Secciones
Síguenos en:
Análisis: Galán, el héroe del triunfo de Colombia contra Argentina
Daniel Galán

Daniel Galán, tenista colombiano.

Foto:

Néstor Gómez /CEET

Análisis: Galán, el héroe del triunfo de Colombia contra Argentina

Ganó sus dos puntos para ganar la confrontación 3-1 y conseguir su paso al Grupo Mundial.

Siempre ha sido callado. Es una persona tímida y que pocas declaraciones entrega. Sus análisis son fríos, pero muy calculados. Esta forma de ser contrasta totalmente cuando entra a la cancha y toma su raqueta. En su brazo derecho tiene dinamita. Su saque parece un rayo, su drive lo reciben los rivales como si fuera de plomo y su revés tiene veneno.

Daniel Elahi Galán se volvió a vestir de héroe para darle a Colombia los dos puntos que disputó contra Argentina para el triunfo 3-1 y llevó al país nuevamente a las finales del Grupo Mundial de la Copa Davis, que se jugarán en noviembre en Madrid.

Daniel, nacido en Bucaramanga, es el menor de cuatro hermanos, lo que lo ha convertido en el consentido de la familia Galán Riveros. Sat, el mayor, y Rocío son administradores de empresas, mientras que Xando es ingeniero de petróleos. Liderados por su padre, Santos, desarrollaron el gusto por este deporte. Fue su progenitor el que los entrenó desde pequeño y se lo entregó a Colsanitas, su patrocinador, para que terminara de pulirlo. Hoy, a sus 23 años, es 148 de la clasificación de la ATP, y ha mostrado ser un jugador calculador, inteligente y que aprovecha su metro con 91 centímetros para ser un jugador imponente desde el fondo de la cancha y en la red.

Daniel Galán

Daniel Galán, tenista colombiano.

Foto:

Néstor Gómez /CEET

“Soy un poco tímido y callado por fuera de la cancha, pero en ella busco hacer mis cosas, estar concentrado en la estrategia que hagamos en el partido. En los enfrentamientos me gusta ser muy ofensivo, jugar de manera agresiva. Allí es donde me convierto, porque de resto me gusta mantenerme en calma. Soy una persona muy de familia. No salgo mucho. Me gusta estar en mi casa; con tantos viajes no me quedan ganas de salir. Viajo con mi papá. Y sí, ese soy yo”, le dijo Galán a EL TIEMPO.

Este sábado, confirmó ese buen presente que vive. Saltó a la cancha de polvo de ladrillo con la serie 2-1 a favor, después del triunfo conseguido por Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, que vencieron por 6-3, 6-7(3), 7-5 a Horacio Zeballos y Máximo González, para enfrentar a Juan Ignacio Londero y sellar la serie. Los 2.819 asistentes rasgaron sus gargantas gritando una y otra vez: “¡Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer si a la Copa Davis yo te vengo a ver!” y “¡Dani, Dani!”, acompañados por el redoble de los tambores.

Galán volvió a mostrar un juego demoledor contra la raqueta número uno de Argentina, como ya lo había hecho contra Leonardo Mayer, a quien venció con una holgura de un jugador top. Contra Londero fue aún más preciso. Nunca lo dejó respirar. Siempre estuvo al mando del juego con agresividad y mucha presencia física. El argentino parecía una marioneta del colombiano. Corría de lado a lado intentando contestar esos fulminantes tiros que siempre fueron ganadores.

Daniel Galán

Daniel Galán.

Foto:

Néstor Gómez /CEET

“ Tenía que ir a tomarlo como un partido más, salir a lucharlo, afortunadamente todo salió muy bien. Es de mucho valor para mí ganarle a Argentina, y más estando de local”, comentó Galán, que terminó siendo alzado por todos sus compañeros, quienes lo lanzaban hacia el cielo, mientras él, con una tímida sonrisa, tocaba la gloria al haberle entregado dos puntos a Colombia para volver a Madrid.

Trabajo silencioso

Galán ha estado llevando su carrera con calma. A sus 23 años ha venido en terreno de ascenso. Aunque no tiene muchos torneos ATP jugados, sí ha estado rondado el circuito challenger, en donde se ha constituido y progresado en el tema de ser más profundo con su juego desde el fondo de la cancha. Además, ya es capaz de subir a la red con mucho peligro. Allí extiende todo su cuerpo para ser una muro impenetrable.
No se equivocaba Gastón Gaudio, capitán de Argentina, cuando aseguró que Galán tiene un nivel de juego como de un top-40 en la ATP.

“Soy un jugador bastante ofensivo, siempre atacando y teniendo la iniciativa. Soy parejo de derecha y revés, saco bastante bien. Me gusta mandar en mis puntos y en los partidos. Para mí, el saque es importante, es una de las claves, es un pilar de mi juego”, añadió Galán.

Daniel se volvió a vestir de héroe, como cuando tomó la batuta contra Brasil, en Barranquilla, y siempre con la serie abajo, terminó dándole dos puntos para vencerlo.
Él se puso el equipo al hombro y ayudó a que, por fin, Colombia venciera a Argentina en la historia de la Copa Davis.

“Estaremos en Madrid otra vez, terminaremos la temporada tarde, y eso me hace feliz”, añadió.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.