Las semifinales no son ningún secreto para Cabal y Farah

Las semifinales no son ningún secreto para Cabal y Farah

Los colombianos derrotaron a Raven Klaasen y a Michael Venus y ahora van por la final.

Cabal y Farah

Cabal y Farah.

Foto:

AFP

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de noviembre 2018 , 10:31 p.m.

El momento era de máxima presión. Habían desperdiciado tres bolas de partido en el tie-break. Un error más y podrían aparecer dudas. Juan Sebastián Cabal iba al saque para acabar de una vez por todas con el encuentro. El silencio en el O2 Arena era muy ruidoso, pero un potente saque al ángulo definió el partido. Cabal y Robert Farah lo habían logrado: derrotaron 6-3, 7-6(5) al sudafricano Raven Klaasen y al neozelandés Michael Venus y jugarán la semifinal del Masters de Londres. Los colombianos dieron un paso más en su objetivo.

Bastaba ver cómo Cabal empuñaba su mano derecha y la llevaba de arriba abajo, mientras con un largo y desgarrador “¡Vamosss!” celebraba el triunfo, para entender que la dupla colombiana se mantiene muy centrada en seguir dando la lucha entre las parejas más importantes del mundo por conseguir triunfos importantes. No es un secreto que ambos jugadores están en un gran nivel.

El partido contra Klaasen y Venus tenía un condimento claro. Si se quería avanzar a las semifinales, se tenía que ganar; una derrota condenaba a los colombianos a tomar el primer vuelo de regreso al país para comenzar con sus vacaciones. Había que jugar serios, sin respetar al rival como se hizo el martes pasado, cuando se cayó contra Jamie Murray y Bruno Soares. Cabal y Farah son la segunda mejor pareja del año, y tenían que demostrar por qué lo eran.

Y bajo esa premisa, los tenistas colombianos encararon y descifraron el partido cuando tan solo se llevaban tres games jugados. Entendieron que Venus era el hombre al que debían ir las devoluciones. Cabal y Farah siempre jugaron con muchas bolas paralelas desde el fondo de la cancha, aprovechando la poca sincronía de sus rivales y lo tensos que se vieron.

La clave de la victoria

Cabal estaba muy sólido desde el fondo de la cancha con su drive, mientras en la red Farah parecía un depredador, esperando que su presa cometiera el mínimo error para aparecer y clavar con todas sus fuerzas la pelota en pista rival. Así se llevaron fácilmente el primer 6-3.

Estamos muy felices de llegar a las semifinales. Hicimos un buen partido, jugamos a un gran nivel y estamos en semifinales, algo que nos genera mucha felicidad

La segunda manga tuvo un poco más de dificultad, pero a la larga, la novela de este partido nunca tuvo un nudo. Klaasen y Venus lograron con más coraje que inteligencia quebrarles a Cabal y Farah. Su lógica era fácil: que pasara la bola con fuerza, sin pensar en ubicarla. Y con esa metodología se quedaron, algo que fue aprovechado por los colombianos, quienes recuperaron el quiebre y hasta ahí llegaron las ilusiones de sus oponentes.

Hay que decir que Venus jugó un muy mal partido, pues nunca pudo con su primer saque y en las devoluciones siempre lo encontraron mal ubicado. Las estadísticas no permiten mentir. Aunque en el segundo set, el partido se tuvo que alargar hasta el tie-break, los colombianos fueron mucho más sólidos. Lograron tres aces contra uno de sus rivales; no cometieron dobles faltas, mientras que Klaasen y Venus, sí: una. Además, la balanza colombiana también se impuso en momentos decisivos: ganaron un 82 por ciento de los puntos con su primer servicio contra un 73 por ciento; en las primeras devoluciones ganaron el 28 por ciento de los puntos frente a un 18 por ciento, lo que demuestra que no salieron a defender solo su saque y a especular, sino que fueron a buscar los errores de sus rivales.

Más allá de que hayan llegado a 39 victorias este año, de que hayan ganado esta temporada el Masters 1.000 de Roma o fueran finalistas del Abierto de Australia y semifinalistas del US Open, Cabal y Farah están demostrando mucha solidez en su juego.
Tan solo les basta con hacerse una seña o hacer un gesto para entender a la perfección qué es lo que necesita el uno del otro. Y así es cuando mejor están sacando sus resultados.

“Estamos muy felices de llegar a las semifinales. Hicimos un buen partido, jugamos a un gran nivel y estamos en semifinales, algo que nos genera mucha felicidad”, reconoció Cabal una vez se terminó el encuentro.

Si clasificar al Masters de Londres, último torneo del año y en el que están las ocho mejores parejas de la temporada, fue importante, estar en las semifinales comienza a darles una mayor importancia en todo lo conseguido durante este 2018. Están a un paso de graduarse como maestros, pero antes tienen dos pruebas de fuego nada fáciles. Física y mentalmente están muy fuerte, y eso ya no es un secreto.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.