La historia de Ronaldo, el 'fenómeno' que brilló en el Mundial de 2002

La historia de Ronaldo, el 'fenómeno' que brilló en el Mundial de 2002

El brasileño, además, fue campeón mundial en 1994 y mostró fortaleza para superar graves lesiones.

Ronaldo

Ronaldo fue el goleador del Mundial de Corea-Japón 2002.

Foto:

AFP - Archivo EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de julio 2020 , 12:21 p.m.

Ronaldo Luiz Nazario de Lima, el ‘Fenómeno’, puso fin en 2011 a una de las carreras más exitosas en la historia del fútbol tras 18 años de vida profesional en los que marcó 414 goles, ganó dos títulos mundiales, fue el mayor anotador en Copas del Mundo y se consagró tres veces como el mejor del planeta en la elección de la Fifa.

Fue una historia de títulos, récords y glorias de un atacante que en Brasil fue sucesor de leyendas como Pelé y Romario. Pero también una de polémicas, graves lesiones, altibajos y, principalmente, renacimientos.

Ronaldo superó durante su carrera dos delicadas cirugías en la rodilla que lo apartaron más de un año de la actividad, fue criticado por la prensa por su exceso de peso y por su relajada vida fuera de las canchas, sufrió una aún inexplicada convulsión antes de la final del Mundial de Francia 98 a la que se atribuye la derrota de Brasil.

(Lea también: El mapa de los 'europeos' con los que trabajará Carlos Queiroz)

En más de una ocasión en la que fue considerado acabado para el fútbol por lesiones que otros jugadores no serían capaces de superar, por bajones que habrían acabado con cualquier carrera o por su fracaso en su constante la lucha contra la balanza, el jugador nacido el 22 de septiembre de 1976 en Bento Ribeiro, un suburbio de Río de Janeiro, demostró ser como el ave fénix.

Fue eso lo que ocurrió en 2002 cuando, tras una delicada cirugía en la rodilla y contestado en su club, el Inter de Milán, se convirtió, contra todos los pronósticos, en goleador del Mundial de Corea y Japón y en el mejor jugador de la competición en la que Brasil conquistó su quinto título mundial.

Renació de nuevo al vincularse ese mismo año al Real Madrid, club en el que anotó 104 goles (su mejor campaña en un equipo) y con el que conquistó el Mundial de Clubes de 2002 y el Campeonato Español de 2003.

El fenómeno tuvo un nuevo retorno triunfal en 2009 cuando, tras su fracaso en el Milán, único club con el que no conquistó ningún título, otra complicada cirugía y un receso de más de un año, regresó a Brasil para jugar con el Corinthians y exhibir aún destellos de su genialidad.

Pese a que también pasó mucho tiempo parado por lesiones y tuvo varios altibajos, en el Corinthians fue campeón paulista y de la Copa do Brasil, título para el que fue decisivo con sus goles, incluyendo uno en la final.

Por su capacidad para resolver frente a la portería adversaria a cualquier distancia y su habilidad para dejar regados a los zagueros contrarios tras una explosiva y larga arrancada, Ronaldo también fue decisivo por todos los clubes que pasó.

Una enfermedad que sufrió en silencio

El futbolista reveló que desde hace varios años sufre de hipotiroidismo, disturbio que fue descubierto por médicos en Italia y era la causa de su exceso de peso, y desconocido hasta ahora.

(Le puede interesar: Ultimátum para el Cúcuta Deportivo: o paga o lo liquidan)

“Hace cuatro años, en Milán, descubrí que sufría de un disturbio, el hipotiroidismo, que desacelera el metabolismo y para controlarlo debería usar hormonas que en el fútbol no están permitidas, son consideradas dopaje", dijo el jugador.

El jugador añadió que "muchos ahora deben estar arrepentidos de hacer bromas con mi peso. No guardo ningún rencor con nadie". El implacable goleador no escondía las dificultades para contener las lágrimas.

En el Cruzeiro, con el que debutó como profesional en 1993, anotó un gol en cada uno de los 44 juegos que disputó y conquistó la Copa do Brasil y el Campeonato Mineiro.

En el PSV Eindhoven de Holanda, a donde se transfirió tras haber sido suplente de la selección brasileña que ganó el Mundial de 1994 en Estados Unidos, anotó 54 goles y ganó la Copa de Holanda y la Supercopa de Holanda de 1996.

En el Barcelona, club al que llegó en 1996 y en donde vivió uno de sus mejores períodos puesto que fue elegido el mejor del mundo por la FIFA en 1996 y 1997, anotó 47 goles, algunos de ellos antológicos, lo suficiente para alzar la Copa de España, la Supercopa de España y la Recopa Europea, todo en un mismo año, 1997.

En el Inter recaló tras la convulsión que sufrió en el Mundial de Francia y vivió una verdadera montaña rusa en el club milanés. Anotó 59 goles y ganó una Copa de la UEFA, pero sufrió dos graves lesiones en la misma rodilla que lo tuvieron parado mucho tiempo.

(En otras noticias: Desde Inter de Milán dieron la última palabra sobre fichaje de Messi)

Tras su exitoso renacimiento en el Real Madrid y de pasar sin pena ni gloria con la selección brasileña que disputó el Mundial de 2006 en Alemania, Ronaldo se fue del Milán, club en el que sólo anotó nueve goles en 20 partidos, tras lo cual decidió regresar a Brasil para convertirse en ídolo del Corinthians, en el que marcó 35 veces en 69 partidos.

Ronaldo puede contar además que fue el máximo goleador de los campeonatos españoles de 1996/97/2003/04, Copa América de 1999 y el Mundial de 2002.

DEPORTES
Con Efe

Más recuerdos de la historia de los Mundiales

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.