'Hay varios tipos de violencia en el contexto del fútbol'

'Hay varios tipos de violencia en el contexto del fútbol'

ONG analiza cómo ha sido esta problemática del balompié argentino durante los últimos años.

Barras de Independiente de Argentina

Al menos 14 personas vinculadas al River fueron presas y se realizaron más de 30 allanamientos a integrantes de barras bravas en los que se incautaron armas y dinero.

Foto:

Reuters

Por: María del Mar Quintana Cataño - ELTIEMPO.COM - APP
30 de noviembre 2018 , 02:11 p.m.

La final River vs. Boca se acerca y los ojos están puestos en Argentina. El país suramericano ha vivido días intensos de conflicto luego de que jugadores del cuadro 'xeneizes' fueran atacados por hinchas del 'millonario' con piedras, cuando se disponían a ingresar al estadio Monumental, para disputar la final de la Copa Libertadores.

La solución: la Conmebol decidió, luego de días de zozobra, trasladar la final al estadio Santiago Bernabéu, en Madrid (España). 

Esta decisión devela una importante realidad en el fútbol argentino: la violencia en dicho deporte permea las calles del país y no está siendo atacada de manera debida por el Gobierno y los diferentes actores alrededor de ella.

Para entender mejor sobre lo que la violencia en el contexto del fútbol ha representado para Argentina, ELTIEMPO.COM - APP habló con Diego Murzi, integrante de Salvemos Al Fútbol, una ONG que desde 2006 lleva investigando el fútbol argentino y que esta semana lanzó los resultados de su investigación “Hacia un mapa de la violencia en el fútbol: Actores, dinámicas, respuestas públicas y desafíos en el caso de Argentina”.

En el producto se analiza un corpus de “episodios de violencia” en el fútbol profesional argentino entre los años 2006 y 2017 a partir de un relevamiento de datos propio. Dicho corpus se sustenta en las informaciones publicadas en sitios de internet acerca de los incidentes ligados al fútbol reflejados en los principales periódicos nacionales, así como en el archivo de la ONG.

¿Cuál es el objetivo de la investigación?

El objetivo consiste en presentar un mapa de las formas en las que ha manifestado la “violencia en el fútbol” en la última década, y comentar, en paralelo, las respuestas de políticas públicas de seguridad deportiva que han intentando reaccionar frente a hechos trágicos.

Es un artículo que hace parte de mi tesis de doctorado y es una investigación que se ha hecho sobre datos cuantitativos. La realidad es que en Argentina no existen datos públicos del Estado, no se han recopilado.

Además, en el país las soluciones que se buscan para mitigar la violencia en el fútbol están ligadas al marco legal y el castigo, pero no existe un trabajo de prevención, lo que devela también una falta de diagnóstico sobre lo que sucede y por ende, todo se resuelve por medios policiales y se piensa en términos de delito.

Es por lo anterior que mi compañero Fernando Seguro Trejos, sociólogo, y yo, decidimos hacer este trabajo.

Final Libertadores

Boca empató 2-2 con River Plate en la final de ida de la Copa Libertadores

Foto:

AFP

¿Cuál fue el punto de partida y qué encontraron?

Una de las cosas que empezamos a hacer en la ONG fue a llevar la cuenta de las personas que murieron o que mueren en eventos relacionados a la violencia en el fútbol. Que también era una forma de visibilizar el problema. 

Luego tratamos de no pensar la violencia en el fútbol únicamente desde las acciones de las barras bravas, que son un lugar común cuando se piensa en este tema. Esto ocurre en todos lados, en Latinoamérica es muy fuerte y en Argentina es muy concreto.

Entre todos los hechos de violencia que pudimos contabilizar desde el 2006 al 2017, la barra brava estaba presente en más o menos el 60 por ciento de los casos, porque no está claro siempre si efectivamente esto es así.

