Secciones
Síguenos en:
Danny Giraldo, el gigante que el rugby le arrebató al fútbol
Danny Giraldo

Danny Giraldo, a sus 26 años, ha hecho todo el ciclo en las selecciones nacionales de rugby. Hoy hace parte del club Cafeteros Pro que representa al país en la Super Liga Americana.

Foto:

Archivo particular

Danny Giraldo, el gigante que el rugby le arrebató al fútbol

El jugador de 2 metros pudo ser un gran defensa central, pero al final se quedó con la ovalada.

La pasión por el rugby le llegó por casualidad, sin buscarlo, como esos amores adolescentes que llegan y flechan al corazón a primera vista. Aunque a sus 17 años y con 1,99 de estatura, ya se plantaba como todo un mariscal en la defensa de su equipo colegial y quizá tendría un halagador futuro en el fútbol profesional en esa posición, Danny Giraldo dejó atrás a la pecosa, como aún se le conoce cariñosamente al tradicional balón, y lo cambió por la pelota ovalada, que una vez agarrada, se dio cuenta que sería su nueva compañera de aventuras, de triunfos y derrotas, pero por sobre todo de lo que es tener pasión por un deporte.

(Le puede interesar: La arquera que dejó el Esmad para ser la heroína del América femenino)

Hoy, 9 años después, puede darse el gusto de haber hecho todo un proceso evolutivo en el rugby, un deporte que lleva casi 200 años de exitosa historia y es toda una fiebre, una cultura, un estilo de vida en Escocia, Gales, Inglaterra, Irlanda e Irlanda del Norte, así como en Australia, Fiyi, Nueva Zelanda, Samoa, Sudáfrica, por mencionar apenas algunos países, y que en Colombia, con apenas algo de tradición, avanza aceleradamente para seguirle los pasos a Argentina, de lejos, la potencia del área regional.

Recuerda el espigado jugador antioqueño, hoy con 200 centímetros levantado del piso, que un vecino desde un balcón le preguntó alguna mañana de 2012 que, si quería ir a entrenar rugby, y él, sin pensarlo, dijo sí. Al día siguiente se unió a un grupo de jóvenes que ya hacía sus entrenamientos semanales y ahí comenzó la historia de este jugador que ya es uno de los referentes de este deporte, más en una posición, segunda línea, en la cual se tiene como misión principal, entre otras tareas, la de recuperar balones e imponer presencia frente al rival.

Con la saltabilidad de los gatos

Los jugadores de talla alta son muy valiosos porque otorgan ventajas en ciertas posiciones. Sus obligaciones básicas son ganar los balones aéreos, tener salidas en las jugadas de ataque hacia adelante y empujar y ajustar las marcas a los adversarios.

Danny Giraldo

El rugbista antioqueño es uno de los referentes de los Tucanes, como se le conoce a la selección nacional de este deporte.

Foto:

Archivo particular

Antes de ese primer encuentro con la ovalada, la única referencia que tenía la tuvo en el 2011, cuando vio por la tv el Mundial de Nueva Zelanda, y le parecía curioso y al año siguiente se enteró que en Medellín había una cancha especializada, la del estadio Cincuentenario, hoy, también convertida como la casa de los Tucanes, nombre con el cual se le conoce a la selección nacional en todas sus categorías.

Conocí al entrenador Mauricio Henao, quien ha sido uno de los guías con mayor reconocimiento en el país y la evolución fue
rápida

“La verdad fue muy fácil la adaptación, ahí comencé mi proceso en la categoría juvenil. Conocí al entrenador Mauricio Henao, quien ha sido uno de los guías con mayor reconocimiento en el país y la evolución fue rápida. Ingresé al club Gatos, uno de los clubes más tradicionales de Antioquia, y luego pasé por los seleccionados de Antioquia hasta llegar a Tucanes”, dijo el segunda línea.

(Lea además: Estos son los clasificados a cuartos en la Liga de Campeones)

Al año siguiente ya hacía parte del equipo que disputó un torneo suramericano en Valencia, Venezuela, y seguidamente enfrentó a Paraguay en un torneo suramericano de mayores.

