'Colombia tiene buena generación, pero no como en el 90': Roger Milla

'Colombia tiene buena generación, pero no como en el 90': Roger Milla

Fue el verdugo en el Mundial de Italia, con dos goles a Higuita. La leyenda habló con EL TIEMPO.

Roger Milla

Roger Milla fue el verdugo de Colombia en Italia 1990.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: PABLO ROMERO
23 de junio 2020 , 10:19 a.m.

En un primer momento Roger Milla dudó en dar esta entrevista. Quizás era porque sabía, y mejor que nadie, que fue un verdugo de esos que no se olvidan, uno que con sus goles quedó dando vueltas como un fantasma en la memoria de la Selección Colombia en el Mundial de Italia 90. En todo caso, el legendario Roger Milla dice que prefiere pensarlo. Se toma unos cuantos días. Luego, de repente, y cuando están por cumplirse 30 años de ese episodio –justo este martes–, responde desde el lejano Yaundé, capital de Camerún, y dice que sí, que charlemos, que regresemos a ese pasado, aunque sea doloroso para Colombia.

(Lea además: Así le fue a James en su regreso a la titular del Real Madrid)

Milla vuelve con sus palabras a ese estadio, al San Paolo de Nápoles; regresa en su mente a ese 23 de junio de 1990, cuando su selección eliminó a Colombia en octavos de final al ganarle 2-1. Se ve de nuevo con su camiseta verde oliva, el número 9 en la espalda y su pantaloneta roja. Se ve liderando una selección que puso a temblar a sus rivales (derrotó a la Argentina de Maradona y a la Rumania de Gheorghe Hagi en la primera fase).

Se ve siendo suplente en ese partido de octavos y entrando en el segundo tiempo para romper el empate y anotarle a Colombia ese par de goles en la prórroga: un martillazo al minuto 106, que a esas alturas ya era lapidario, y el otro al 109, cuando con su presencia de pantera y su agilidad de gacela acechó a René Higuita –que lo desafió muy lejos de su arco–, lo desarmó en un parpadeo y le anotó.

Y, claro, Milla también se ve en sus recuerdos celebrando junto al banderín con ese baile cadencioso que parecía una cumbia y no un ritmo africano, con una mano en el vientre, la otra ofrecida al viento y una sonrisa que en Colombia aún duele. Así era Milla, 38 años y así.

Entonces Milla, ahora con 68 años y el récord vigente de ser el jugador con más edad en anotar en un mundial (con 42 años en 1994), saca un tiempo en sus atareados oficios de exfutbolista –es embajador de buena voluntad en la presidencia de su país, ayuda al pueblo africano a través de su fundación, Heart of Africa (corazón de África), e integra el colectivo de exfutbolistas de Camerún llamado Antiguos Leones Indomables–, y se decide a hablar para esta parte del mundo, aquí donde no se considera un enemigo, donde, por el contrario, 30 años después se lo recuerda con un respeto inusual para semejante verdugo.

(Le puede interesar: Panel de periodistas elige la mejor Selección Colombia: ¿1990 o 2014?)

Roger Milla

Roger Milla en un festejo con Camerún.

Foto:

Tomada del Twitter de Roger Milla

Cuando le hablan de Italia 90, ¿qué es lo primero que le viene a la cabeza, piensa en Colombia?
Siempre estoy nostálgico con ese mundial porque fue uno de los mejores momentos de mi carrera futbolística. Había tantas emociones. Todavía recuerdo ese partido contra Colombia. Y la gente también, porque habíamos hecho historia como el primer país africano en clasificar a los cuartos de final de la Copa del Mundo. Este mundial en realidad me marcó. Sin duda es uno de los mejores recuerdos que tengo como futbolista.

Y debe de tener muy frescos los goles con los que Camerún eliminó a Colombia. ¿Cuál fue el que más le gustó de los dos que le hizo a Higuita?
El gol que más me gustó contra Higuita fue sin duda el segundo, ya que valía nuestro boleto para los cuartos de final. Pero diré que fue más importante el primero porque nos hizo bien mentalmente. Había mucho cansancio en ese momento del partido.

¿Cómo recuerda ese segundo gol? ¿Pensaba que Higuita podría fallar al salir de su arco?
No esperaba que él cometiera ese tipo de error. Yo veía sus partidos con (el ‘Pibe’) Valderrama, cuando él estaba conmigo en el Montpellier –coincidieron en el 88 y el 89–, porque la televisión francesa los transmitía. Dos de mis entrenadores, Peter Schnittger y Claude Leroy –ambos dirigieron a Camerún en diferentes épocas–, siempre me dijeron que tenía que estar muy cerca del eje y del portero. Traté de seguir sus instrucciones, y el éxito fue total contra Higuita.