Observamos el discurso que ya se ha homogeneizado en los medios de comunicación y en el Estado, y que se refiere a que los violentos son solo miembros de las barras bravas. Pero nosotros decimos, ¿dónde está el otro 40 por ciento de actores que participan en la violencia en el fútbol? ¿quiénes son?

A partir de ahí comprendimos que la violencia en el fútbol no es única, no es  de un solo tipo y no corresponde exclusivamente a una persona golpeando a otra. Hay otros tipos de violencia: directa, simbólica, institucional, machista y discursiva, entre otras. 

La violencia en el fútbol no es única, no es de un solo tipo y no corresponde exclusivamente a una persona golpeando a otra.

¿La solución está en regular a las barras bravas?

Regular a las barras bravas se ha intentado desde siempre, pero ello choca con la dificultad de definirlas como tal. Existe la percepción común de que una barra que es un grupo de hombres entre los 18 y 50 años que tienen prácticas violentas y que asisten a las tribunas populares, entre otras caracterizaciones. Pero para mí es difícil generar una figura jurídica que pueda definir el contorno concreto de lo que es una barra brava y de quiénes son los que la componen.

Existen chicos que tienen 15 o 16 años y que por algún período de sus vidas, que puede ser de unos pocos meses, van a la cancha con las barras bravas, pero ni siquiera participan en los negocios de la barra y quizá tampoco en algún hecho violento. La pregunta es ¿estos chicos también son barras bravas?

Por otro lado, en la medida en que estas personas no cometan un delito, es difícil tipificar la figura de barra brava. En argentina existe la figura de asociación ilícita, y eso es lo máximo que se puede llegar para pensar jurídicamente en las barras bravas. 

Barras bravas en Colombia

En Colombia también se presentan varios tipos de violencia en el fútbol. En los clásicos de ‘alto riesgo’ la Policía envía hasta 3.000 uniformados para evitar posibles enfrentamientos.

Foto:

Leonardo Castro / Archivo EL TIEMPO

¿La investigación va más allá de la violencia dentro de los estadios?

En eventos deportivos, pero después ampliamos la investigación a sucesos que no solamente están circunscritos a los estadios de fútbol, sino también en eventos relacionados simbólicamente al fútbol.

Esto significa que si una persona murió asesinada por una pelea entre barras bravas, pero en lugar de morir dentro del estadio fue a diez cuadras de él, también lo contabilizamos. Si una persona fue asesinada cuando iba rumbo al estadio por un grupo de aficionados de otro equipo, también es una víctima de la violencia en el fútbol.

En la cultura futbolística de Argentina perder equivale a ser humillado y está bien visto ganar a cualquier precio

¿La investigación encontró posibles causas?

Creo que eso no tiene una respuesta simple. Para mí hay dos cuestiones: la primera es la propia cultura del fútbol que existe en Argentina. Aquí la violencia es un elemento legítimo dentro del mundo del fútbol y no solamente para las barras bravas o para los hinchas, sino también para todo el resto de los actores. 

En la cultura futbolística de Argentina perder equivale a ser humillado y está bien visto ganar a cualquier precio; el rival está siempre pensado como un enemigo; hay cuestiones de masculinidad asociadas al fútbol; el que gana una pelea de hinchas es macho y el que la pierde es 'puto'; en los cantos de las hinchadas permanentemente se está diciendo que se va a matar al rival, que se lo va a someter sexualmente; hay toda una atmósfera de violencia que por más de que la violencia no se manifieste, está siempre latente en el fútbol argentino.

Hay un antropólogo que se llama Eduardo P. Archetti, fundador de los estudios sociales del deporte en América Latina. Él analizó las publicaciones deportivas de los años 20, 30 y 40, y decía que en el fútbol siempre convivieron la dimensión trágica con la dimensión carnavalesca. Por un lado la fiesta y por el otro el fútbol visto como algo de vida o muerte. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, el componente trágico ha ido primando sobre el festivo.

