Estiven Villar levanta sus sueños de vida con las pesas

Estiven Villar levanta sus sueños de vida con las pesas

Tras evadir las pandillas de su pueblo fue bronce en los 62 kilos de los Olímpicos de la Juventud.

Estiven Villar

Estiven Villar, pesista colombiano.

Foto:

Prensa COC

Por: LISANDRO RENGIFO
13 de octubre 2018 , 08:40 p.m.

Bayunca es un pueblo del departamento de Bolívar en el que sus más o menos 8.000 habitantes tratan de llevar la vida lo mejor posible, superando crisis administrativas, de salud, alcantarillado y muchas otras necesidades.

Allí, el 12 de marzo del 2001, en una de sus calles, en el asiento trasero de un carro, Cindy Manjarrés dio a luz a su cuarto hijo, Estiven José, quien logró la medalla de bronce en los 62 kilos de las pesas en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires (Argentina).

Cuando iba a cumplir 5 años, Estiven se encontró con una triste realidad: sus padres abandonaron el pueblo, emigraron en busca de un mejor trabajo. Él y sus tres hermanos, Esláider, Rusmeri y Jefry, quedaron a cargo de su abuela Pastora y de su tía Rusmeris, quien era una pesista reconocida en Colombia, tanto que fue medallista en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro en el 2007.

La vida de Estiven dio un giro, pues Rusmeris se lo llevó a entrenar pesas en Cartagena. Aunque a él le gustaba el fútbol, lo suyo era levantar peso, su deporte favorito.

Cuando estaba encaminado por el deporte, sus padres regresaron a Bayunca y él, a su casa. Siguió estudiando en la Institución Educativa de Bayunca, pero la situación económica de la familia no mejoró. Para Estiven,las pesas eran lo mejor, su adicción. Viajaba todos los días del pueblo a Cartagena, cuando podía.

“Tenía que coger un bus todos los días. El trayecto es como de hora y media, ida y regreso; me iba solo a entrenar. Cuando no tenía plata, pues no podía ir. Mi familia a veces no tenía dinero para el apoyo. Pensé que era difícil salir adelante; me ponía triste porque la cosa fue dura. Solo estudiaba, nunca trabajé. Mi papá lo hacía en una tienda, y mi mamá es ama de casa. Nunca nos faltó la comida, aunque fue bien complicado”, recordó Estiven.

Una ayuda

Eslíder y Cindy decidieron viajar a Venezuela y los muchachos quedaron solos; un peligro inminente, pues en Bayunca reina el delito, las pandillas. Ese temor llevó a Rusmeris a encargarse de Estiven; ya sabía que podía contar con él en las pesas.
“Ella fue la que me llevó al coliseo en Cartagena. Me gustaba el fútbol, aún lo juego. Una vez me dijeron que si quería integrar un equipo, me invitaron, pero yo no era para eso, no tenía plata”, le dijo Villar a EL TIEMPO.

Estiven Villar

Estiven Villar, pesista colombiano.

Foto:

Prensa COC

Bajo el mando del entrenador Alfredo Ovirne, Estiven José comenzó a labrar su camino en el deporte. En un campeonato nacional lo vio María Isabel Urrutia, la entrenadora de las pesas en Bogotá, la medallista de oro olímpica en Sídney 2000, quien habló con Rusmeris y le dijo que cuando quisiera, ella lo recibía en Bogotá.
En el 2014 Estiven viajó a la capital del país, donde comenzó el sueño. Vivió en la casa de los Solís, de Jessica y de Leidy, también pesistas.

“Sentí todo diferente; el frío me dio muy duro, venía del calor. Mi tía me preguntó que si quería venir a Bogotá, le dije que sí, me la jugué porque la idea de explorar mi futuro me pasaba por la cabeza. Me puse a órdenes de la profesora María Isabel Urrutia y acá sigo”, precisó Estiven, con voz pausada y acento costeño.

Lo más complicado fue estar lejos de la familia, pero María Isabel lo ‘adoptó’, se lo llevó a vivir a su casa y todo cambió.

“Vivimos con una sobrina de María; es un orgullo para mí, porque ella fue medallista olímpica y yo quiero serlo. La entrenadora es estricta, me dice que nunca baje los brazos, que reciba buenos consejos, que haga bien la técnica”, declaró Estiven José.
Se levanta temprano, desayuna y se va a entrenar. Hacia el mediodía se cambia, almuerza y se va para el colegio José Luis Esguerra. Allá estudia noveno grado, gracias al programa especial de Coldeportes y la Secretaría de Educación. “Le aclaro, soy buen estudiante”, dijo.

Varios títulos

Bajo el mando de María Isabel, el joven talento de las pesas colombiano ha sido campeón panamericano dos veces, ganó el nacional sub-17, el sub-15, el Suramericano juvenil, fue cuarto en el de mayores y sexto en el mundial de Tailandia sub-15.

“Vivía en su pueblo en un barrio de invasión, en una situación difícil. Lo vi en un nacional; había mejores que él, pero sentí que tenía un talento, por eso le dije a Rusmeris que me lo mandara”, señaló María Isabel Urrutia.

Y agregó: “Decidí llevármelo para la casa porque no era posible dejarlo a la deriva, necesitaba un apoyo. Es un niño, juega todo el tiempo, le gusta el fútbol, arma sus equipos y se va a jugar. Tiene buena técnica y hay que pulirlo más porque tiene un gran talento”.

Estiven José admira a Luis Javier Mosquera, pesista colombiano que logró la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Las pesas no son difíciles, son fáciles, pero a veces uno no puede más y hay que seguir adelante. Quiero ir a los Olímpicos, tener una familia y ayudar a mis padres y hermanos”, dijo.

Y lo hace: cuando recibe el sueldo se va y envía el giro con destino a Bayunca, donde su papá trabaja en una tienda y su mamá se ocupa en las labores de la casa.
“Es que no me puedo olvidar que algún día ellos me ayudaron, por eso tengo que hacerlo ahora”, concluyó.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @lisandroabel

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.