Regresó la fiera... (Opinión)

Regresó la fiera... (Opinión)

Para fortuna del golf, la fiera ha vuelto a tomar el bastón de mando.

14 de abril 2019 , 10:16 p.m.

El hecho que la inmensa mayoría de los golfistas en el mundo estábamos esperando desde 2008 se produjo este domingo, con la victoria en el Masters de Augusta del más grande jugador de los últimos tiempos: Tiger Woods.

El más angustioso de los juegos creados por el ser humano nos deparó una final maravillosa, histórica, en la que como nunca antes en este major, tantos jugadores durante el transcurso de la ronda final tenían opción de hacerse con la chaqueta verde.

Pero lo más importante de esta final era que la fiera estaba allí, con sus rayas brillantes, sus colmillos afilados y sus ojos avizorando el momento del acecho, embriagándonos con el aroma de su juego, sacando a relucir todas las excepcionales condiciones que otrora lo habían aupado a la cima.

Las emociones supieron a caricias de brisa fresca porque, hasta hace muy poco tiempo, por Tiger se daba muy poco, incluso porque siquiera volviera a jugar. Sus problemas con su espalda, sus rodillas y sus dificultades emocionales lo hicieron ver como una figura acabada, y, en muchas ocasiones, ese ídolo inconmensurable nos generó una inmensa tristeza.

Para fortuna del golf, la fiera ha vuelto a tomar el bastón de mando, y lo mejor de ello es que, con sus declaraciones, se nota que tiene ganas de seguir deleitándonos con sus recursos, magia e inspiración.

Pendientes estaremos de su aparición en los siguientes tres majors: el PGA Championship, que se jugará en mayo en el campo del Bethpage, en New York (donde Tiger ganó el US Open en el 2002); el US Open en Pebble Beach en junio (el mismo escenario de su victoria en el mismo torneo en 2000), y, finalmente, el Británico que estará después de 68 años en Portush, Norte de Irlanda. Ahora Tiger tiene 15 grandes por 18 del ‘Oso Dorado’ Jack Nicklaus. ¿Llegará el felino? Solo el tiempo lo dirá.

También hay que registrar con mucho agrado el regreso de un jugador colombiano que nos hizo ilusionar en sus épocas de jugador universitario. Luego sus lesiones le destrozaron su juego, pero no se entregó y este domingo obtuvo la recompensa al ganar en el PGA Tour Latinoamérica en Buenos Aires, con -14. Bravo por ello, Andrés Echavarría.

Llegando al ‘green’

GERMÁN CALLE
Para EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.