Meluk le cuenta... (No es Messi, pero es nuestro Messi)

Meluk le cuenta... (No es Messi, pero es nuestro Messi)

Creer que a Colombia le da igual tener o no tener a James raya con la ignorancia.

AUTOPLAY
Meluk le cuenta... No es Messi, pero es nuestro Messi | EL TIEMPOMeluk le cuenta... No es Messi, pero es nuestro Messi | EL TIEMPO
Meluk le cuenta

EL TIEMPO

Por: Meluk le cuenta...
28 de abril 2019 , 11:27 p.m.

Si a James Rodríguez le duele una uña, lo pica un mosquito o se arranca un padrastro, la alarma de emergencia debe dispararse en luces rojas y en un ulular escandaloso de sirenas en la Selección Colombia. ¡Es su mejor futbolista, su crac, su alma y figura! Por eso, el que a mes y medio de la Copa América haya tenido “una molestia en el gemelo”, que apenas lo dejó estar un cuarto de hora mal contado en el empate de este domingo entre el Bayern Múnich y el Núremberg, seguro que pone los pelos de punta.

Hay una buena esperanza porque James salió caminando sin gestos de dolor y porque su técnico, Niko Kovac, dijo que su relevo fue “por precaución”, es decir, para prevenir que se lesionara. Pero ya sabemos cómo son los gemelos de James. Para él, las geniales piernas han sido un tremendo dolor de cabeza crónico. Preocupante.

Como he sostenido antes, el creer que a Colombia le da igual tener o no tener a James es una falsedad que raya con la ignorancia.

He dicho de manera repetida, limitándome a narrar los hechos y a contar las cifras, que James es el futbolista colombiano de mayor nivel y con más peso en el mundo. Además, ha sido y es referente natural de un equipo del que fue el goleador en la pasada eliminatoria, el Botín de Oro del Mundial de Brasil, y su mayor asistente de anotaciones en los últimos ocho años.

Diré, nada más, que en la pasada Copa Mundo de Rusia, James no fue titular por una fatiga muscular en el sóleo (gemelo) izquierdo y estuvo desde el minuto 13 del segundo tiempo contra Japón (derrota 2-1). Sanísimo jugó todo el partido contra Polonia, en el que fue el mejor jugador y el que más corrió de todos, el genio del triunfo 3-0. Luego se lesionó en el calentamiento del partido contra Senegal, del que salió a la media hora, y no jugó contra Inglaterra. Ya saben el fin de la historia... ¡James no es Messi, por supuesto, pero es nuestro Messi!

Ahora: supongamos que James, Dios no lo quiera, se haya lesionado con la Copa América tan encima... ¿Quién asume su rol? Quintero está descartado por su rotura de ligamentos de rodilla. Edwin Cardona surge, quizás, como primer candidato. Es figura con goles, como el espectacular misil del sábado para la clasificación del Pachuca en México. ¿Luis Díaz...? ¡Está muy verde! ¿Benedetti...? Está menos verde, pues juega en México. ¿Gío Moreno...? Si no lo llamó Queiroz para los partidos pasados y estando allá, pues... Todos ellos son buenos jugadores, pero ninguno es James. No se metan mentiras.

James es nuestro más grande e importante futbolista y no tenerlo es una ventaja tan grande como la incertidumbre que hoy existe por su “molestia en el gemelo”.

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.