Las razones de por qué la marca de Kipchoge no será homologada

Las razones de por qué la marca de Kipchoge no será homologada

Dejó el récord de maratón en una 1 h 59 min 40 s, pero no será avalado por la World Athletics.

Eliud Kipchoge

Eliud Kipchoge

Foto:

Reuters

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de octubre 2019 , 09:49 p. m.

El keniata Eliud Kipchoge dinamitó el muro de las dos horas en un maratón (1 h 59 min 40 s), algo que solo podía entrar en la imaginación de un superhéroe, pero que él, a sus 34 años, como un ser humano superdotado, lo hizo posible, aunque no hay que engañarse, pues el registro no será homologado por la World Athletics, el nuevo nombre de la Federación Internacional de Atletismo, antes Iaaf.

Lo de Kipchoge en Viena, Austria, fue más un show publicitario, un boom de las marcas patrocinadoras, que se metieron en la cabeza que un atleta podía correr los 42 kilómetros 195 metros en menos de dos horas.

Este reto Ineos, cuyo peso recayó en la misma marca que patrocina el equipo de ciclismo de Chris Froome y el colombiano Egan Bernal, quedará para la historia, no solo por el mismo hecho de bajar de los dos minutos, tras los 42 kilómetros, sino porque los estamentos del atletismo no tendrán en cuenta es tiempo para registro mundial.

Desde hace dos años, cuando Kipchoge intentó bajar la marca mundial en el autódromo de Monza, Italia, en mayo, la Iaaf salió al paso y advirtió que no avalaría la marca si se conseguía, pues iba a ser conseguirá con “ayudas externas no permitidas”, según la entidad rectora.

En esa ocasión, Kipchoge logró un registro de 2 horas 00 minutos 25 segundos, esta última cola fue la que le sobró para cumplir el objetivo de correr los 42 kilómetros en menos de dos horas, pero al término del intento se supo que lo volverían a intentar, se estuvo cerca y había que afinar algunas cosas.

Kipchoge, su cuerpo técnico y los dueños de la idea, sabedores que no sería reconocido el tiempo, persistieron en la lucha y consiguieron su objetivo el sábado.

Soy el hombre más feliz al saber que el mensaje de que ningún humano tiene límites está ahora dentro de todos


Desde Monza, la Federación advirtió que ese intento de mejorar la marca mundial no era una competición oficial controlada ni por ellos ni por la federación del país donde se disputaba la prueba.

De igual manera, advirtieron que el recorrido no está medido y certificado por un medidor oficial y que no se tuvo ninguna competencia, pues solo era Kipchoge en busca de su hazaña.

Siempre para reconocer un resultado en una competencia oficial se necesita del control al dopaje y en el intento de Monza y ayer en Viena no hubo, el atleta no fue sometido a los exámenes respectivos.

Kipchoge aprovechó que un carro marcara la ruta, el ritmo y fue ‘ayudado por 41 liebres que rotaban su trabajo, corrían por delante de el atleta y cuando se cansaban salían del recorrido, descansaban y volvían a integrar el grupo.

Kipchoge

Kipchoge y las liebres, que salieron a descansar y volvían a ayudarle al keniata a hacer la marca.

Foto:

Reuters


Otro de los puntos claves para que la marca no sea avalada es que Kipchoge fue alimentado de acuerdo a un plan diseñado y no desde estaciones oficiales, como lo es una carrera normal.

También el ketiata utilizó unas zapatillas, las Vaporfly de Nike, controvertidas por sus efectos amortiguador.

Sin embargo, y a pesar de la negativa, para Kipchoge y los dueños de la idea el reto se cumplió, por lo que la celebración no se hizo esperar.

“Hoy soy el hombre más feliz al saber que el mensaje de que ningún humano tiene límites está ahora dentro de todos. Si crees en algo y lo llevas en tu corazón, se puede lograr”, dijo el atleta.

Y agregó: “Estaba muy cómodo desde los primeros kilómetros. Me he entrenado para esto durante cuatro meses y medio e interioricé en mi corazón y en mi cabeza que iba a correr el maratón en menos de dos horas, que iba a hacer historia y que transmitiría el mensaje positivo a todo el mundo de que el ser humano no tiene límites. Estoy orgulloso del apoyo de mi país”.

A pesar de todo, la World Athletics, en sus redes sociales, felicitó al corredor, considerando que el esfuerzo es válido.

Para la historia quedará el registro, el intento, pues Kipchoge reventó el reloj corriendo los 42.195 metros a una velocidad media más propia de un embalaje, con un promedio de 17 segundos por cada 100 metros, 2 minutos 50 segundos por kilómetros, pero tanto esfuerzo no quedará en nada, porque su marca mundial seguirá siendo el que logró el año pasado en la Maratón de Berlin, Alemania, con 2 horas 01 minuto 39 segundos.

Deportes

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.