Zidane confió en James, pero el Madrid tropezó

Zidane confió en James, pero el Madrid tropezó

El colombiano fue titular en el cuadro merengue en el juego contra Mallorca.

James Rodríguez

James jugó los 90 minutos contra Mallorca.

Foto:

REUTERS/Javier Barbancho

Por: EFE
19 de octubre 2019 , 04:20 p.m.

James Rodríguez volvió a la titular del Real Madrid. Jugó los 90 minutos, pero no pudo ayudar al equipo  en la derrota contra Mallorca, 1-0 en la Liga de España. 

El Mallorca derrotó al Real Madrid por 1-0 en el estadio Son Moix con un gol del marfileño Lago Junior en la primera parte, sumando tres puntos de oro en su lucha por abandonar la zona de descenso ante un rival que perdió el liderato en la Liga -el Barça está al frente de la clasificación- y su condición de invicto.

Las ausencias de jugadores importantes, por lesión o decisión técnica, condenaron al equipo de Zinedine Zidane en Palma, donde no perdía desde la temporada 2012-2013.

También, en la derrota madridista influyó la expulsión de Álvaro Odriozola por doble tarjeta amarilla en el minuto 74. El gol de Lago Junior fue suficiente para que la afición mallorquinista, que llenó Son Moix, celebrara un triunfo, el tercero de la temporada, ganado a pulso.

El Real Madrid, con marcado acento brasileño -Militao, Marcelo, Casemiro, Vinicius en el once, y Rodrygo en el banquillo- reservó a jugadores determinantes en sus filas. Con la mente puesta en Estambul donde le espera el Galatasaray en la Champion, y obligado por las lesiones, y también por decisiones técnicas, Zinedine Zidane alineó a un once inédito en Son Moix.

En todas las líneas del líder invicto hubo novedades: Courtois, Odriozola, Militao, Marcelo, Isco, Jovic y Vinicius salieron al campo con el objetivo aprovechar la oportunidad de jugar desde el inicio del partido.

La incógnita era saber si el Real Madrid iba a perder calidad con las ausencias futbolistas tan importantes como Carvajal, Varane, Modric, Kroos, Bale y Hazard. Pero esa duda empezó a despejarse nada más ponerse el balón en circulación. El
Madrid tuvo el control del balón, se acercó con un remate de Isco, pero el Mallorca asestó el primer gol en su primera llegada al área rival.

El marfileño Lago Junior encaró a Odriozola, se perfiló hacia la derecha y engatilló un disparo cruzado que superó a un sorprendido Courtois.

El Mallorca dejó en evidencia a un Real Madrid inicialmente sin chispa, desconocido. Los bermellones llegaban siempre con peligro. En el minuto 14, el árbitro anuló un gol al croata Ante Budimir por un fuera de juego claro, que no necesitó la revisión del VAR.

James Rodríguez jugando contra Mallorca

James Rodríguez se enfrenta a los jugadores Daniel Rodríguez y Salva Sevilla durante la Liga de Fútbol Española.

Foto:

AFP / Jaime Reina

Un minuto más tarde, James impidió en última instancia el remate de Fran Gámez a bocajarro. El festival en el terreno de juego era mallorquinista, con unas gradas absolutamente volcadas con su equipo.

No se aclaraba Isco, era intrascendente James, no aparecía Benzema -aunque estrelló un balón en el larguero (min. 26)- y Vinicius seguía a lo suyo, llegando con peligro pero con la puntería totalmente desviada. Con el paso de los minutos, el equipo de Zidane fue corrigiendo errores, presionó más y empezó a relucir la velocidad endiablada de Vinicius, que cargó con un a tarjeta amarilla a su marcador, Joan Sastre.

El Real Madrid puso cerco a la portería de Reina en busca del empate en los segundos 45 minutos. Ahora sí, los futbolistas de Zidane se pusieron manos a la obra para enmendar un resultado pésimo para sus intereses y que les dejaba sin liderato, tras el triunfo del Barça ante el Eibar. El Mallorca se defendió con orden del asedio constante de un Madrid, que pese a todo, no llegaba con claridad, aun que Zidane intentó arreglarlo (min. 65) dando entrada a Valverde y Rodrygo por Jovic e Isco. James se mantuvo.

Rodrygo se situó a la derecha y Valverde jugó más adelantado, por detrás de Benzema y Vinicius. Moreno respondió con Take Kubo en el sitio de Aleix Febas y tuvo sus opciones ante un rival lanzado al ataque y que dejaba espacios atrás.

El reloj corría a favor de los bermellones, empujados por el ruido de las gradas y favorecidos, además, por la expulsión de Odriozola en el minuto 74. El lateral vasco entró a destiempo a Lago Junior -sustituido poco después- y se ganó a pulso la segunda tarjeta amarilla. Con inferioridad en el terreno de juego, los madridistas no cejaron en su empeño de igualar el marcador.

Lo intentaron de todas las maneras, pero siempre se encontraron con la respuesta firme de un Mallorca que da un paso decisivo en su lucha por salir del pozo de la clasificación.

EFE

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.