Pese a que fue pretendido por varios equipos de baloncesto que veían en él un poste de jerarquía, nunca le llamó la atención la pelota naranja. “Nunca entendí muy bien las reglas. Rozaba a un jugador o lo tocaba con la mano y ya era falta o me golpeaban y terminaba por pitar falta a favor del equipo rival, en cambio con la saltabilidad y las buenas manos veía que podría ser un gran aporte en el rugby”, explicó.

Con aroma de café

Giraldo, quien en este momento hace parte de Cafeteros Pro, el primer equipo profesional de Colombia que toma parte en la Superliga Americana, algo así como la Copa Libertadores del rugby, que cuenta con la participación de Jaguares (Argentina), Cobras (Brasil), Peñarol (Uruguay), Olimpia Lions (Paraguay) y Selknam (Chile) en el estadio La Pintana de Santiago de Chile, es el jugador más alto de los convocados por Colombia y, además, cuenta con experiencia internacional. Tiene como mayor virtud en la cancha una gran capacidad en las jugadas con los balones aéreos y la fortaleza de sus manos.

Danny Giraldo

Este es el plantel de jugadores que hacen parte del club Cafeteros Pro, con el refuerzo de jugadores argentinos, que representa al país en la super Liga Americana.

Foto:

Archivo particular

El año pasado fue contratado por el club Peñarol uruguayo, con otros dos colombianos, Diver Ceballos (ala) y Geovanny Carvajal (centro), como refuerzos para afrontar la que sería la primera versión del torneo, que se malogró por causa del covid-19. Solo con el equipo aurinegro jugó un partido amistoso contra Corinthians de Brasil y un juego oficial en la Super Liga, el único que se disputó del campeonato antes de la emergencia sanitaria, frente a Selknam de Chile.

(Lo invitamos a leer: La vida de lujos de Cristiano Ronaldo y Messi)

“Fue una corta, pero significativa experiencia. Estuve durante unos meses en la pretemporada y cuando ya estábamos en plena competencia llegó el covid-19 y lo paró todo. Pese al breve tiempo, pude compartir y ganar conocimientos con un equipo de gran tradición en este deporte. El contrato era por todo el torneo, pero al final se disolvió y debimos regresar al país. De todas maneras, fue una grata estadía que dejó enseñanzas”, agrega Giraldo.

Danny Giraldo

El segunda línea tuvo la experiencia el año pasado de formar parte del tradicional club Peñarol de Montevideo, en Uruguay.

Foto:

Archivo particular

El rugby es un deporte técnico, que combina la velocidad y la fuerza, no tan complejo para entender, pero sí muy completo. Se juega con el pie, con las manos y alterna la fuerza, la aceleración y técnica. La caballerosidad es otra de las virtudes y si hay algún cruce, todo se queda en la cancha. Impera el Juego Limpio. Un legendario dicho británico lo compara con el fútbol de manera magistral: “el fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros”.

A pasos agigantados

Giraldo reconoce que el rugby colombiano, pese a su corta historia en comparación a las potencias regionales, ha avanzado a pasos agigantados.

“Colombia es un país que está creciendo. Ahora mismo se está marcando un punto diferencial al participar por primera vez en la Super Liga. Eso hace parte del proceso y la llegada al club de un entrenador argentino (Rodolfo Ambrosio) y los refuerzos de experiencia, sin duda, es un enorme avance. Hay que mirar todo este proceso que comenzará a dar frutos a mediano y largo plazo. Esto es, sin duda, un salto de calidad del rugby colombiano, que está orientando la Federación Colombiana en el deporte de alto rendimiento. Y viene una gran camada de jugadores en camino. Ellos marcarán diferencia”, describe el portentoso jugador antioqueño desde Santiago de Chile, donde se encuentra con los demás compañeros del plantel de Cafeteros Pro.

El fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros

(No deje de leer: Evelis Aguilar rompió récord suramericano de heptatlón)

Y agrega que “el rugby colombiano viene creciendo de manera constante, tanto masculino como femenino. Hace una década, por ejemplo, era complicado pensar que jugadores del país pudieran dedicarse de tiempo completo a jugar rugby. Hoy contamos, por ejemplo, con Andrés Felipe Zafra, quien juega en el Agen, del Top 14 de la máxima liga de Francia, una de las mejores del mundo, él  es uno de los ejemplos a seguir”.

