Sencillos, la evidente debilidad de Colombia para la Copa Davis

Sencillos, la evidente debilidad de Colombia para la Copa Davis

Galán, Giraldo y González llegan con múltiples dudas y rendimiento bajo.

Copa Davis

De izquierda a derecha: Juan S. Cabal, Robert Farah, Alejandro González, Pablo González, Daniel Galán y Santiago Giraldo.

Foto:

EFE

Por: FELIPE VILLAMIZAR M.
16 de noviembre 2019 , 10:39 p.m.

“La familia”, así como se muestra el equipo colombiano por dentro y por fuera de él, por fin cumplirá su sueño de estar en el Grupo Mundial de la Copa Davis, y estarán reunidos desde mañana en las finales del nuevo torneo, un espectacular evento en el que competirán las mejores selecciones del planeta con un moderno formato tipo mundial de fútbol.

Para este torneo, en el que el país inicia este lunes su participación con el duelo contra Bélgica y seguirá el martes contra Australia, el equipo comandado por Daniel Galán, primera raqueta de la delegación; Santiago Giraldo, el que manda a su antojo; Alejandro González, al que metieron a última hora por códigos de la “familia”, y Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, los número uno de la ATP, llegan con toda la ilusión de hacer el mejor papel posible, aunque el gris presente de los sencillos no promete mucho.

Galán, con 23 años, tiene el peso de ser el mejor del país. Su año no ha sido nada bueno, y en este torneo llega más en medio de un mar de dudas. En el circuito de la ATP ganó cuatro partidos y perdió dos.

Números rojos

Jugó 25 torneos y en ninguno pudo lograr ese primer título como profesional. Lo más preocupante es que, salvo el challenger de Guayaquil (Ecuador), en el que llegó a los cuartos de final, en ninguna competición durante los cuatro meses superó los octavos de final.

Daniel Galán

Daniel Galán, tenista colombiano.

Foto:

AFP

En todos estos torneos de categoría challenger quedó eliminado en primera ronda, teniendo poco rodaje y sufriendo un bajón en su rendimiento. Su devolución y saque no eran los mismos del año pasado.

Sin embargo, el tímido jugador es bastante positivo de cara a lo que será la participación de Colombia en la Copa Davis.

“Para todo jugador es un honor poder representar a su país, y más en una instancia tan importante de la Copa Davis. Afortunadamente pudimos llegar con una semana de anticipación para ajustarnos a las condiciones; hay un poco de altura, pero nada que con un par de días de entrenamiento no se pueda controlar”, afirmó Galán, quien no se destaca en pista dura, en la que tendrá que jugar en Madrid.

Santiago Giraldo

Santiago Giraldo, tenista colombiano.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / CEET

El pasado en presente

Por su parte, Girlado apeló a su experiencia en el circuito para encarar este torneo, lo que no le asegura una buena participación.

Este año, en la ATP solo jugó dos torneos, acumulando dos triunfos y dos derrotas. De resto estuvo en el circuito challenger, en el que participó en 12 competiciones.

Lo más grave es que, por decisión propia, no juega un torneo desde septiembre, sino que se dedicó a preparar la Copa Davis de manera personal y entrenando en forma individual. No tiene ritmo de competencia, y su nivel está lleno de dudas.

“Quiero compartir la satisfacción de Colombia por estar en un torneo como este. Poder participar en un formato nuevo como este es muy especial”, aseguró Giraldo.

Finalmente, la quinta raqueta del país, Alejandro González, quien muy seguramente no jugará un solo partido de la Copa Davis es el de peor nivel, aunque esto no es nuevo.

En medio de su decadencia en el tenis jugó seis torneos de la ITF, en donde están los tenistas juveniles, y no ganó ni uno solo, no obstante su “experiencia”. Llegó a la final en el M25 de Madrid, pero la perdió con el francés Benjamin Bonzi, de 23 años, y quien lo supero sin dudas.

De resto estuvo en 22 torneos de categoría challenger, y lo más lejos que llegó fue a octavos de final. Sin confianza, bajo nivel y jugando bastante mal son las credenciales de González, quien está en esta Copa Davis por el ‘amiguismo’ de sus compañeros.

¡Punto fijo!

Los que sacan, claramente, la cara por Colombia en un año muy malo para los sencillos, son los doblistas Cabal y Farah, quienes deberían dar el punto fijo para el país en el torneo.

Llegan a la Copa Davis con una hoja de vida en el 2019 impecable. Ganaron cinco títulos, de los cuales dos de ellos fueron dos de grand slam (Wimbledon y el US Open). Además, son los número uno del planeta y respetados por tener un nivel altísimo, demostrado al vencer a las mejores parejas del planeta.

El equipo colombiano de Copa Davis llega, en medio de un mar de dudas y falto de triunfos, confianza y ritmo, a un torneo en el que no se perdonará cualquier pestañeo y los mejores expondrán todo su poderío.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.