Meluk le cuenta... (Quintero ha hecho su destino)

Meluk le cuenta... (Quintero ha hecho su destino)

Le ha ido mejor como suplente, rematando partidos, como arma de cambio, como estocada final.

Meluk le cuenta: Quintero ha hecho su destinoLe ha ido mejor como suplente, rematando partidos, como arma de cambio, como estocada final.
Meluk le cuenta

EL TIEMPO

Por: Gabriel Meluk
09 de diciembre 2018 , 11:39 p.m.

Si los dioses del fútbol existen, seguro que tocaron a Juan Fernando Quintero. Pareciera que algo sobrenatural, con fuerza y poder inevitable e ineludible, lo guiara por un destino maravilloso de goles inolvidables y momentos fantásticos.

Ahora, como ya le había pasado, se levantó de las sillas de los suplentes y entró a la cancha de uno de los templos sagrados del balón, el Santiago Bernabéu de Madrid,
a los 12 minutos del segundo tiempo, cuando su equipo, River Plate, perdía con Boca Juniors 0-1 la final de la larga y aplazada Copa Libertadores de América.

Y por ese don, que insisto debe ser un capricho de las deidades de la pelota, Quintero hizo que lloviera el maná del triunfo del cielo rojo y plata de River: con la magia de su pierna zurda participó en la jugada del empate, anotó un fantástico gol con un remate de humo a borde de área y fabricó el contragolpe en relámpago del definitivo 3-1 para ganar el superclásico argentino más importante de todos los siglos de los siglos...

Quintero, de 1,68 metros de estatura, que cumplirá 26 años en enero y a quien muchos sabios del juego lo descalificaron por gordito y cantar reguetón en su natal Medellín, ya lo había hecho: en el Mundial de Brasil-2014 también fue suplente, el más joven de la Selección Colombia; el Mozart del equipo que enloquecía a Costa de Marfil con sus goles, sus pases y sus gambetas.

Ya lo había hecho: en el Mundial de Rusia hace menos de medio año también era suplente y le tocó asumir por las lesiones de James y fue su socio de oro cuando se juntaron contra Polonia. Le hizo un gol a Japón. “Crac, sos un crac”, le gritó a él –y al mundo– el técnico Pékerman. Quintero es eso, un crac que desde un aparente rol de actor secundario termina siendo el protagonista magnífico y brillante.

Quedarse en el destino es una explicación bonita y emotiva, pero corta, pues la vida es una espiral de causas y hechos, una cadena de eslabones de acciones y reacciones que la construyen
. Así, Juan Fernando Quintero –¡Quinterito, no; nunca más!– es uno de los constructores de juego más claros y geniales del fútbol colombiano al que le fue en River mucho mejor como suplente, rematando partidos, como arma de cambio, como estocada final.

Es curioso: un crac de su condición, al que ayer el mismísimo Falcao, eufórico, le gritaba por Instragram: “¡Juan Fernando Quintero: todo lo que está bien en el fútbol. Entraste a resolver, papá!”, le ha ido mejor como suplente que como titular en este River y en la Selección Colombia.

Marcelo Gallardo, su técnico en River, ha explicado el porqué de su decisión. Ya lo dijo: “Es una de nuestras variantes, es un jugador que entra fresco y nos da la posibilidad de abrir un partido cuando el rival baja la guardia. Puede que le toque jugar de entrada y que, por la agresividad del rival, no sea lo mismo. No solo le pasa a él sino a muchos jugadores que ingresan y cambian el partido”.

Juan Fernando Quintero tiene un pie de seda rápido y preciso para el pase de primera, para tejer la trenza, para hacer la pared y levantar el muro de juego asociado; un cerebro mágico y punzante cuando deja de cara al gol a sus compañeros y una pierna que convierte en bala o paloma la pelota cuando remata a gol.

Quintero, un crac que ha hecho su propio destino: triunfar.

Meluk le cuenta…



GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.