A Óscar Rivas no le robaron el título: perdió bien

A Óscar Rivas no le robaron el título: perdió bien

El colombiano falló en su intento de ganar la faja pesada del CMB ante Dillian Whyte. Análisis.

Óscar Rivas

Óscar Rivas golpea a Dillian Whyte.

Foto:

Reuters

Por: ESTEWIL QUESADA
21 de julio 2019 , 10:53 p.m.

Al principio y al final, en esos dos trayectos, Óscar Rivas perdió la opción de ser el primer púgil colombiano en ganar el campeonato de los pesos pesados, el sábado pasado en Londres, donde los jueces, de manera unánime, le dieron la victoria tras 12 asaltos a Dillian Whyte, de Jamaica, el ahora titular interino del Consejo Mundial de Boxeo.

Al principio porque, luego de ganar el primer asalto, rompiendo guardia, entrando y saliendo por sus desventajas en estatura y alcance, fue pasivo en ataque y cedió la iniciativa, aunque avanzaba, a Whyte (ver nuestra tarjeta). De esa manera se le fueron cuatro asaltos, con Whyte ganando con el menor esfuerzo, por escaso margen, utilizando un incipiente jab que entraba de vez en cuando. Pero esa era la ofensiva.
Allí regaló cuatro puntos y quedó, en nuestra tarjeta, abajo por tres (46-49). Reaccionó en el intermedio. Dejó de ser frontal, cabeceó, y el jab no llegó, al tiempo que soltó las manos en el sexto y séptimo, descontando. Pero perdió el ocho, y la ventaja se aumentó en dos.

Entonces vino su mejor momento: el noveno. En la primera parte del episodio soltó el upper de derecha que mandó a Whyte a la lona. ¡Emparejó! Pero le faltó la explosividad acostumbrada para rematar. Whyte fue esquivo, pero el colombiano no tuvo la fórmula para darle un golpe sólido que hubiera derribado al tambaleante rival.

Y falló en el trayecto final porque repitió la misma tónica del inicio de la pelea: permitir que con casi nada, Whyte sacara leve ventaja, en el décimo y undécimo, cuando aún se le notaba en las piernas que el cuerpo estaba resentido y lo que menos quería era saber de intercambio de golpes por el riesgo de visitar nuevamente la lona. Allí se desequilibró, en nuestra tarjeta (103-105), la pelea, que se había emparejado con la caída.

Whyte quiso extender en el asalto de cierre su boxeo algo especultativo, pero Rivas, con desespero, no se lo permitió y, por poco margen, se quedó con el episodio. Este no le alcanzó para la suma total de los jueces, las tarjetas que valen, que arrojaron una decisión exagerada: 115-112 (× 2) y 116-111, todos para Whyte.

Una opción perdida por poco, sin robo alguno, que deja la esperanza de que más adelante pueda coronarse campeón completo.

ESTEWIL QUESADA FERNÁNDEZ
Editor regional de EL TIEMPO
@EstwilQ​

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.