Secciones
Síguenos en:
Meluk le cuenta... (Bayern Múnich, una aplanadora de presión)
AUTOPLAY
Meluk le cuenta... (Bayern Múnich, una aplanadora de presión)Meluk le cuenta... (Bayern Múnich, una aplanadora de presión).
Meluk le cuenta... (Bayern Múnich, una aplanadora de presión)

Introduzca el texto aquí

Meluk le cuenta... (Bayern Múnich, una aplanadora de presión)

El fútbol de hoy es presión, velocidad, intensidad y estado físico.

La Liga de Campeones de Europa, la popular Champions, es la belleza del fútbol, un tremendo torneo de tremendo nivel. Esta vez, la pandemia del covid-19 hizo que la Uefa inventara un formato de ‘final 8’ para terminarla, a lo Mundial por sus juegos únicos en una sola sede. Y así, la Champions también fue magnífica. No perdió ni su calidad ni su encanto. Hay que ser imaginativos y recursivos y encontrar soluciones. Un ejemplo para los dirigentes colombianos que aún no tienen fecha para reanudar la Liga y que siguen atados a una sola manera de campeonato sin saber lo que vaya a pasar con la pandemia.

Le puede interesar: (¿Dedicatoria a Neymar? El Bayern festejó con Hawái de Maluma).

Decía que la Champions es el fútbol del primer nivel en su máxima expresión. Y la final que coronó ayer al Bayern Múnich alemán 1-0 sobre el PSG francés retrata al fútbol de hoy, el que está de moda, el que está levantando todas las copas.

El principio básico de esta final eléctrica, con jugadas en las dos áreas a toda velocidad y de intensidad plena, es quizás el concepto estratégico y táctico del fútbol que hoy se impone: la presión y más exactamente la que se hace en la misma salida del rival, la que se denomina presión alta.

También lea: (¡A lo grande! Bayern Múnich, de nuevo, rey de la Champions).

Vamos por partes: presionar es incomodar al rival, acosarlo, marcarlo de cerca, ir por él, cerrarle espacios con el fin de recuperar la pelota. Un concepto estratégico que nació con el fútbol total de Rinus Michels en la Holanda de los años 70.

Ahora, la presión alta se refiere al lugar del campo en el que se hace la presión. ¿Recuerdan ustedes la famosa Selección Colombia de los 90 dirigida por Francisco Maturana que tenía como sello su presión a los costados para evitar que le levantaran centros? Pues bien, la presión alta es ir a buscar la recuperación del balón efectiva desde la misma salida del rival, ya sea en su propia área o sus inmediaciones en un tiempo muy corto para quedar muy cerca de la portería contraria e intentar así anotar.

Este Bayern Múnich, dirigido por Hansi Flick, es una aplanadora de presión que avasalla a sus rivales, que no los deja respirar, que va por la pelota como el león hambriento tras un ciervo.

Hansi Flick

Hansi Flick, técnico del Bayern Múnich.

Foto:

Efe

Esta llamada presión alta que hacen todos los grandes equipos del momento, como el Liverpool, campeón de la Champions del año pasado, es una nueva manera de entender el popular concepto de que la mejor defensa es el ataque, pues la recuperación de la pelota (principio defensivo) se hace de manera activa, en busca de ella y desde la mismísima salida del contrario. Es una defensa al ataque.

Le recomendamos: (La imagen de la final de la Champions: Neymar se quiebra en llanto).

Hacer eso siempre, sin pausa, de manera constante, una y otra vez a lo largo del partido, sin freno, es la intensidad. Y para hacer eso con efectividad se necesita de un gran estado físico: Bayern Múnich amanece como rey de Europa tras jugar tres partidos a todo ritmo, a toda intensidad, a toda presión en 10 días.

Un señor equipo de fútbol, con unas inmensas individualidades que van desde el porterazo Manuel Neuer (una especie de reencarnación de Seep Maier) hasta el temible goleador Robert Lewandowski.

Bayern Múnich

La felicidad de los jugadores de Bayern Múnich al ganar la Champions League.

Foto:

AFP

Un tremendo campeón, un merecidísimo campeón, un equipazo hecho para ser campeón de todo: Bundesliga, Copa de Alemania y Champions.

El fútbol de hoy es presión, velocidad, intensidad y estado físico.
Hoy celebra con justicia el poderoso Bayern Múnich, una aplanadora de presión.

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
​En Twitter: @MelukLeCuenta

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.