenis mundial. En las teles de los restaurantes y de las plazoletas de comidas de los centros comerciales se siguieron las casi cinco horas de batalla y suspenso entre atoros y aplausos.

Cabal y Farah, tenistas, no futbolistas, no ciclistas, se tomaron el país y su afición deportiva, que celebró a gritos ese último revés cruzado de Farah que rebotó, inalcanzable, en la hierba sagrada de Wimbledon y, a 8.000 kilómetros de lejanía, fue el epicentro de un terremoto de emoción y orgullo en Colombia. Ya habían vencido a los franceses Nicolas Mahut y Edouard Roger-Vasselin, y se revolcaban sonrientes sobre el pasto antes de levantar sus trofeos.

“¿Hasta el momento son los deportistas del año?”, me pregunta, en un trino, Freddy Estupiñán M. (@fmongui). Sí. Hoy lo son. A esta fecha, la importancia del logro (¡es Wimbledon!) y su resonancia, esa pasión despertada en la opinión pública y el interés mostrado por la gente, así lo indican.

Este, el primer título de grand slam de los vallecaucanos –que ya son los mejores doblistas del mundo y de la carrera de campeones de la ATP– es exactamente eso: apenas su primer título de grand slam.

Cabal, de 33 años, y Farah, de 32, están en ‘sus 20’ para la modalidad. Vean: los hermanos mellizos Mike y Bob Bryan tienen 41 años y ¡29 finales de gran slam! De ellas ganaron 16. Sin contar sus títulos en Masters, Copa Davis, Olímpicos, el resto del circuito...

A Cabal y Farah bien pueden quedarles 10 años más de carrera profesional de dobles en la ATP y seguramente ganarán más torneos grandes. Tienen la edad, las ganas, el respaldo de un equipo y una empresa (Colsanitas) y son los número uno del cuadro mundial.

Cabal y Farah, que son dos que parecen uno, que se pronuncian al tiempo como un solo nombre, como Batman y Robin, Calvin y Hobbes o Abott y Costello, entre los muchos ejemplos que pueden ofrecer como trabajo en equipo, esfuerzo, constancia o mentalidad, tienen uno muy importante: reinventarse. Ellos entendieron que en los sencillos no iban y se reinventaron en dobles en el momento justo. Olfato, apoyo, determinación y mucho trabajo serio.

“La decisión de solo jugar dobles fue mucho tiempo después, en 2011, cuando vimos que nuestros rankings de sencillos no coincidían con los rankings de dobles. Mi grave lesión de rodilla era más llevadera en juegos dobles que en sencillos y Robert tenía algo similar con una lesión de muñeca. Entonces lo hablamos y, creo, tomamos una gran decisión”, contó Cabal en una entrevista a la revista Bocas.

Y sí: fue la mejor decisión que tomaron y que ya los llevó a ganar Wimbledon, seguramente, apenas el primero, apenas su primer grand slam.

Gabriel Meluk
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.