Roger, debe saber que esos dos goles han sido de los más sufridos en la historia de Colombia. ¿Cómo cree que es recordado en nuestro país 30 años después?
Desde que he estado en las redes sociales (apareció en Twitter este mes), he recibido muchos mensajes desde Colombia, de los fanáticos, y la gente me felicita a pesar de lo que sucedió con su selección en el Mundial de 1990. Es un sentimiento muy fuerte. Entonces creo que en Colombia me aprecian.

(Le puede interesar: ESPECIAL: La historia de los mundiales a través de EL TIEMPO)

Selección Colombia

Selección Colombia en el Mundial de Italia.  

Foto:

Archivo EL TIEMPO

¿Cómo recuerda a esa Selección Colombia?
Era un equipo extraordinario, con jugadores de clase. Recuerdo mucho a Valderrama, que, como he dicho, era mi compañero de equipo en el Montpellier, era un jugador especial, con movimientos milimetrados. Valderrama era capaz de poner la pelota donde quería. Freddy Rincón también era muy bueno.

¿Entonces por qué ganó Camerún ese partido?
Creo que nosotros tuvimos la oportunidad de vencer a Colombia porque fuimos mejores tácticamente.

Su festejo en cada gol que le hizo a Colombia se hizo famoso, cuando bailaba en el banderín, muchos lo imitaron después...
Esa celebración continúa marcando el mundo entero. Curiosamente, debo decir que fue completamente improvisado. No sé qué me hizo celebrar de esta manera en ese instante. Fue una forma de agradecerles a los seguidores de Camerún y a todos los que me apoyaron en ese momento.

Hace poco tuvo un cruce de saludos con Higuita en Twitter. Si hoy pudiera tomarse un café con él, ¿qué le diría?
Sería un placer charlar con él. Hablaríamos de los viejos tiempos y en qué nos hemos convertido. Usted sabe, eso queda del fútbol: Higuita es mi amigo.

Roger Milla

Roger Milla tiene ahora 68 años.

Foto:

Tomada del Twitter de Roger Milla

¿Qué significó para Camerún enfrentar y vencer a la Argentina de Maradona en la primera fase?
Maradona era uno de los mejores de la época y Argentina era el campeón del mundo. No teníamos miedo porque nos habíamos preparado bien. Queríamos venir a jugar nuestra suerte a fondo, sin ser espectadores y lo logramos. Pudimos contener a Maradona, algo muy difícil porque era uno de esos jugadores que podía marcar la diferencia en cualquier momento.

¿Qué opina de la nueva generación de la Selección Colombia, la de James, la de Falcao...?
Colombia tiene una buena generación con ellos, con Falcao y James Rodríguez, pero no tienen la misma determinación que tuvo la generación de 1990. El equipo colombiano de ese entonces fue extraordinario. Con un jugador como Valderrama, que yo creo que era realmente un maestro.

Colombia tiene una buena generación con Falcao y James Rodríguez, pero no tienen la misma determinación que tuvo la generación de 1990. El equipo colombiano de ese entonces fue extraordinario


Usted también dejó un legado, a punta de goles... ¿Algún futbolista actual se parece a usted?
Es difícil de explicar. Tenía un estilo particular porque era capaz de jugar en desviación, hacer un pase gol, esquivar a los otros jugadores, etc. En realidad, hoy no hay muchos jugadores que lo puedan hacer.

¿Qué opina de los brotes de racismo en torno al fútbol? ¿Experimentó eso en su tiempo?
Sí, me enfrenté al racismo durante mi carrera, pero la verdad no le prestaba mucha atención. Cuando un jugador tenía comentarios racistas en mi contra, yo le respondía en el campo marcando goles. Los racistas son unos ignorantes. Me suscribo completamente al movimiento que está aconteciendo en Estados Unidos, porque lo que le hicieron a George Floyd es un desastre.

¿Es verdad que alguna vez quiso ser presidente de Camerún?
No lo es. Es un rumor falso. No he tenido intenciones políticas. 

(Lea también: Zanardi tiene daños cerebrales graves tras accidente)

¿Qué mensaje les deja a los colombianos que tantas pesadillas pudieron tener con sus goles?
Le envío saludos a toda la gente colombiana, a la que aprecio mucho. Mi mensaje es que al final esto sigue siendo solo un deporte. Y esa es la belleza del fútbol, que un día fuimos adversarios, pero no somos enemigos.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO​@PabloRomeroET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.