Roger Federer, ¡el rey centenario del tenis mundial!

Roger Federer, ¡el rey centenario del tenis mundial!

El suizo es el segundo tenista en llegar a los tres dígitos de títulos en la ATP.

Roger Federer

Roger Federer con su título 100.

Foto:

Reuters

Por: FELIPE VILLAMIZAR M.
03 de marzo 2019 , 09:06 p.m.

Dice la rica historia tenística que un 8 de agosto de 1981 nació en Basilea (Suiza) un tal Roger Federer, que por esos días solo era la alegría de Robert y Lynette, sus padres, y que 37 años después sería el gozo de millones de aficionados que se quiebran las cuerdas vocales al corear su nombre y no paran de hacerle reverencia en cada cancha alrededor del mundo a la que lleva la exquisitez de su juego. Aquel que nació como un simple mortal, hoy en día no es solo ‘Su Majestad’, sino que se convirtió en el hombre centenario al ubicar en sus gigantescas vitrinas el título 100 de su carrera profesional.

Este filántropo logró en el 2001, en Milán, su primer título, el primer capítulo de un libro grueso con muchas anécdotas y letras doradas, que cuentan la vida del mejor tenista de la historia. En aquella oportunidad, un joven delgado, con el pelo largo agarrado con una cola de caballo, un collar, camiseta roja, que le quedaba grande, enfrentó a Julien Boutter. Sus gestos y tranquilidad a la hora de enfrentar un partido eran las mismas de la actualidad. Sereno, sin exhalarse en la celebración de puntos, fue mostrando sus pinceladas, esos golpes que dibujan magia en la cancha, como lo hacía Vincent Willem van Gogh sobre sus lienzos. Allí se inició esta epopeya en la que Federer no solo es el máximo ganador de títulos de grand slam (20), sino que está a nueve trofeos de alcanzar al estadounidense Jimmy Connors como el más ganador de la historia del tenis.

Federer ha logrado cosas imposibles en el tenis, y no solo está en el hecho de ganar y ganar títulos. Su juego fue una revolución, y por eso, la admiración que hay por él. La forma en que impacta la pelota con su drive es una poesía, la pelota sale impulsada con tal finura que es casi imposible de contestar por sus oponentes. Es un prócer con su revés a una sola mano. No necesita utilizar su otro brazo para imprimir fuerza y buscar una estabilidad, pues solo necesita saber ubicar sus devoluciones. Si Zeus con su rayo tumbaba a los titanes, Harry Potter con su varita tenía magia y Thor con su martillo generaba poder, el suizo con su raqueta refleja fantasía.

“Estoy muy feliz por seguir jugando, ha sido un viaje largo y maravilloso. He amado cada minuto, ganar 100 trofeos es un sueño hecho realidad”, dijo Federer una vez derrotó al griego Stefanos Tsitsipas por un doble 6-4 en la final del ATP 500 de Dubái.

El suizo no había podido alcanzar el centenar de títulos a finales de 2018, cuando cayó en semifinales del Masters 1000 París-Bercy –ante Djokovic, en el juego decisivo del último set– y en el Masters de Londres, eliminado también en semifinales, por Alexander Zverev, futuro vencedor.

A sus 37 años, Federer no se deja opacar por la edad. Después de un 2016 en el que su juego no estuvo a la altura de las expectativas, fue más selectivo en su calendario para estar a la vanguardia. Dejó de lado la temporada de polvo de ladrillo para centrarse en la pista dura y la hierba, en donde sabe dar sus mejores recitales, que se llevan múltiples ovaciones.

Federer no es solo el mejor tenista de la historia ni uno de los mejores deportistas. También es una máquina de carisma, ha sido capaz de congregar a millones de aficionados que visten la ropa con sus iniciales y máscaras con su rostro, que se desviven con tan solo un saludo. Es una persona íntegra, un gran papá, esposo y amigo. Nadie en el mundo es capaz de ir en su contra y desearle que pierda un partido o quede eliminado de algún torneo.

“Ahora mismo, con 37 años que tengo, el ranking ya no es realmente una prioridad. El objetivo que me marco ahora mismo es estar bien de salud, saber que puedo ganar torneos, saber que todavía puedo vencer a jugadores como Novak Djokovic o Rafa Nadal. Eso es lo que me causará satisfacción”, dijo.

Roger Federer sigue puliendo su trono en el Olimpo del tenis y el deporte mundial. Con su título 100 agrandó su leyenda. No queda mucho tiempo para su doloroso adiós, pero lo importante es seguir aplaudiendo y gozando su sinfonía.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.