Esta es Marta, la jugadora The Best del 2018

Esta es Marta, la jugadora The Best del 2018

La brasileña ha sido elegido seis veces como la mejor futbolista del año.

Marta

Marta, jugadora The Best 2018.

Foto:

EFE

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de septiembre 2018 , 03:41 p.m.

La historia de Marta Vieira da Silva es muy dura, como la de la mayoría de los brasileños que no nacieron en la opulencia y que se tuvieron que esforzar al máximo para salir adelante. Marta nació el 19 de febrero de 1986 en Dois Riachos, municipio del estado de Alagoas (Brasil). Se crió con cuatro hermanos, en una familia humilde.

De los mayores se ‘volaba’ rápidamente, como lo hace en la cancha con sus rivales, para irse a jugar fútbol. Ellos la perseguían, porque no les cabía en la cabeza que su hermana jugara al fútbol, que se la pasara dándole patadas a un balón, en una sociedad machista, en la que este deporte ‘solo era para hombres’.

Sus padres se separaron cuando ella no había cumplido el año de vida y a su mamá le tocó trabajar para levantar la familia. Fue tan precaria la situación, que Marta solo fue a la escuela cuando tenía 9 años, pero ya sabía leer y escribir.

“Me tocó aprender por mi cuenta, tratando de leer los periódicos y una revista de aventuras que se llamaba la Pandilla de Mónica, por eso no me dio tan duro ir a la escuela”, dijo en alguna ocasión.

A los 14 años su desempeño en el campo de fútbol era sensacional. Su gambeta era indescifrable, sus movimientos nadie los podía intuir, su potente disparo era un arma mortal para las arqueras y el club Centro Sportivo Alagoano, gracias a su talento, se cansó de ganar torneos locales.

Por eso recibió la oferta de entrenar con el Vasco da Gama de Río de Janeiro. No lo dudó dos veces, se montó en un bus y en él ‘vivió’ tres días hasta llegar a Río, una ciudad que solo conocía por las imágenes de la televisión.

Se impactó con el Cristo Corcovado, con las playas de Ipanema, con las de Copacabana y con el Pan de Azúcar, pero más con las instalaciones del Vasco da Gama, su nueva casa.

“Las niñas que jugaban ahí estaban mejor preparadas que yo, pero me puse a trabajar”, recordó.

Y sí, Marta entrenaba y poco a poco se llenó de confianza y se convirtió en la mejor jugadora del club. Tanto, que cuatro años más tarde firmó un contrato para irse al exterior, más exactamente al Umea sueco, de donde saltó a la Selección de Brasil, su gran anhelo. Luego, pasó al fútbol de los Estados Unidos, a militar en Los Ángeles Sol, El F.C. Gold Pride y el Western de Nueva York, regresó a Suecia y desde el 2012 hizp parte del Rosengard hasta el 2017 cuando se unió al Orlando Pride de los Estados Unidos.

La Fifa nuevamente la nominó para el Balón de Oro este año y, este lunes, fue elegida como la mejor del mundo premio que ya había recibido del 2006 al 2009; en el 2010 fue la primera mujer en recibir un Balón de Oro, y este año fue elegida como la ‘The Best’.

DEPORTES

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.