Violencia y disturbios que han opacado el superclásico River-Boca en el pasado
Foto:

AFP - Captura de Youtube

Si bien siempre han existido prácticas violentas en el contexto fútbol, creo que se han acentuando en las últimas décadas sobretodo, y ahora te doy el segundo factor, a partir de la emergencia de lo que sería el fútbol espectáculo, del crecimiento del fútbol como actividad creadora de valor. Esto sucedió en todo el mundo en la década de los 80, pero bien claro en los 90 y el 2000, y sigue creciendo. Un ejemplo de ello es fijarse en el precio que pagaban los equipos por un jugador en 1980 y cuánto vale hoy, son cifras que no tienen sentido.La cuestión del negocio también está latente.

En Argentina lo que pasó fue que, a partir de los años 90, las barras bravas también empezaron a participar en el mundo del delito, es decir, en otras actividades que no tienen que ver con el fútbol. Eso también complejizó la cuestión porque dotó de más poder e importancia a las barras y desarrolló una dimensión violenta más fuerte.

¿Cómo se vive el fútbol en Argentina hoy en día?

La convivencia se hace cada vez más difícil. Cada vez hay menos posibilidades de coexistencia entre las barras, pero no sabemos si eso surgió del fútbol o si es que el fútbol lo refleja, lo potencia o lo multiplica, pero lo cierto es que años atrás la tolerancia frente al que usaba una camiseta diferente a la mía era mayor. 

Alrededor de esto está también la principal política pública de seguridad deportiva de Argentina de la última década que es la previsión de un público visitante. En Argentina hace cinco años que para los partidos de alguna división, el público visitante no puede ir a la cancha, entonces esta idea de la imposibilidad de la convivencia de alguna forma está siendo respaldada por el Estado. el mensaje es:
ustedes no pueden compartir un espacio físico si tienen camisetas distintas.

El problema es que hay generaciones que ya están creciendo con esa idea, la tienen incorporada. No sé en qué momento dejamos de estar preparados para atender esta situación, tampoco sé si ahora estamos preparados o no, pero lo que sí veo es que hay mucha gente que ha interiorizado esa idea de que no puede compartir un espacio físico con una persona que tiene un interés distinto a ella, en este caso el ser hincha de otro equipo.

También se debe tener en cuenta que en Argentina el fútbol es una manifestación cultural central. Todo lo que pase en el fútbol tiene rebote en otros lados y viceversa. Basta con ver quién es el presidente de Argentina, una persona cuyo mayor capital político lo hizo en un club de fútbol.

Hinchas de River Plate

Fuerza pública en Argentina custodiando a hinchas del River Plate.

Foto:

AFP

¿Está Macri ahondando la violencia en el fútbol argentino?

El fútbol siempre ha estado permeado por la política. Desde Perón, pasando por la dictadura y los gobiernos democráticos. Como es un tema central y popular, en realidad los gobiernos no pueden ser ajenos al deporte. Por ejemplo, a Cristina Fernández no le interesaba para nada el fútbol y sin embargo fue importante durante su gestión con el programa de 'Fútbol para todos'.

Yo lo que creo es que Macri siempre ha transitado por lo que tiene que ver con el fútbol, pero desde su posición burguesa y siendo hijo de un empresario cuyos nexos con clubes de fútbol son su único anclaje a lo popular. El problema es que, desde que es presidente, lo hace de forma irresponsable.

Hace pocos días Macri se refirió a la final entre River y Boca con declaraciones que, en lugar de calmar los ánimos, que ya venían encendidos por la magnitud de este partido, atizaron el fuego. Una de estas declaraciones fue: "el que pierda este partido va a tratar 20 años en recuperarse". Esto se traduce en que es un partido de vida o muerte, y así terminó.

Después dijo que el entrenador de River era un "culón", lo que significa que es una persona con mucha suerte, cuando digamos que en realidad es un entrenador que viene consiguiendo éxitos de hace 4 años. 

María del Mar Quintana Cataño
ELTIEMPO.COM/APP
@Miradelmar

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.