Ajedrecistas (opinión)

Ajedrecistas (opinión)

Los jugadores de Copa Davis mandan, quitan y ponen a su antojo.

30 de noviembre 2019 , 10:04 p.m.

Son estratégicos, mueven las fichas de manera inteligente para ganar las partidas. Tienen a sus peones, que hacen el trabajo sucio y ponen la cara por ellos; tienen alfiles, que dicen tomar decisiones propias, pero que, en realidad, son enviadas por su cúpula, y tienen torres, que los soportan pese a las tempestades de las críticas.

Al tiempo son parte de la partida. En su tablero no hay reinas, pero sí tres reyes. Los experimentados tenistas colombianos Santiago Giraldo, Robert Farah y Juan Sebastián Cabal fuera de las pistas son unos ajedrecistas. Mandan, quitan y ponen a su antojo en el equipo de la Copa Davis.

Luego de la esperada actuación en las finales de la Davis, en las que solo ganaron un partido de seis jugados –contra Bélgica y Australia–, Pablo González –llamado por ellos Pab’s– dejó la capitanía del equipo luego de nueve confrontaciones y de poner la cara por decisiones equivocadas y ser manejado por el nailon de estos tres jugadores. La misión era ‘buscar’ un remplazo, y eso quedó en familia: el nombre comienza por Alejandro y termina en Falla. ¿Sorpresa? Para nada.

Pero esto no es una novedad. Con la venia y permiso de la Federación Colombiana de Tenis, que tiene en cuenta sus opiniones para elegir, pero terminan obedeciendo órdenes, han movido y quitado capitanes a su antojo.

Basta recordar cuando Giraldo y Falla no querían jugar en el 2011 contra Uruguay porque Miguel Tobón estaba al mando. En esa oportunidad, Roberto Cocheteux, fallecido presidente de Colsanitas, hizo de todo para meter al español Marc Gorriz –quien era entrenador de Falla y Giraldo en ese entonces– a la capitanía del equipo. ¡Lo nacionalizaron para poder salirse con la suya!

O como cuando Giraldo dejó tirada a Colombia en la serie contra Chile, contada por el mismo Cabal en el audio revelado por EL TIEMPO en el que estos tres tenistas le cuentan a Nicolás Mejía cómo lo sacaron para las finales de la Copa Davis. Allí se fue Mauricio Hadad.

El ‘viejo Pab’s’, como lo llamaban en el audio, fue el último en caer. Lo pusieron, criticaron y lo quitaron. Lo importante es que todo queda en familia y los ajedrecistas ya hicieron el siguiente movimiento: ya llegó Falla.

Felipe Villamizar M.
Redactor de EL TIEMPO
@FelipeVilla4

Empodera tu conocimiento

Más de Andrés Felipe Villamizar

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.