¿Pero qué es la Súper Liga Americana?

Es la competencia entre clubes de Suramérica que busca potenciar el nivel en la región y sumarse a la metodología que encamina este deporte a la profesionalización. Este será el espacio que permitirá a Colombia y la región con trabajo continuo, tener una mejoría competitiva en aproximadamente 4 años, para alcanzar el nivel de diferentes ventanas internacionales que ofrece World Rugby, la máxima entidad mundial de este deporte.

Colombia, en la cancha se ha ganado un espacio significativo en los últimos dos años. Tras derrotar a Paraguay en selecciones de categoría mayores, ratificó su avance en la búsqueda de mejorar su desempeño. El mejor ránking (puesto 33, cerca de los seleccionados de Brasil y Chile) puso a los Tucanes en una escena diferente, con más protagonismo.

“Colombia tiene mucha diversidad genética y esto permite que haya jugadores de buena talla, corpulentos, pero también rápidos y versátiles, que a futuro podrán tener en este deporte un estilo de vida", asevera Giraldo.

Y la apuesta de Sudamérica Rugby, la máxima entidad regional, busca mayor equilibrio y competencia, en la cual varios de los países puedan tener un mejor juego, calendario de competencias y certámenes más atractivos para la afición y la televisión.

El salto de calidad

El segunda línea tiene como grandes referentes al argentino Guido Petti, jugador de los Pumas –como se le conoce a la selección de su país- a quien considera pieza  excepcional por lo inteligente y lo versátil que es. “El otro jugador que admiro es el neozelandés Sam Whitelock, quien me parece el mejor en el puesto, el mismo en el cual me desempeño".

Danny Giraldo

Este año Giraldo hizo toda la pretemporada en Medellín con el equipo Cafeteros Pro.

Foto:

Valentina Solarte - Cafeteros Pro

Giraldo destaca que “es realmente sorprendente que el rugby colombiano pueda participar en ese tipo de competencias. Va a haber un incremento de la afición, del interés. Esperamos que también haya un efecto en el interés comercial, un mayor apoyo de patrocinadores y de aliados que quieran seguir trabajando a la par del rugby. Mis objetivos personales son consolidarme en como un jugador dispuesto a trabajar siempre para el equipo y la selección. El otro objetivo es aprender sobre la estructura del alto rendimiento y poder replicar eso en el país, hacer que el rugby crezca desde las bases”.

(Además lea: Tiger Woods: una buena noticia tras su grave accidente)

También agrega el rugbista de 26 años que uno de sus sueños para esta temporada es poner todo su empeño para vencer a Brasil en uno de los juegos de la eliminatoria al Mundial de Francia 2023.

Antes de saltar a la cancha en cualquier competencia, Danny se motiva escuchando música crossover. Por sus audífonos escucha desde reguetón, hasta romántica, rock, clásico y hasta vallenatos, es decir, desde Yandel y también buenas bandas de rock, sin dejar de lado a J Balvin, uno de sus cantantes preferidos.

Finalmente, tiene como célebres partidos disputados, uno jugado con los Tucanes en el estadio Charrúa de Montevideo contra Uruguay en 2019 y el otro, una final nacional de clubes, con Gatos, frente a Duendes, es el tradicional clásico regional. “Ellos venían de ganarnos en 2016, y nos pudimos sacar esa espinita, fue bacano”. Y dentro de los títulos más destacados, el obtenido en el Rugby Challenge 2018 contra Paraguay.

Giraldo, que bien podría haber sido un defensa central del Atlético Nacional o Deportivo Independiente Medellín, del cual es hincha, o de cualquiera de los clubes  profesionales de Antioquia, es uno de esos otros héroes del deporte colombiano, que dejará marcada su historia en los campos de competencia, tal como lo hace cuando atrapa balones, bloquea o avanza yardas.

JAVIER ARANA
ELTIEMPO.COM
En Twitter: @arana_javier* Es ta nota, Danny Giraldo, el gigante que el rugby le arrebató al fútbol, hace parte de una serie de entregas periodísticas con historias de deportistas que se han destacado y brillan en disciplinas que poca difusión o despliegue tienen.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.